Mi conejo no come: ¿Qué hacer?

“Mi conejo no come, ¿qué hago?” Esta es una de las consultas más habituales de los dueños de estas entrañables mascotas. Las causas pueden ser diversas. Por eso, es importante que conozcas muy bien los hábitos alimenticios de tu mascota para saber cuándo la falta de apetito podría convertirse en un problema serio por el que acudir al veterinario de inmediato.

Mi conejo no come ni bebe

A los conejos les encanta comer. Es bastante frecuente verlos, varias veces al día, comiendo heno y demás alimentos de su dieta. Pero, ¿qué pasa cuando pierden el apetito e, incluso, las ganas de tomar agua? ¿Por qué ha comenzado a rechazar su fruta favorita y el heno fresco que se le ofrece? Presta atención a los motivos que te contamos a continuación, pues es probable que algo le suceda a tu conejo. Además del rechazo a la comida, también te encontrarás como consecuencia la ausencia de excrementos y orines en su jaula. 

Mi conejo no come: los posibles motivos

Íleo en conejos

La parada gastrointestinal o íleo constituye la principal causa por la que los conejos dejan de comer o beber agua. Esta condición se produce cuando el movimiento del estómago se ralentiza y, en ocasiones, se detiene por completo. Si te has preguntado “¿por qué mi conejo no come?”, esta podría ser una de las causas, y te aconsejamos acudir de inmediato al veterinario porque de no tratarlo a tiempo, las consecuencias podrían ser mortales.

Uno de los síntomas para detectar este padecimiento es la ausencia de gases y flatulencias, y el dolor abdominal provocado por la imposibilidad para expulsar los gases. Es una enfermedad bastante común en esta especie y produce que la materia fecal permanezca en los intestinos. Pero, ¿qué produce el íleo? Las causas varían y pueden ser desde un objeto extraño obstruyendo el aparato digestivo, hasta anorexia e, incluso, una dieta deficiente.

Anorexia

Al igual que los humanos, los conejos también pueden padecer de anorexia o pérdida del apetito. Además de que el conejo no come, podemos encontrarnos la consecuente pérdida de peso, así como cambios en el aspecto del animal. Las causas de la anorexia en los conejos son distintas, y es el veterinario quien puede ofrecerte un tratamiento adecuado para mejorar su salud.

Dentro de estas causas de pérdida del apetito, encontramos:

  1. Úlcera gástrica
  2. Dientes demasiado grandes o inflamación de las encías
  3. Tumor estomacal o en la boca
  4. Pulgas y piojos
  5. Parásitos intestinales
  6. Enfermedades neurológicas
  7. Estrés y ansiedad
  8. Envenenamiento
  9. Infección respiratoria
  10. Artritis

Mi conejo no come heno, ¿por qué?

Si se observa que un conejo pasa varias horas sin consumir heno, es momento de estar alerta y acudir al veterinario, pues puede ser síntoma de un padecimiento grave. No obstante, es posible que, si tu mascota no ingiere heno, pueda deberse simplemente a un cambio en la marca habitual o a que el alimento no sea fresco. 

Dentro de las patologías graves que pueden ocasionar que un conejo no coma heno, encontramos la sarna en la boca, el crecimiento anormal de los dientes, bolas de pelo atrapadas en el estómago, y coccidiosis, una infección intestinal. La coccidiosis es frecuente en los conejos pequeños y aparece unas semanas después del destete. Se produce cuando el animal entra en contacto con materia fecal o restos biológicos infectados por parásitos, y su principal síntoma es la diarrea con sangre. 

La importancia del heno en la dieta de los conejos

La dieta de los conejos es fundamental para que no tengan problemas intestinales. Además del pienso especial para conejos, y las frutas y verduras, es muy importante que el heno fresco esté presente en la alimentación de los conejos adultos. ¿La cantidad? Ilimitada. El heno es una hierba cortada y seca que, en ocasiones, también contiene flores de pasto. La mezcla para formar el heno se compone, además, de hierbas, tréboles, alfalfa, trigo, cebada y avena.

El heno es particularmente importante, porque se encarga del correcto movimiento de los intestinos de los conejos, cuya especie es, ya de por sí, propensa a sufrir problemas gastrointestinales. Gracias al heno, los incisivos se desgastan impidiendo el crecimiento anormal de los mismos, algo que podría ocasionar anorexia. Además, el heno contiene grandes cantidades de fibra, lo que facilita el tránsito intestinal. 

¿Qué le puede pasar a mi conejo si no come?

Si un conejo pasa únicamente un par de días sin comer, no hay mayor problema, ya que su falta de apetito puede deberse, simplemente, a que anteriormente comió en exceso y se está purgando de forma natural. 

Pero, si deja de comer durante más de dos días y, especialmente si no quiere ni beber, ante la falta de ingesta continuada por parte del conejo se recomienda visitar al veterinario de inmediato. Una vez que este determine que la falta de apetito del conejo no atienda a ninguna de las patologías anteriormente descritas, es momento de intentar que tu conejo vuelva a consumir los alimentos que le harán estar sano y fuerte. 

¿Qué puedo hacer si mi conejo no quiere comer?

Si tu conejo no come, empieza por cambiar la marca de pienso que le das e introduce más alimentos naturales: es muy posible que tu mascota vuelva a comer con gusto. En cuanto al heno en concreto, otro consejo es que le proporciones heno fresco en pequeñas cantidades. Es un gran error llenar la jaula de heno, pues es muy probable que, si lleva ahí todo el día, no quiera comérselo; los conejos son muy astutos y es muy difícil engañarlos con la comida.

Te dejamos con una guía completa sobre los conejos en la que encontrarás toda la información que necesitas sobre sus cuidados y su alimentación, entre otros temas. Recuerda que en Kiwoko tienes disponible toda clase de productos para conejos, desde pienso y heno, hasta snacks, juguetes, jaulas y lechos.