¿Qué cuidados especiales necesita tu conejo durante el invierno?

¿Qué cuidados especiales necesita tu conejo durante el invierno?

Si tienes un conejo, cada vez que se acerca el invierno, tendrás que hacer algunos cambios con respecto a los cuidados de tu mascota para que pase los meses más fríos de una manera cómoda y segura. En este post te vamos a contar cómo cuidar a tu conejo en invierno.

Consejos para cuidar a tu conejo durante el invierno

En la naturaleza, los conejos viven en madrigueras subterráneas, que los protegen de las temperaturas más bajas, la lluvia y la nieve. Los conejos domésticos que viven en la terraza o el jardín necesitarán que los protejas para que no se enfríen o sufran a causa del cambio de las estaciones.

Invierno en la conejera

Los conejos pueden lidiar con las temperaturas más frías de los meses de invierno de manera segura y cómoda, siempre y cuando tengan un hogar cálido y cómodo para protegerse. Es posible que ya tenga su conejera resguardada, pero si no, deberías hacerte con una durante los meses de invierno para protegerlo de las inclemencias del tiempo.

Los siguientes consejos también son importantes cuando la conejera se mantiene en el interior.

  • Revisa el techo de la conejera. Para asegurarte de que sea hermética e impermeable y esté en buen estado. Las juntas de madera y los entarimados deben estar secos y no mostrar marcas de manchas de agua que puedan indicar que la lluvia se está filtrando por debajo del techo.
  • Asegúrate de que todas las paredes del conejero también estén en buenas condiciones, y que están barnizadas contra la lluvia, ya que el techo no es la única área que puede permitir que la humedad y la lluvia penetren en la casita de tu conejo. Revisa dentro y fuera del cobertizo cuidadosamente para detectar cualquier signo de entrada de agua.
  • La humedad también puede entrar desde abajo, así que asegúrate de que la conejera está siempre elevada desde el nivel del suelo para permitir la libre circulación de aire y evitar la humedad por capilaridad.
Caseta de madera para conejos Ferplast

Caseta de madera para conejos Ferplast

Control de la temperatura

Aunque la casa de tu conejo debe estar ubicada en un lugar libre de corrientes de aire, debes prestar especial atención a las puertas y asegurarte de que su refugio está lo suficientemente aislado y cómodo para tu conejo a medida que bajan las temperaturas.

Puedes comprar una cubierta especial para su jaula y proteger la casa de su conejo o hacer su propia versión de bricolaje usando cubiertas de plástico o lona impermeable resistente a la intemperie.

Recuerda que el aire fresco y la buena ventilación son importantes para tu conejo, por lo que tendrás que diseñar la cubierta para protegerlo de los vientos fríos y fuertes, al mismo tiempo que te aseguras de que tu conejo está recibiendo suficiente aire.

También tienes que considerar aislar el suelo de la zona donde duerme tu conejo con un lecho grueso que cambies regularmente, ¡y un extra de paja para que se acurruquen en ella!

Bebida y comida

Revisa su botella de agua varias veces al día para comprobar que no está demasiado fría.

Los conejos necesitan consumir más alimentos en invierno que durante los meses más cálidos, para mantener su temperatura y condición corporal. Ten esto en cuenta cuando le des su ración diaria de alimentos y heno.

Bebedero Ferplast

Bebedero
Ferplast

Home Friends Heno 500 g para roedores

Home Friends Heno 500 g
para roedores

Alimento Premium para Conejo Adulto Gama Kiwoko

Alimento Premium para Conejo Adulto
Gama Kiwoko

Salir a hacer ejercicio

Tu conejo necesitará estirar las patitas y correr durante los meses más fríos, así que intenta sacarlo durante las horas más cálidas del día en lugar de las primeras horas de la mañana y de la noche. Deja que tu conejo use una habitación de la casa u otra zona interior para hacer ejercicio.

Durante la preparación para el invierno, los conejos se despojan de su pelaje más ligero y les crece una capa de pelo más gruesa para protegerse del frío. Esto proporciona un aislamiento vital para los conejos que se mantienen al aire libre durante todo el año, así que vigila la temperatura de cualquier habitación interior a la que lleves a tu conejo, ya que puede acalorarse demasiado si la calefacción está encendida.

Además, los conejos que pasan mucho tiempo en el interior no se desarrollan ni conservan el pelaje más grueso que necesitan para el invierno. Demasiado tiempo en el interior puede hacer que tu conejo no esté preparado para los caprichos del clima externo. Por lo que durante estos meses evita mover tu conejo para mantenerlo cómodo y saludable.

Recuerda que los conejos no hibernan en clima frío. Si tu conejo parece estar apático o somnoliento, esto es una señal de mala salud y requerirá atención veterinaria.

Recuerda que en nuestras tiendas Kiwoko hay todo lo que necesitas para que tu conejo pase el invierno sin problemas. Además, si tienes alguna duda nuestros profesionales estarán encantados de ayudarte.

Etiquetas:
,