Pez Colisa Chuna: características y cuidados

El Colisa Chuna (Trichogaster Chuna) es un pez tropical que procede de las zonas marítimas de Asia Meridional. Destaca por sus escamas coloreadas que pueden ser rojas o amarillas. Puede ser una especie muy interesante para tu pecera, pero hay que conocer bien los cuidados que necesita para que se sienta a gusto y pueda convivir con el resto de peces del acuario.

Aunque no lo parezca, los peces de acuario son muy sensibles a las alteraciones de su entorno. Es importante que cuando crees un acuario, conozcas bien los peces que vas a introducir. Tienes que saber si van a adaptarse, con qué periodicidad van a comer, cómo se reproducen y si van a poder convivir bien con las demás especies. El Colisa Chuna, también conocido como Gourami Miel, requiere una serie de cuidados sobre todo relacionados con el mantenimiento del acuario.

Las características del Colisa Chuna

El Colisa Chuna habita en aguas mansas, es decir, tranquilas y apacibles, aunque también se puede encontrar en arrozales. Geográficamente se ubica en Assam, un territorio fronterizo entre el noreste de la India y el suroeste de Bangladés.

Puede medir entre tres y cinco centímetros de largo y tiene una esperanza de vida de entre dos y cuatro años. Su cuerpo es un tanto redondeado y en la parte superior de su vientre tiene dos barbillones o bigotes que utiliza para detectar alimento y determinar si es algo comestible o no. Esas finas extremidades sensoriales tienen una longitud de aproximadamente la mitad de su cuerpo.

En cuanto al color, hay distintas variedades que van desde el amarillo hasta el rojo, pasando por el naranja. Sin embargo, el color del Colisa Chuna no es uniforme, ya que en el tercio inferior suele ser un poco más oscuro. Los ejemplares rojos, por su parte, tienen la aleta dorsal de color amarillo. También hay diferencias en cuanto al sexo. Los machos son más brillantes que las hembras.

Cuidado y mantenimiento

Los acuarios pueden ser de entre 10 y 300 litros y la altura del agua debe estar a unos 15 centímetros. El Colisa Chuna suele estar cerca de la superficie del agua. Si los quieres en tu pecera deberás adaptar la vegetación. Esta debe ser densa, con biotopos pequeños pero con variedad de plantas.

El agua de la pecera debe estar limpia, con un pH entre el 6,5 y el 7,8. Eso significa que el agua debe estar prácticamente pura. Si cuentas con sistemas de filtrado y purificación, mucho mejor. Lo más recomendable es introducirlos en la tercera semana, pero para ello es importante tener el hábitat en las condiciones óptimas. Con respecto a la convivencia con otras especies, no tienen problema en convivir con peces pequeños o medianos, ya sean borrachitos, tetras o cebras.

Esta ficha del Colisa Chuna resume cómo debes adecuar tu acuario para esta especie de pez:

IntroducciónA la tercera semana
DimensionesEntre 10 y 300 litros
TemperaturaEntre 24 y 28 grados
pH6,5 - 7,8
VegetaciónDensa. Biotopos pequeños y muchas plantas variadas.
Otras especies con las que puede convivirTetras neones, Tetras cardenales, Borrachitos y Cebras.

Reproducción y comportamiento

El pez Colisa Chuna es comunitario y, por lo general, no suele ser muy territorial, aunque puede que de forma ocasional se dé una reyerta entre machos. Que estén tranquilos y sin estrés depende de si disponen del espacio suficiente para asentarse y reproducirse. Lo ideal es tener un grupo de dos machos y tres o cuatro hembras. Aunque es un pez fácil de cuidar, no lo es tanto la reproducción.

Para que la fecundación sea ideal, es conveniente separar al macho y a la hembra unos días antes y que estén bien alimentados. Por lo que se sabe, los machos de Colisa Chuna son un poco acosadores en el cortejo. Los alevines tardarán unos 4 días en nadar por sí solos y, mientras estén creciendo, se recomienda aislarlos y bajar el nivel del agua a unos pocos centímetros, cinco como mucho.

Alimentación

La alimentación del Colisa Chuna debe ser rica y variada, y no basta con darles de comer una vez al día. Si te decides por granulados, es importante que te fijes bien en la composición y que compruebes bien si es apto para peces tropicales. 

También se alimentan de larvas de mosquito. Los alevines pueden comer artemia, un tipo de crustáceo, pero debe ser a partir de su segundo día de vida.

En Kiwoko encontrarás todo lo que necesitas para alimentar y cuidar de tus peces, desde comida hasta toda clase de productos para el mantenimiento del agua del acuario.