Día Mundial de las Playas

Todo el mundo ha visitado una playa en algún momento de su vida, tanto en verano como en invierno. Con arena blanca, de conchas marinas, de cristal, en forma de cueva… Son muchos los tipos de playa que se pueden encontrar en todo el mundo, ya sea en grandes ciudades o en aquellos lugares más recónditos pero más apreciados a la vez. 

Sean del tipo que sean, todas forman parte de nuestro ecosistema y necesitan tener el mismo cuidado que los bosques. Es por eso que, desde el año 1986, y a partir de una iniciativa impulsada por el movimiento ambientalista del Centro de Conservación Marina de los EE. UU., se celebra en todo el planeta el Día Mundial de las Playas.

¿Cuándo es el Día Mundial de las Playas?

El Día Mundial de las Playas se celebra cada tercer sábado de septiembre (18 de septiembre en 2021) en más de 123 países del mundo. En este día, se realizan diversos actos y actividades para concienciar y educar a las personas sobre la importancia de proteger y conservar en buen estado todas las playas que existen. De hecho, este día de las playas resulta de gran importancia en su país de origen, los Estados Unidos, donde todo el mes de septiembre está dedicado a este entorno natural.

Además, esta festividad se centra también en la limpieza de las playas, y no es extraño que en muchos países se conozca más como el Día Internacional de la Limpieza de Playas. En España, tanto ONGs, empresas privadas e instituciones públicas planifican y llevan a cabo ciertos operativos de limpieza donde un gran número de voluntarios se reúnen para limpiar las costas de la localidad correspondiente, retirando aquellos residuos que amenazan esta naturaleza marina.

¿Por qué se conmemora el Día Internacional de las Playas?

Como se ha mencionado, el origen de este Día Internacional de las Playas se remonta a los años 80, cuando el Centro de Conservación Marina de los EE.UU mostraba gran preocupación y aseguraba la necesidad de concienciar a toda la población mundial sobre el impacto negativo que el ser humano está generando en el medioambiente y en especial en las costas y playas. Por lo tanto, la defensa que realiza este Centro del cuidado de las playas, tan importante como el cuidado de otros entornos naturales, tenía (y tiene) el objetivo de evitar una catástrofe ecológica marina en un futuro no muy lejano.

Así, el Día Mundial de las Playas es un día de reflexión y recapacitación tanto para ciudadanos como especialistas y ambientalistas sobre cómo este impacto que estamos generando en el medioambiente también se nos puede volver en contra. En otras palabras, la crisis que actualmente viven los océanos y el peligro de los residuos para el hábitat marino no solo afecta a los ecosistemas, sino también repercute a la salud humana al tener contacto con este.

Asimismo, aparte de realizar las jornadas de limpieza, los expertos también recomiendan recapacitar en este día sobre el uso que se hace de las playas, sobre todo en épocas vacacionales. Este uso excesivo puede causar daños en las playas tanto por los residuos ya mencionados, como también por la invasión que se hace de los hábitats de especies marinas y otros animales. En definitiva, se ha convertido en una cuestión que ya va más allá de la contaminación de las playas, y se centra también en el bienestar de los animales, muchos de los cuales están destinados a morir si se les saca de su ambiente natural.

Por otro lado, es oportuno mencionar como la Fundación Europea de Educación Ambiental realiza un gran reconocimiento y premia con una bandera azul aquellas playas y puertos de todo el mundo que cumplen con excelentes condiciones ambientales respecto a la conservación del medioambiente y la calidad del agua. En el Día Mundial de las Playas, este distintivo resulta de gran importancia para observar los esfuerzos que se realizan para mantener una gestión ambiental de las playas adecuada siguiendo ciertos criterios estipulados.

La importancia de la playa como ecosistema

Además de ser un espacio lleno de oportunidades recreativas al aire libre para todos, las playas cumplen un papel esencial en el ecosistema, puesto que proporcionan un hábitat con unas condiciones particulares para plantas y animales. Además, en ciertos puntos del planeta, las playas también ofrecen protección a los habitantes al amortiguar fuertes vientos y grandes oleajes durante tormentas, y en otras localidades suponen la base de su actividad económica, centrada en la pesca sostenible.

No obstante, las playas también se ven amenazadas por el cambio climático, y las consecuencias de no proteger este espacio natural pueden llegar a ser desastrosas. La subida del nivel del mar puede hacer cambiar los arenales de las playas en menos de 30 años, perdiendo así la capacidad de mantenerse como un lugar saludable y seguro para la flora, fauna y humanos. Por lo tanto, no solo es importante cuidar las playas, sino también el medioambiente en general para prevenir los efectos que el calentamiento global está causando en las mismas.

En Kiwoko abogamos por una filosofía que respeta y cuida el medio ambiente para así mejorar también la calidad de vida de los animales que lo habitan. ¡Puedes descubrir más curiosidades sobre la naturaleza y el mundo animal en nuestro blog!
Etiquetas:
,