¿Qué hago si mi perro tiene miedo a ir al veterinario?

¿Qué hago si mi perro tiene miedo a ir al veterinario?
Uno de los mayores miedos y las fobias más comunes entre los perros es la temida visita al veterinario. ¿Por qué? Normalmente lo asocian a malas experiencias: olores que no conocen, son sujetados por un extraño, vacunas, análisis de sangre...Y esto les resulta traumático. Así que intentamos ayudarte y en este post te contamos qué puedes hacer para superar o reducir el miedo al veterinario de tu perro.

Cómo hacer que tu perro no tema las visitas al veterinario

Aunque no lo creas, el miedo al veterinario puede ser bastante fácil de vencer con un poco de tiempo y esfuerzo. Incluso si el miedo no se ha erradicado por completo, es posible aliviar gran parte de la ansiedad de tu perro. A continuación, te damos algunos consejos que pueden ayudar a que la próxima visita de tu perro sea mucho más fácil:
1

Familiariza a tu perro con la consulta veterinaria

Haz varias visitas sociales al veterinario. Como norma general, el único momento en que los perros van al veterinario es cuando están enfermos o cuando llega la hora de la vacuna. Intenta ir varias veces sin que pase nada, como a pedir cita, preguntar algo en la recepción, etc. Pídele al recepcionista que le dé a tu perro alguna golosina y alguna caricia.
2

No fuerces a tu perro

Lo normal es que vayas cuando ya te han dado una cita, así que una buena práctica puede ser darle un paseo antes de llegar a la clínica para que libere tensiones. Evita arrastrarlo hasta la puerta y ve con tiempo para que se sienta cómodo, a medida que vaya acercándose por sí mismo a la puerta ofrécele premios y caricias.
2

Practica los exámenes veterinarios en casa

Parte de lo que hace que las visitas al veterinario sean tan aterradoras es que tu perro no está acostumbrado a que lo manipule un extraño ¡y menos de esa manera! Puedes acostumbrar a tu perro a este tipo de manipulación practicando en casa. Revisa sus orejas, súbelo a una mesa y sujétalo, mírale los dientes... Todo esto con mucha delicadeza, suavidad, y como siempre, una buena dosis de premios y mimos.

¿Y si todos los consejos para evitar el miedo al veterinario de tu perro no funcionan?

Aún haciendo todo lo que te hemos comentado anteriormente, para algunos perros no va a ser suficiente. En estos casos se puede recurrir a otro tipo de solución.

Acude siempre al mismo veterinario

Es posible que esta solución pueda ayudar a que tu perro se sienta más cómodo si siempre ve a la misma persona cariñosa que le premia con snacks y con halagos cuando se porta bien. En estos casos, lo más cómodo y económico es contar con un plan de salud para tu mascota te quedarás más tranquilo al saber que tu perro va a estar siempre atendido por unos expertos profesionales.

Medicación contra la ansiedad

Aunque sea el último recurso, algunos perros tienen tanto miedo del veterinario que la medicación es la única opción. Lógicamente esto tendrá que valorarlo tu veterinario y si opta por hacerlo así, le recetará algún producto relajante para que se lo des en casa antes de ir a la clínica.
 Calmante natural para gatos y perros Multiva Calming
 Calmante natural
 Difusor con recambio Adaptil para perros
   Difusor con recambio
Como con cualquier miedo o fobia, es importante saber que la mayoría de los perros no superarán inmediatamente el miedo al veterinario. Así que cárgate de paciencia y muéstrate constante en tu esfuerzo por superar este miedo. Habla con los veterinarios y el personal de nuestras clínicas veterinarias Kivet, haréis un trabajo en equipo y será bonito compartir los buenos resultados en conjunto.
Etiquetas:
,