Todo sobre el hipotiroidismo en perros

¿Has oído hablar alguna vez sobre el hipotiroidismo en perros? Se trata de una enfermedad crónica que cursa con diferentes síntomas y que puede afectar a la salud de tu peludo. Lo bueno: es fácil de tratar.

A continuación te contamos todo lo que debes saber sobre esta enfermedad de la tiroides en perros: qué la causa, cómo identificarla, qué consecuencias tiene y cuál es su tratamiento.

¿Qué es el hipotiroidismo canino?

Es una enfermedad que aparece cuando la glándula tiroides produce una cantidad de hormonas tiroideas menor de la que debería. El déficit de la hormona T4 o tiroxina, encargada de regular el metabolismo del perro, tiene consecuencias negativas en el funcionamiento del organismo.

¿Qué tipos de hipotiroidismo podemos encontrar en los perros?

  • Primario: se produce por una atrofia en la glándula tiroides de origen idiopático o por una tiroiditis linfocítica, autoinmune o de Hashimoto.
  • Secundario: se produce por una malformación, un tumor o un traumatismo en la hipófisis, por un déficit de yodo o por abusar de medicamentos glucocorticoides. 
  • Congénito: perros que ya nacen con la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas del hipotiroidismo en perros?

La falta de hormonas tiroideas afecta a todo el organismo por lo que pueden aparecer síntomas de todo tipo.

  • Síntomas principales: aumento de peso, letargo, debilidad, anemia, inmunodepresión, colesterol alto y estreñimiento.

También pueden aparecer otros síntomas más específicos como los que indicamos a continuación:

  • Síntomas neurológicos: Cabeza inclinada, parálisis facial, debilidad en las patas, cojera, problemas de equilibrio, ataxia, convulsiones.
  • Síntomas cardiovasculares: Frecuencia cardiaca lenta o anormal, aterosclerosis.
  • Síntomas oculares: Úlceras en la córnea, distrofia corneal, movimientos oculares anormales, inflamación de los párpados.
  • Síntomas dermatológicos: Pérdida de pelo bilateral y simétrica, piel seca, gruesa e inflamada, seborrea, lesiones con pus, irritación, pelo seco y débil.
  • Síntomas reproductivos: ausencia del celo, mamas más grandes en machos, secreción de leche en hembras, infertilidad.

Además, se pueden apreciar cambios en el comportamiento como miedo, timidez, hiperactividad, conductas compulsivas y episodios de agresividad.

En los casos de hipotiroidismo congénito el síntoma más habitual y claro es el enanismo, junto a alteraciones en la movilidad, estreñimiento y problemas dermatológicos.

¿Qué causa el hipotiroidismo en perros?

  • El sistema inmunológico daña o destruye la glándula tiroides.
  • El tejido de la glándula se degenera y se reemplaza por tejido conectivo adiposo.
  • Hay un crecimiento anormal de las células en la glándula.

La mayoría de las veces el problema deriva de la tiroides pero, en algunos casos, se debe a un mal funcionamiento de la hipófisis.

La tiroides es una glándula endocrina situada en la base del cuello y es la encargada de producir, almacenar y liberar las hormonas tiroideas; la hipófisis es la principal glándula del sistema endocrino, se encuentra en la base del cráneo y es la encargada de regular la producción de la T4.

El hipotiroidismo puede afectar a perros de todas las edades y razas pero es más frecuente en perros adultos de tamaño mediano y grande. Algunas razas tienen predisposición a padecerla como el Beagle, el Teckel, el Schnauzer, el Bóxer, el Doberman y los Retrievers.

Diagnóstico de la enfermedad

Si tu perro tiene alguno o varios de los síntomas que hemos comentado y el veterinario sospecha de que pueda tratarse de esta enfermedad, lo primero que le hará será una analítica de sangre. En el análisis podrá ver la concentración de la hormona T4. Si el valor es normal, se descarta el hipotiroidismo canino pero, si el valor es bajo, se harán otras pruebas complementarias para confirmarlo. Algunas de las pruebas adicionales son la estimulación provocada con TSH, el ensayo de autoanticuerpos antitiroglobulina o una ecografía de la glándula tiroides.

Una baja concentración de las hormonas T4 no tiene por qué estar relacionada con esta enfermedad, por eso siempre se realizan más pruebas adicionales.

Tratamiento para el hipotiroidismo en perros


El hipotiroidismo canino es una enfermedad crónica por lo que el perro deberá seguir un tratamiento durante toda su vida. Este se basa en unas pastillas de hormonas sintéticas y una dieta especial. 

Medicamento: Levotiroxina sódica

Los perros con hipotiroidismo toman estas pastillas una o dos veces al día. Su función es completar la falta de hormonas tiroideas con hormonas sintéticas de T4. Esto ayuda a que el organismo vuelva a funcionar correctamente y se reduzcan o desaparezcan los síntomas.

El veterinario es el encargado de pautar la dosis adecuada para cada animal teniendo en cuenta su peso y el curso de la enfermedad.

Dieta: ¿Qué debe comer un perro con hipotiroidismo?

Aunque el medicamento es la parte más importante e imprescindible del tratamiento, la alimentación también es de gran ayuda. Por eso, debemos tener en cuenta algunos puntos importantes en su dieta:

  • Comida de alta calidad con proteínas de origen animal.
  • Cantidad limitada de carbohidratos y grasas para que recuperen su peso ideal.
  • Alto contenido de fibra para prevenir el estreñimiento.
  • Aporte adecuado de hierro para tratar la anemia.

Estos puntos pueden variar en relación a los síntomas con los que curse la enfermedad. El veterinario te recomendará la mejor alimentación en el caso de tu peludo.

En nuestro blog podrás encontrar toda clase de consejos para el cuidado de tu perro y su alimentación. No olvides que en Kiwoko contamos con las mejores marcas de comida para perros, que podrás conseguir tanto en tiendas físicas como en el catálogo online. Haz tus compras como más cómodo te resulte ¡y también por teléfono!
Etiquetas: