Algas diatomeas: todo lo que debes saber

La aparición de algas diatomeas en los acuarios es un problema común y recurrente al que todos los acuaristas, tanto aficionados como profesionales, deben enfrentarse. Esta situación en gran medida dificulta un óptimo mantenimiento del hábitat destinado a la cría y conservación de distintas especies acuáticas. Tanto es así que es una de las principales razones por la que nuevos acuaristas deciden abandonar la actividad de forma temprana o repentina.

Aunque muchos optan por adquirir especies de peces o moluscos, cuya principal fuente de alimentación son precisamente las algas, en ocasiones el desequilibrio generado en el interior del acuario es tan notorio que se requieren de otras soluciones. Por suerte, hay múltiples opciones que permiten el control de estas molestas proliferaciones, pero lo más importante es ampliar detalles sobre su origen y características para dar con el tratamiento más adecuado.

¿Qué son las algas diatomeas?

El alga diatomea es un alga microscópica unicelular que puede presentarse y expandirse en forma de plaga en acuarios tanto de agua salada como de agua dulce, además de adaptarse a otras superficies húmedas, incluso en condiciones extremas.

En los acuarios, las algas diatomeas son fácilmente reconocibles por su aspecto, ya que tienden a tornar los cristales, sustratos, plantas acuáticas y hasta elementos de decoración de un color amarillento, marrón o dorado. Este hecho es visible especialmente durante las primeras semanas de vida o de renovación de un acuario y posteriormente el brote suele ser sustituido por algas de color verde.

Tipos de diatomeas

El desequilibrio producido en el acuario puede generar la proliferación o colonización de distintos tipos de algas en su interior. En relación a las diatomeas en acuario marino, su clasificación principalmente se realiza en función de su aspecto. Algunas distinciones importantes se detallan a continuación:

Alga diatomea verde

Una vez que las algas diatomeas verdes colonizan el interior del acuario, este hábitat es de apariencia revoltosa y turbia. La proliferación de esta especie se da en todo el depósito de agua, más allá de situarse sobre el cristal, la decoración o los sustratos.

La causa de su aparición es una presencia elevada de silicatos y fosfatos, originada por la utilización de agua no purificada o de grifo, así como por la descomposición de alimentos como la artemia y el mysis.

Alga diatomea marrón

Esta alga diatomea de acuario es una de las especies más comunes que los acuaristas deben enfrentar. Puede decirse que es la expresión clásica de las algas diatomeas, y como su color lo indica, tienen un aspecto oxidante cuyo tono predominante es el marrón. Se aloja principalmente entre el sustrato y el cristal del acuario.

La aparición de este tipo de alga suele darse en cada proceso de ciclado del agua durante las primeras semanas, en especial cuando dicho procedimiento se realiza por primera vez. Niveles elevados de fosfatos, silicatos y nitratos o una baja iluminación son sus desencadenantes.

Alga diatomea parda

A pesar de distintas inquietudes de acuaristas aficionados en relación a las distinciones entre la diatomea marrón y la diatomea parda, en realidad distintas fuentes coinciden en que se trata del mismo tipo de alga.

La principal diferencia entre la intensidad de color quizás se deba a la cantidad de días transcurridos desde su aparición o los propios niveles de desiquilibro respectivos de fosfatos, silicatos y nitratos.

¿Qué causa la aparición de las algas diatomeas?

Las algas son tan necesarias para la vida en la Tierra como cualquier otro ser vivo, por lo que resulta imposible hallar un acuario sin algas, a pesar de su más óptimo cuidado y atención. El mantenimiento del acuario se enfoca principalmente en minimizar los desequilibrios para controlar el crecimiento y visibilidad tanto de algas diatomeas como de otros tipos de algas.

Hay dos elementos principales que naturalmente se combinan para el desarrollo de estas especies:

  • Exceso de nutrientes: por lo general, al realizar el proceso de ciclado, se origina un desequilibrio en el sistema biológico del acuario. Las algas diatomeas se forman principalmente a partir del silicato, que al igual que los nitratos y fosfatos pueden provenir de cambios de agua y de residuos de alimentos, especialmente los congelados.
  • Iluminación inadecuada: el alga diatomea de acuario marino es un organismo fotosintético, es decir, capaz de sintetizar su propia composición a partir de elementos del exterior. Así como ocurre con los nutrientes y el agua, también con la luz. Si la iluminación es muy baja o muy elevada, ello genera desequilibrios en el propio sistema ecológico del acuario, lo que da paso a cadenas de colonización.

¿Cómo eliminar el alga diatomea del acuario? 

Naturalmente la maduración del proceso de ciclado favorece la remisión de algas diatomeas, por lo que en ocasiones bastará con dejar pasar las primeras tres o cuatro semanas hasta ver si se regenera el equilibrio biológico en el acuario.

Si, por el contrario, la colonización de esta plaga no coincide con el proceso de ciclado o persiste a pesar de los días, se recomienda recurrir a la eliminación de las algas por medios propios. Hay una solución, el limpia algas flotante, que permite eliminar diatomeas del acuario marino sin necesidad de mojarse las manos y sin interrumpir la vida de los habitantes acuáticos. Esto debe ir acompañado de otras acciones como cambios regulares de agua y ajuste de valores de iluminación y nutrientes.

Mantenimiento del acuario para evitar la aparición de las algas diatomeas

Como se ha adelantado, la aparición de algas es un proceso natural de todo hábitat acuático que en la mayoría de los casos no representa un problema. Sin embargo, proliferaciones excepcionales pueden deberse a una falta de mantenimiento adecuado como lo es la ausencia de cambios regulares de agua.

Antes de llevar a cabo el cambio periódico del agua es importante emplear un buen testeador de agua para acuario, que permita evaluar si los niveles de nutrientes son los adecuados para que los resultados sean efectivos y persistentes.

A su vez, deben vigilarse los procesos de abonado, la calidad y niveles de iluminación del acuario y el sistema de suministro de CO₂. En caso de una infestación, lo más importante antes de eliminar algas diatomeas del acuario es identificar sus causas precisas para encontrar la mejor opción de tratamiento.

En las tiendas Kiwoko y en kiwoko.com encontrarás todo lo que necesitas para el mejor mantenimiento de tu acuario y el cuidado de tus peces. ¡También puedes hacer tu pedido vía telefónica!
Etiquetas:
,