Tos de la perrera: qué es, síntomas y cómo se contagia

¿Has oído hablar alguna vez sobre la tos de las perreras? Descubre todo lo que necesitas saber sobre esta enfermedad tan común que afecta a los perros. Podrás encontrar información sobre cómo saber si tu perro la tiene, cómo tratarla y, lo más importante, qué debes tener en cuenta para prevenirla.

¿Qué es la tos de las perreras?

La tos de las perreras es una enfermedad respiratoria canina conocida también como rinotraqueitis o traqueobronquitis infecciosa que afecta a las vías respiratorias superiores. Concretamente se ven afectadas la cavidad nasal, la laringe, la tráquea, las cuerdas vocales y los bronquios; es similar a nuestra gripe. Aunque su afección no es grave ni peligrosa a priori, resulta altamente contagiosa entre los perros por eso es muy importante hacer todo lo posible para evitarla.

Se trata de una enfermedad de origen vírico y bacteriano producida por diferentes microorganismos como el virus de la Parainfluenza, el Adenovirus Canino tipo 2 y la Bordetella bronchiseptica; también se conocen casos producidos por el virus del moquillo.

¿Cuáles son los síntomas principales?

El síntoma más claro y evidente es, como ya habrás intuido, la tos. El perro puede toser sin más o cuando siente presión en el cuello (con el collar, por ejemplo) o realiza un esfuerzo físico. Es habitual que cuando el propietario acude al veterinario le explique que su perro tiene tos seca y arcadas, como si tuviese algo en la garganta. Sin embargo, esta no es la única manifestación que tiene la enfermedad.

Síntomas de la tos de las perreras

  • Tos seca, ronca y fuerte
  • Arcadas
  • Secreciones en forma de pequeños vómitos blancos y espumosos
  • Secreción ocular
  • Secreción nasal
  • Fiebre

La enfermedad no suele afectar al estado de ánimo y no es peligrosa para la salud del animal si se trata a tiempo. No obstante, si no le ve un veterinario y le pone un tratamiento adecuado, el cuadro podría agravarse ocasionando fiebre, apatía, falta de apetito, debilidad e incluso una neumonía.

¿Cuál es el tratamiento para la tos de las perreras?

Muchos perros se contagian de la enfermedad y se recuperan por sí solos, sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, si los síntomas persisten, el cuadro se agrava y se producen infecciones bacterianas secundarias, se utilizarán antibióticos y antiinflamatorios, así como medicamentos para aliviar la tos y reducir la fiebre.

Es importante, en la medida de lo posible, evitar el contacto del perro enfermo con otros perros sanos para evitar contagios.

¿Cómo se contagia?

La tos de las perreras se propaga de forma rápida por el aire o por contacto directo con un perro enfermo, contagiándose vía oral y nasal a través de los agentes patógenos presentes en las secreciones. El contagio solo se produce entre perros y no de perro a humano, aunque existe una pequeña posibilidad de infección en niños, personas inmunodeprimidas o con problemas respiratorios.

Suele tener más incidencia en cachorros debido a que no tienen las defensas tan desarrolladas, así como en animales enfermos o ancianos con el sistema inmunitario debilitado.

Existen factores determinantes que facilitan el contagio como el estrés, el hacinamiento, el frío, la falta de higiene… Por eso es una enfermedad especialmente frecuente en perreras -de ahí su nombre-, criaderos y residencias donde conviven muchos perros juntos en espacios habitualmente reducidos y cerrados. En estas situaciones, además, resulta mucho más difícil controlar su propagación.

No es usual el contagio en un perro que viva dentro de casa en unas condiciones adecuadas y salubres y que se relacione con otros perros que vivan en las mismas condiciones, pero también es posible.

La traqueobronquitis infecciosa canina puede aparecer tanto en los meses más fríos como en los de altas temperaturas. Las enfermedades de tipo respiratorio no solo surgen en invierno, de hecho, son bastante comunes también en verano y te preguntarás por qué. Muy sencillo: los baños en casa, en la playa o en el río, así como el abuso del aire acondicionado, pueden dar lugar a fuertes cambios de temperatura corporal y ocasionar una bajada de las defensas, afectando directamente a las vías respiratorias.

¿Cómo podemos prevenirla? ¿Existe una vacuna para la tos de las perreras?

La mejor forma de prevenir esta enfermedad es protegiendo a nuestros peludos mediante la vacunación anual y viviendo en un entorno óptimo: limpio y con una temperatura adecuada. Las vacunas polivalentes más comunes incluyen entre sus anticuerpos los de la traqueobronquitis infecciosa canina.

Por supuesto, proporcionarles una buena alimentación y prestar atención a sus cuidados e higiene también es fundamental para que estén sanos y no desarrollen esta y otras enfermedades. En Kiwoko encontrarás todos los productos que necesitas para tu mejor amigo de la mano de las mejores marcas.

En tiendas Kiwoko y Kiwoko.com tienes todo lo necesario para que tu
cachorro crezca sano y feliz.
Etiquetas: