El pez Molly: Características y cuidados

Uno de los peces más populares de agua dulce, el pez Molly es un estándar en el mundo de la acuariofilia. Con un temperamento pacífico y una personalidad activa y social, esta especie es perfecta para quienes se inician en el mundo de los peces, ya que son muy fáciles de cuidar.

Los peces Mollys pertenecen a la familia de los Poecílidos y, de las 40 especies que los forman, 39 son de tipo Molly. Son nativos de América Central y Sudamérica y, como los tiburones, son ovovivíparos.

Son capaces de vivir en acuarios comunitarios pacíficos y pueden llegar a vivir hasta 5 años en ambientes saludables. Aunque hay muchos tipos de pez Molly, la mayoría es muy similar al Molly común. Este tiene una cabeza triangular y un cuerpo aplanado que se estrecha hacia el hocico y hacia la cola. 

Los peces Molly hembras son algo más grandes que los machos, llegando a medir 12 centímetros frente a los 8 centímetros de los machos, especialmente cuando están embarazadas. Además, tienen una forma algo más redondeada y sus aletas dorsales son muy distintas. 

Tipos de Molly

Los tipos de peces Molly se caracterizan por tener una gran variedad de colores, patrones y formas. A continuación, dejamos los tipos de pez Molly más comunes.

Pez Molly negro

Con todo el cuerpo de color negro, es el pez Molly más popular. Si bien la mayoría son completamente negros, algunos pueden tener motitas de color amarillo o naranja.

Pez Molly blanco balón

Con un vientre con forma muy redondeada, el también conocido como pez Molly globo puede tener los mismos colores y patrones que el resto de Mollys, pero se caracterizan por esa forma redonda.

Pez Molly dálmata

Al igual que la raza de perros, estos peces son de color blanco con manchas o motas negras a lo largo del cuerpo. Algunas de esas motas o manchas pueden ser también de color plateado.

Pez Molly rojo

Como bien indica su nombre, el pez Molly rojo tiene una tonalidad roja muy intensa a lo largo de todo su cuerpo. En ocasiones pueden presentar algunas manchas o pequeñas motas de otros colores, como el azul.

Pez Molly amarillo y negro

También conocidos como polvo de oro, estos peces tienen la mitad de su cuerpo de color amarillo y la otra mitad de color negro. La parte amarilla sería la de la cabeza, mientras que la negra sería la de la cola.

Pez Molly naranja

De un color naranja intenso, los peces Molly naranja pueden presentar también manchas o motas de otros colores, como el negro.

Cuidados básicos de los peces Molly

Como hemos mencionado antes, el pez Molly es muy fácil de cuidar y es perfecto para quienes se inician en el mundo de los peces. Al encontrarse en la mayor parte del continente americano, estos peces han sido capaces de adaptarse a diferentes tipos de aguas y hábitats

En cuanto a enfermedades, son propensos a padecer enfermedades parasitarias, como ataques por hongos o punto blanco. La enfermedad más común de estos peces es la enfermedad del Molly, provocada por una bacteria denominada Collumnis, que causa deformación en la columna de los peces. 

Para saber si un pez ha sido atacado por esta bacteria, hay que fijarse si han aparecido manchas blancas en su piel, padecen temblores o se quedan como aletargados. Si hay un pez enfermo en el acuario, lo ideal es aislarlo y empezar un tratamiento a base de terramicina y permanganato de potasio. 

Alimentación de los peces Molly

Los peces Molly son omnívoros, alimentándose en la naturaleza de algas, vegetación y pequeños invertebrados. En los acuarios, se les puede alimentar con algunas verduras, como calabacín, lechuga o espinaca, así como pepino y guisantes sin cáscara. 

Su fuente de proteína son alimentos vivos y congelados, como camarones en salmuera, lombrices de sangre o daphnia. Además, se puede complementar su alimentación con pellets o escamas

Lo ideal es alimentarlos dos veces al día, siempre en pequeñas cantidades, y lo suficiente para que se lo terminen en dos minutos, así su sistema digestivo podrá procesar todos los alimentos. 

Mantenimiento del acuario para el pez Molly

El acuario de los peces Molly debe ser de, al menos, 40 litros y 90 centímetros. Este espacio es suficiente para 4 ejemplares de Molly, pero también dependerá de otros peces que se tengan en el acuario. Cada ejemplar de Molly adicional debe añadir 15 litros de capacidad del acuario.

La temperatura del agua para este tipo de pez deberá estar entre 23º y 26º, su pH entre 6.7 y 8.5. y su dureza entre 20 y 30 KH. Los peces Molly se consideran peces de agua dulce pero, curiosamente, son capaces de prosperar en aguas salobres y marinas.

A estos peces les gusta nadar a un nivel medio, por lo que las plantas altas pueden gustarles. Necesitarán también escondites en forma de plantas para reproducirse o para esconderse del acoso de otros ejemplares. 

El fondo debería estar lleno de arena o sustrato, algunas rocas, algo de madera y cuevas. Además, se pueden poner algunas algas para que las coman cuando quieran. Por último, no es necesario ningún tipo de iluminación especial, sólo una que reproduzca el ciclo natural de los días y las noches. 

Peces compatibles con Mollys

Los Mollys son unos peces muy pacíficos, por lo que no tendrán ningún problema compartiendo acuario con otros tipos de peces también pacíficos. La mayoría de los peces pequeños pueden convivir con los peces Molly, pero habría que evitar los peces más grandes y agresivos, ya que los grandes se pueden comer su alimento y los agresivos causarles estrés o atacarlos.

Los invertebrados como caracoles o camarones pueden convivir con el pez Molly sin problemas. Algunas especies de peces que pueden convivir con los Molly son:

  • Pez Gato Corydoras.
  • Púas cereza.
  • Guorami enano.
  • Platies.
  • Zebra loaches.
  • Tetras.
  • Yo-yo loaches.
  • Púas rosas.
  • Danios.
  • Rasbora arlequín.
  • Pez ángel.

Hay que tener cuidado con el número de especies de peces Molly que tiene el acuario. Se debe de tener una relación de al menos 3 hembras por un macho de Molly, ya que los machos suelen estresar mucho a las hembras y estas podrían incluso morir por los intentos constantes de apareamiento. Con varias hembras, su atención se divide y los ejemplares estarán más tranquilos. 

Reproducción del pez Molly

Al igual que los tiburones, los peces Molly son ovovivíparos, es decir, los huevos se forman dentro del vientre de la hembra, pero nacen alevines ya desarrollados, preparados para nadar.

Los alevines se deben separar de sus padres para evitar que se los coman, en especial los machos, que no tienen ningún instinto paternal. Aun así, los alevines tienen una muy alta tasa de supervivencia, y las hembras son capaces de dar a luz a muchos ejemplares, incluso 100.

Las hembras suelen aparearse con machos grandes y, después del cortejo y la fecundación, pasarán entre 35 y 45 días antes de que los alevines nazcan. En ocasiones, los machos pueden fecundar a la hembra por detrás, sin ningún tipo de cortejo o aviso. También son capaces de perseguir a la hembra hasta estresarla, lo que podría hacer que abortara, por ello es importante separar los ejemplares en un tanque de cría o paridera.

Ahora ya sabes todos los secretos de los increíbles peces Molly. Si estás interesado en empezar tu aventura con los peces, estos ejemplares son ideales para comenzar.

Recuerda hacerte con un acuario suficientemente grande para ellos y no te olvides de acompañarlos con otros ejemplares Molly o de otra especie. ¡Llena tu acuario de color y belleza con los peces Molly!