Cómo cuidar a un gato bebé

Los cachorros de gato son extremadamente dulces. Adoptar a un gato bebé o cuidar de uno puede ser una experiencia muy gratificante y maravillosa. Sin embargo, aunque esta especie es conocida por ser muy independiente, lo cierto es que de pequeños necesitan una serie de cuidados y atenciones especiales para su correcto desarrollo.

Por ello, te dejamos unos consejos generales en forma de guía para cuidar de gatos bebés. Así sabrás cómo debes de hacerlo y cómo asegurarte de que tu nuevo gato va a desarrollarse en perfectas condiciones.

5 consejos para cuidar a un gato bebé

  1. Cuida la disposición de sus accesorios

No es solo importante disponer de todos los accesorios necesarios para cuidar a tu gato cachorro, también lo es saber dónde colocarlos

  • El comedero: mantén el comedero lejos del bebedero y del arenero. Los gatos son animales extremadamente pulcros, por lo que necesitan un espacio para cada función vital. Si, además, tienes varios gatos en casa, procura que cada uno tenga un comedero diferente.
  • El bebedero: del mismo modo, aleja al bebedero del comedero y del arenero de tu gato bebé. Limpia el agua con frecuencia y asegúrate de que el material del recipiente es de calidad.
  • Arenero: este debe de estar en una zona tranquila. Los gatos son muy tímidos y pudorosos, por lo que es mejor que coloques uno cerrado y en un sitio donde no haya mucho movimiento.
  1. Dale su espacio

Es normal que en los primeros días de tu gato en casa se muestre reacio a ti. Le han separado de su madre y hermanos para mandarle a un lugar desconocido con gente a la que tampoco conoce. Por ello, para cuidar un gato bebé correctamente debes dejar que se tome su tiempo para familiarizarse con la casa y contigo. Llévale a su escondite algo de comer apetitoso o un juguete, para mostrarle que no le vas a hacer nada malo. Sin embargo, si así tampoco decide salir, no lo obligues.

  1. Estimula su mente

Es muy importante que estimules a tu felino mentalmente. Esto podrá evitarle problemas de ansiedad o depresión y le ayudará a desarrollar sus procesos cognitivos. Cómprale estructuras para gatos para que investigue o una simple caja, estos animales las encuentran muy divertidas. También puedes estimular su olfato y vista con diferentes juegos y juguetes hechos para este propósito.

  1. Cepilla a tu gato bebé

Cepillar a tu gato cachorro le ayudará a tener un pelaje sano y libre de enfermedades y parásitos. Además, reforzará vuestro vínculo. Debes empezar con un cepillo flexible de púas suaves que lo acostumbrará a esta labor diaria. Comienza pasando el cepillo en el sentido contrario al nacimiento de su pelo, es decir, desde la cola hasta la cabeza. Después, hazlo siguiendo el crecimiento natural del pelo.

  1. Cuida su comida

Para cuidar un gato bebé es muy importante proporcionarle los alimentos necesarios para su crecimiento. Asegúrate de darle la comida que necesita para su edad. Si decides darle pienso, este debe ser completo nutricionalmente, para que no le falte ningún nutriente esencial para su desarrollo. Si por el contrario te decantas por la comida casera, deberás seguir una dieta recomendada por un veterinario. También puedes optar por la comida húmeda, ¡su favorita!

¿Qué cosas necesita un gato bebé?

Dependiendo del tiempo del cachorro, el felino necesitará unos cuidados u otros. De esta manera, es muy importante prestar atención a la edad de tu gato y a las necesidades que tiene en este momento.

¿Cómo cuidar a un gato recién nacido?

En primer lugar, para cuidar correctamente a un gato recién nacido, debes elegir un sitio seguro. Estos animales son muy curiosos y tienden a inspeccionar los lugares en los que se encuentran. Por ello, vigila que el sitio donde está sea cómodo y seguro para él.

Además, este sitio deberá estar a una temperatura idónea, ya que tu felino todavía no es capaz de regular la temperatura por sí mismo. La habitación en la que se encuentre deberá estar entre 29 y 32 grados.

Por otra parte, es importante que sepas que los gatos recién nacidos se alimentan cada dos horas y también durante la noche. Al principio tendrás que darle un biberón de leche especial para gatos bebés y esta deberá estar a 38 grados. Cuando le salgan los primeros dientes, significa que ya puede empezar a tomar alimentos sólidos.

Por último, estimula su área anogenital con una toallita húmeda para que haga sus necesidades.

¿Cómo cuidar a un gato bebé de un mes?

A esta edad, los gatos ya tienen los dientes de leche. Sin embargo, tienes que darle una comida blanda y húmeda para que pueda masticarla. Además, a esta edad comen mucho, por lo que el comedero siempre debe estar lleno. En cuanto al agua, prueba a echarle un poco en la comida, ya que no querrá beber demasiado.

Por otra parte, es muy importante llevarlo al veterinario para que le haga diferentes estudios. Además, te dirá qué vacunas tienes que ponerle y cuándo hacerlo para que esté sano.

¿Cómo cuidar a un gato bebé de dos meses?

Para cuidar a un gato de dos meses es muy importante que escondas todos los objetos que puedan suponer un peligro para él. Al ser animales muy curiosos y en pleno desarrollo de su conocimiento sobre el mundo, querrán coger todo lo que vean.

Además, dale mucho amor y cariño. Pasa todo el tiempo que puedas jugando y dándole mimos a tu gato cachorro es muy importante que establezca un vínculo cercano contigo desde una edad temprana. Dale su espacio si lo necesita y mantén su habitación limpia, segura y cómoda.

En cuanto a la comida, debes darle alimentos blandos y fáciles de digerir que contengan todos los nutrientes necesarios, como las croquetas para gatos.

En Kiwoko encontrarás todo lo necesario para cuidar a tu gato bebé y que crezca fuerte, sano y feliz. ¡No lo dudes y consigue todo al mejor precio en nuestras tiendas o en la web!