Empapadores y pañales

9 Resultados
Croci
13.89€ - 14.49€

Empapadores y pañales para perro

Existen muchas ocasiones en las que tu mascota podría hacer sus necesidades en casa. Por suerte, hoy en día existen diferentes opciones para estos imprevistos. En Kiwoko encontrarás lo necesario para hacerte la vida un poco más fácil.

Los perros ancianos o con alguna dolencia tienen dificultades para aguantar sus micciones. En este caso la mejor opción para ellos son los pañales para perros. Si es un macho, los pañales tienen forma de cinturón que se ajustan al abdomen gracias a la banda elástica, son muy absorbentes y dejan totalmente libre la cola.

Si tienes un cachorro aún no podrá salir a la calle hasta que tenga todas las vacunas y es un buen momento para que aprenda a orinar siempre en el mismo sitio. Con los empapadores y bandejas higiénicas conseguirás que hasta los perritos más nerviosos puedan evacuar sin resbalarse. Se venden por tamaños para que puedas elegir el que más se adapta a tu pequeño. Este accesorio es ideal para el adiestramiento canino por lo que, si tu perro aún se hace sus necesidades en casa, ¡no dudes en probarlos!

Lo primero de todo es la paciencia, recuerda que es un cachorro y tardará más en aprender. El cómo enseñar a un cachorro a hacer pis en un lugar determinado de casa será una tarea a la que deberás dedicar tiempo durante sus primeros meses de edad. 

Trucos para enseñar a tu cachorro a hacer sus necesidades en el lugar adecuado

  • Acompaña al cachorro al empapador con cierta frecuencia. Se calcula que puede aguantar sin orinar o defecar un numero de horas equivalente a los meses que tiene más uno. Es decir, si tiene 3 meses hay que acompañarlo cada 4 horas.
  • Anticípate, seguramente querrá hacer sus necesidades después de comer, jugar o dormir. Estate atento para evitar que este momento pille lejos de su empapador. 
  • Prémiale, cada vez que lo haga bien dale caricias, felicítale y si quieres añade algún premio especial cachorros.
  • Por la noche prepara el terreno. Es difícil que aguante toda la noche sin dormir, de modo que acota la zona y cúbrela con empapadores.