Pack Furminator para gatos de pelo corto

Artículo No. FURT691607
Puntuación clientes: 5 de 5

Pack Furminator para gatos de pelo corto

Artículo No. FURT691607
Puntuación clientes: 5 de 5
Solo recogida en tienda
Este producto no está disponible para envío a domicilio pero puedes recogerlo en cualquier tienda Kiwoko sin costes de envío.
Pack Furminator que incluye cepillo, spray y toalla para gatos de pelo corto
35.99€
Disponibilidad:
  • Este producto no está disponible
Información de Envío

Características

Entrega

  • Solo Recogida en Tienda: false

Detalles

Pack con cepillo, spray y toalla para gato

Si por algo destaca Furminator es por su alta calidad. Se trata de un cepillo ergonómico especialmente diseñado para retirar el pelo sobrante de nuestro gato de pelo corto. Su mango ergonómico nos asegura una sujección correcta. Y sus puas eliminarán un 90% del pelo sobrante de nuestro gato, sin causarle ningún daño y sin que le afecte de ninguna manera (en todo caso, a algunos gatos les gusta el contacto con las púas del cepillo, pero como sabemos cada gato es distinto y puede o no gustarle). En cualquier caso se puede sujetar al gato con una mano y cepillar con la otra, pues se trata de un cepillo fácil de sujetar.

Para retirar el pelo del cepillo, cuenta con un botón trasero que retira de manera instantánea el pelo que queda acumulado.

El pack añade también una pequeña toalla, perfecta para los momentos al salir del baño y para retirar el exceso de agua.

Incluye además un spray con un leve aroma, útil para eliminar los malos olores y dejar una sensación refrescante. Se trata de un spray enriquecido con aceite de semillas de arándanos y glicerina que además ayuda a evitar la caída del pelo, por lo que favorece que nuestra mascota no ingiera pelo y deja un aroma y una sensación muy fresca.

Para utilizar el cepillo, el pelaje debe estar completamente seco, ya que su uso con el pelo mojado no sólo no es recomendable sino que dificulta el proceso. Se debe utilizar en el sentido en el que el pelo crece, ya que de esta manera no haremos daño a nuestra mascota y el proceso será más efectivo. Una vez el cepillo se llene de pelo, limpiamos y repetimos el proceso, con movimientos largos y sin insistir en la misma zona, ya que en tal caso podemos retirar pelo en exceso. Es recomendable utilizar una o dos veces por semana (según la época del año) durante unos 10 o 20 minutos según la cantidad de pelo de nuestra mascota.