Consejos de Adiestramiento: Trucos para que tu perro duerma por la noche

Consejos de Adiestramiento: Trucos para que tu perro duerma por la noche
¿Tienes problemas de sueño porque tu perro no te deja dormir? ¡No puede ser! En este post intentaremos darte algunos consejos fáciles para que tu perro y tú descanséis a pierna suelta por las noches.

La primera noche del perro en casa

Tanto si se trata de un cachorro como de un perro adulto, la primera noche que pasan en el hogar es fundamental. Tendrás que decidir y establecer desde el principio el lugar donde dormirá tu peludo. Puedes crear dos espacios en su área de descanso, uno con una camita cómoda y mullida, y otro con periódicos o empapadores por si le entraran ganas de hacer pis durante la noche. En el caso de que el perro sea adulto y ya esté acostumbrado a hacer sus necesidades fuera, no necesitarás crear dos espacios. Simplemente muéstrale la zona que has elegido para que sea su dormitorio e invítale a ir hacia allí cuando veas que ya se quiere dormir.
 Cuna Abierta para Perros Yagu
Cuna Abierta
 Cojín Yagu Morfeo Silver
Cojín Yagu Morfeo

Un lugar tranquilo para ir a dormir

Es importante que elijas el lugar donde debe dormir tu perro, pero también necesitas que él vaya por su propia voluntad al sitio que has elegido. Para que se acostumbre, llévale hacia la zona con un regalo, un snack o algún muñeco que le guste. Así tu perro asociará una recompensa positiva con su área de dormir. ¡Nunca lo obligues o lo lleves a rastras o lo asociará con una experiencia negativa! Asegúrate de que no hay ruidos es esa zona y que siempre tiene agua disponible.
 Iglú Berok Yagú para perros pequeños y gatos
Iglú Berok Yagú
Colchón ortopédico de varias tallas
Colchón ortopédico de varias tallas

El perro en tu habitación

A algunos dueños no les molesta compartir habitación con sus mascotas pero es importante que acostumbres a tu perro a dormir fuera. Si se queda fuera lloriqueando, no reacciones, ya que si lo consuelas sólo conseguirás reforzar su llanto. Y nunca le permitas entrar en tu habitación por su cuenta o subirse en la cama sin que lo hayas invitado. Debes educarlo y asegurarte de que espera con calma a que le des permiso. De lo contrario se tomará demasiadas confianzas pensando que él tiene el poder.

Cambios de horarios o de rutinas

Si tu perro está cansado y se va a la cama sin hambre, no debe costarle mucho adaptarse a su nuevo horario o lugar para dormir. Por lo tanto, es una buena práctica, salir a hacer ejercicio por la tarde y darle de cenar a la vuelta, ya verás cómo se queda tumbadito por la noche donde le digas.

Energía positiva

Si estás despierto toda la noche preocupándote por tu perro, sólo vas a conseguir estar cansado. Despreocúpate para que el perro no sienta que estás nervioso y mantente firme ante él.
Si pruebas todo esto y nada te funciona, tal vez deberías consultar a tu veterinario para comprobar si tu perro sufre algún tipo de molestia o desorden. Y como siempre, paciencia y altas dosis de cariño.