¿Cómo saber si un gato es hembra o macho?

Una de las preguntas habituales de los dueños de felinos es cómo saber el sexo de un gato, especialmente si el animal acaba de llegar a casa o es recién nacido. 

Si te encuentras en esta situación, sigue leyendo y descubre lo fácil que es conocer el sexo de tu nueva mascota a través de unos sencillos pasos.

¿Cómo saber si mi gato es hembra o macho?

Si has recibido un nuevo gatito en casa y no estás muy seguro del sexo del mismo, puedes averiguarlo fácilmente. 

Puedes determinarlo explorando, con delicadeza, los genitales de la mascota. Aunque en las primeras semanas resulta bastante difícil, puedes saber, casi con toda certeza, el sexo de la mascota guiándote por el color de su pelaje.

¿Se puede saber si es gato o gata por el color?

¿Cómo puedes saber si un gato es macho o hembra por el color? Sí, aunque no es una técnica demasiado precisa. 

En el caso de que tu nuevo gatito sea muy pequeño para apreciar con claridad los genitales, puedes guiarte por el color, ya que el cromosoma X es el encargado de aportar los colores negro y naranja en los felinos. Como bien sabes las hembras están dotadas de dos cromosomas X, por lo que es posible que tu gato sea hembra si es de alguno de estos colores: negro o naranja

En las gatas, los cromosomas X determinan estas tonalidades del pelaje, pero también entra en juego otro cromosoma, el S, que aporta el color blanco al pelaje

Los machos, por su parte, solo pueden ser de dos tonos: negro y blanco; o naranja y blanco. Pero casi nunca tendrán los tres colores a la vez. Es por eso que se dice que las hembras felinas son tricolores y los machos no. Como dato curioso, te contamos que la gran mayoría de los machos presenta el pelaje naranja.

Esta regla, sin embargo, tiene sus excepciones, pues el gatito puede padecer el síndrome de Klinefelter. Esta alteración, también presente en los humanos, hace que los machos tengan tres cromosomas (XXY), por lo que es posible que haya gatos machos tricolores, siendo además especímenes que suelen ser estériles.

¿Y cómo diferenciar un gato de una gata que es de un único color? Lo único que tienes que hacer es observar el área genital de la mascota.

¿Cómo diferenciar el sexo de un gato bebé?

Hay un pequeño problema con los gatitos, y es que sus genitales no están desarrollados del todo. Por eso, cuando los felinos son muy pequeños, suele confundirse el sexo de los mismos y es posible que te lleves una sorpresa. 

Entonces, ¿cómo puedes saber si un gato bebé es macho o hembra? Además de observar el color, que puede servirte como indicador, también puedes realizar una pequeña exploración en el área genital de la mascota. Recuerda hacerlo con mucho cuidado.

Lo primero es levantar la cola de la mascota. En el caso de los machos notarás a un centímetro debajo del ano una pequeña abertura. Se trata del prepucio que, a su vez, cuenta con una abertura que es la uretra y, debajo de esta, se encuentran los testículos. En el caso de los gatitos, los testículos no están muy bien desarrollados, por lo que resulta difícil observarlos claramente.

Las hembras, por su parte, tienen una pequeña hendidura vertical cuya extensión puede llegar hasta el ano. Se trata de la vulva. 

La distancia entre los genitales de los gatos también puede ser un indicador para saber su sexo. Por ejemplo, la distancia entre el ano y los genitales es mucho mayor en las hembras y están a una altura más elevada. Por el contrario, si observas un pequeño bulto en la zona, es posible que se trate del escroto y, en consecuencia, el gato será macho.

Aunque revisar los órganos sexuales puede resultar fácil, te contamos que incluso los veterinarios pueden equivocarse al determinar el sexo de un gato bebé. El de los gatos adultos es mucho más fácil de distinguir a simple vista.

Trucos para saber si tu gato es hembra o macho

Cuando realices la exploración de tu mascota, deberás tener en cuenta una serie de consejos, especialmente si el gato aún es un cachorro.

Empieza por preparar la habitación en la que observarás a la mascota. Esto debe hacerse en un ambiente cálido, pues los gatitos son muy sensibles al frío; por esta razón, en sus primeras semanas y meses de vida requieren la presencia constante de su madre. Nunca hagas la exploración de tu gatito en una habitación fría y húmeda.

Tampoco es aconsejable separar al gatito de su madre durante más de diez minutos, pues podrías ponerlo en riesgo. Una manera de hacer que la mascota levante la cola es acariciar la base de la misma; es posible que el gatito revele por sí solo el área genital. Hazlo siempre con mucho cuidado e intenta darle mimos y cariños. Se aconseja colocar a la mascota en una toalla o manta muy suave y calentita; esto hará que el gatito se sienta cómodo y permita que le explores. En caso de que no permita que lo observes, lo más aconsejable es devolverlo junto a su madre e intentarlo más adelante.

Recuerda que tanto en nuestro canal de Youtube como en el podcast Mundo Animal de Kiwoko encontrarás más respuestas a las dudas que te surjan acerca de tu gato. 

En cualquier caso, y si lo necesitas, puedes acudir a nuestras clínicas veterinarias Kivet, donde tratarán a tu gato cómo necesita.