Pulgas en conejos: todo lo que debes saber

Los conejos son animales que despiertan cada vez más pasiones. Estos pequeños mamíferos peludos y con grandes orejas tienen una gran inteligencia y un carácter muy sociable. Son ideales como mascotas, ya que es relativamente fácil establecer un vínculo afectivo con ellos. Evidentemente, como todo ser vivo los conejos requieren cuidados responsables y atención para estar sanos y felices. 

¿Los conejos tienen pulgas?

Si alguna vez te has hecho esta pregunta, la respuesta es afirmativa. Los conejos pueden tener pulgas como cualquier otro animal, incluidos los seres humanos. La pulga habitual del conejo es la Spilopsyllus cuniculi, de color negruzco y que apenas llega al milímetro de longitud. En la mayoría de los casos y tratados a tiempo, su presencia no tiene mayores consecuencias. Pero hay que estar atento para poder erradicarlos, porque en aquellos animales más débiles puede llegar a causar anemia y otras enfermedades como la mixomatosis. El rascado frenético puede causar también heridas e infecciones en tu mascota.

¿Cómo contraen pulgas los conejos?

Lo más habitual es que se contagien por contacto con otros animales o personas infectadas. Por lo tanto, si tu conejo convive con un perro o un gato que no esté correctamente desparasitado, será mucho más probable que acabe infectándose por estos u otros parásitos.

Otras posibles causas son las visitas a otras casas o centros veterinarios donde se hayan relacionado con animales infectados.

Es importante tener en cuenta que la infección de pulgas no se restringe al conejo, sino que afecta a la totalidad de su hábitat. En su cuerpo encontrarás parásitos maduros, mientras que los nidos, los huevos y las larvas estarán en algún lugar próximo frecuentado por tu mascota.

Síntomas de que tu conejo podría tener pulgas

Presta atención a los síntomas que delatan la presencia de pulgas:

  • El picor es el síntoma más habitual. Las pulgas se alimentan de sangre y muerden para extraerla. Sus picaduras causan molestias y prurito, que producen picores en tu mascota. Cuando el conejo se rasca de manera enérgica y repetidamente es probable que tenga pulgas.
  • La caída del pelo y las lesiones cutáneas son también indicativos de la presencia de estos parásitos. Estos síntomas son consecuencia de una reacción alérgica a la saliva de las pulgas.
  • Los puntitos oscuros de apariencia arenosa que se pueden encontrar en el interior del manto de pelo del animal denotan también la presencia de pulgas. Se trata de sus heces. Al remojarlas, adquirirán un color rojizo, dado que es básicamente sangre reseca. Si al acariciar o limpiar a tu mascota las encuentras, las pulgas no andan lejos.
  • Comportamientos no habituales como morder o rascar superficies de manera recurrente, en un intento por evitar el picor.

Mejores tratamientos antiparasitarios contra pulgas en conejos

La infección de estos parásitos debe tratarse de manera rápida y se tiene que focalizar no solo en las pulgas adultas del cuerpo, sino también en el ambiente  en el que se mueve el conejo. Es la manera de romper el ciclo de reproducción y crecimiento de las pulgas. En caso de administrar algún medicamento es conveniente consultar con un veterinario para evitar cualquier posible contraindicación. Otros tratamientos están, sin embargo, a disposición de cualquiera y pueden llevarse a cabo fácilmente.

Peine antipulgas

Un peine antipulgas es una buena solución si la infección de pulgas no es muy severa. Estos peines están especialmente diseñados con púas metálicas dispuestas de manera mucho más estrecha que en los convencionales. Conviene repasar todo el pelo de tu conejo con cuidado varias veces. Hay que sumergir el peine en agua tibia con jabón, o alcohol, antes de cada nueva pasada para acabar con los parásitos. Un peinado cada semana, aunque el conejo no esté infectado, ayuda también a prevenir.

Desinfecta tu hogar

Es importante que limpies y desinfectes con productos higienizantes adecuados, como los limpiadores multiusos biológicos, el hábitat del conejo, tanto su jaula como los espacios en los que se mueve. En alguno de ellos estarán los huevos y pulgas inmaduras, por lo que es absolutamente necesario deshacerse de cualquier posibilidad de reinfección de tu conejo.

Utiliza un repelente

Utilizar un repelente natural, como por ejemplo unas pipetas antiparasitarias naturales, puede prevenir la aparición de nuevas plagas de pulgas en tu mascota.

Trata en paralelo a tus otras mascotas

Los animales que comparten espacio y quizás juegos con tu conejo estarán muy probablemente infectados también. Revísalos y trátalos en paralelo para que no se produzcan infecciones cruzadas de unos a otros. Se debe prestar atención a usar soluciones y productos diferenciados, porque algunos de los que resultan favorecedores para algunos animales pueden ser dañinos para otros.

Remedios caseros

Algunos remedios caseros pueden servir como preventivos contra las pulgas. El pulverizar sobre tu mascota infusiones frías de manzanilla, poleo o agua con gotas de lavanda puede servir como repelente de los incómodos parásitos. Igualmente el colocar bolsitas de eucalipto bajo la cama del animal contribuye a ahuyentarlos.

Ahora ya sabes que los conejos pueden tener pulgas y cómo combatirlas. ​​En Kiwoko y en todas nuestras tiendas físicas podrás encontrar todo tipo de artículos para cuidar la salud de tu conejo.