Rascadores

47 Resultados

Rascadores

Los gatos necesitan tener las garras bien afiladas por si alguna presa se cruza por su camino, pero no solo eso. A los gatos en general les gusta rascar todo cuanto vean si no tienen un accesorio específico para hacerlo: muebles, puertas… Para evitar que tu gato estropee el sofá, lo mejor es hacerse con alguno de los rascadores para gato que tenemos en Kiwoko.

¿Por qué es necesario un rascador para tu gato?

  • Es fundamental para que el gato tenga las uñas sanas y bien afiladas.
  • Para ayudarle a liberar estrés y ejercitarse como debe. 
  • Para los gatos que pasan mucho tiempo solos en casa, es una buena manera de hacer ejercicio y ayudar a prevenir la obesidad
  • Por otra parte, algunos modelos incluyen una especie de caseta que les puede servir como refugio.

¿Cómo elegir el mejor rascador para gatos?

Lo más importante a considerar es el material con el que se elaboran (que puede ser natural o sintético), así como el tamaño del mismo y la estabilidad. El rascador debe de tener un poste largo para que la mascota pueda estirarse por completo y, por supuesto, muy estable; que aguante el peso de la mascota, pero también los movimientos que el gato realice sobre él.

Hay un rascador para cada tipo de gato y su estilo de vida: si es muy activo, si le gusta esconderse, si es de los que le gusta contemplar la habitación desde las alturas… En Kiwoko encontrarás lo que tu gato necesita. También ten en cuenta el espacio de la casa que ocupará y, si tienes más de 1 gato, quizá debas considerar tener un rascador grande para que puedan compartirlo.

¿Cuáles son los tipos de rascador más comunes?

Hay rascadores para gatos hechos con materiales naturales, pero también los hay de cartón. Los hay en forma de torres y con pequeños refugios. Algunos tienen algún juguete añadido para entretener más a la mascota. Los 5 tipos más comunes:

  • Rascadores de cartón: los más sencillos y económicos. Son muy duraderos e ideales para los gatos caseros. Pueden utilizarse durante varios meses y actualizarse siempre por vistosos diseños que encantarán a la mascota.
  • Torre: es el rascador más grande de todos y las dimensiones varían en función del modelo. Algunos tienen cueva, varios postes, zonas elevadas y son los más recomendables para los hogares con más de un gato.
  • Tipo árbol: con dos o más postes, juguetes y camas.
  • Rascador para gatos tipo poste: de distintos tamaños y formas, algunos incluyen cama o juguetes. No son muy grandes y son ideales para gatos pequeños.
  • Rascador vertical: los más sencillos junto con los rascadores de cartón. Se trata de un poste sujeto a una base cuadrada o rectangular y no tiene más función que afilar las uñas de la mascota.