Gato Balinés: Consejos, Cuidados y Características

Nombre: Gato balinés
Origen: Estados Unidos
Esperanza de vida: 10 - 15 años
Color: Gris claro, azulado, chocolate, crema, rojizo, lila, leonado
Pelo: Largo, liso, sedoso
Altura: 15 - 17 cm
Peso: 3 - 5 kg
Temperamento: Activo, afectuoso, curioso, extrovertido, inteligente
Necesidades: Cepillado regular, entorno lleno de estímulos
Perfecto para: Compañía, especialmente aquellas personas que pasan más tiempo en casa

La raza de gato balinés se caracteriza por ser de tamaño mediano y por tener un cuerpo alargado que le otorga una figura esbelta que recuerda al gato siamés. Cuenta, además, con grandes orejas, ojos de color azul y un pelaje de longitud media que es suave, sedoso y vaporoso. Por último, su cola es larga y emplumada.

A nivel comportamental, cabe destacar que este felino es cariñoso y juguetón, al que también le gusta saltar y posicionarse en la parte más alta del hogar que encuentre. Es, por tanto, curioso y activo. 

Además, tiende a maullar y necesita algo de espacio al aire libre. Puede incluso requerir un proceso de familiarización si tiene que convivir con niños.

Con todo, se trata de una raza de gato hipoalergénica que necesita una rutina de aseo semanal. 

Origen del gato balinés 

Su origen se remonta a mediados del siglo XX, cuando criadores estadounidenses de gatos siameses descubrieron que algunos gatitos poseían un pelaje más voluminoso que el de los siameses. 

Tras la Segunda Guerra Mundial se crio a esta variante, que en principio recibió el nombre de “siamés de pelo largo”, hasta que finalmente recibió el nombre de “balinés” dada la similitud de los gestos naturalmente gráciles de esta raza de gato con los movimientos que realizan los bailarines de los templos balineses.

En 1961 se reconoció al gato balinés como raza en Estados Unidos pero no se importó a Europa hasta mediados de los años 70.

Carácter del gato balinés

Entre las características del gato balinés se encuentran que es un felino activo con facilidad para maullar debido a su descendencia siamesa. Aunque es un gato tranquilo, demanda la atención de la compañía humana, tratando de comunicarse con él puesto que necesita sentirse parte de una familia. Una vez que está cómodo, se muestra tranquilo, sentándose junto a su propietario, ronroneando y dejándose acariciar.

Además, como buen saltador, tiende a subirse a las partes más altas del hogar, haciéndolas suyas, como ya adelantamos. Y es que, al tratarse de un gato inteligente, también suele aburrirse con rapidez. Por ello, se recomienda ofrecerle un ambiente rodeado de estímulos para que pueda esconderse y jugar como los rascadores para gatos de varios pisos, casas de juguete y túneles.

Finalmente, en caso de tener que dejar al gato balinés sin supervisión, un balcón con red o un jardín provisto de agua, árboles para trepar y hierba le brindará entretenimiento al felino.

Salud y cuidados

El gato bailnés se caracteriza por tener huesos finos y, dada su constitución, hay que estar atento a que no se vuelva obeso. Por ello, es importante que este felino cuente con suficiente espacio para hacer ejercicio para que así controle su peso.

Otro aspecto a tener en cuenta es que debido a su parentesco con el siamés, el gato balinés puede sufrir trastornos hereditarios similares como el estrabismo, la otitis, la sordera, desórdenes de conducta y urolitiasis, es decir, la formación de piedras o cálculos en la vejiga.

De igual forma, como cualquier gato, y más dada la cantidad que posee de pelaje, requiere de un cepillado regular una o dos veces a la semana, y más sabiendo que tiende a perder pelo.

Alimentación del gato balinés

Dado que cada gato posee diferentes necesidades nutricionales en función de sus características, esta raza de gato requiere de una dieta que, por un lado, facilite un óptimo crecimiento durante su etapa de cachorro, y que por otro le aporte la energía que requiere, además de fortalecer sus huesos y evitar la aparición de piedras y de los tricobezoares una vez que llegan a la etapa adulta.

Gato bebé balinés

Hasta las 3 o 4 semanas el gato bebé balinés tomará leche materna. En caso de que la madre no pueda amamantarlo, lo deberá hacer el propietario, con un biberón y leche maternizada. Durante este periodo, el gatito necesita 8 tomas al día con un margen de tiempo de 3 horas.

A partir de la cuarta semana, el dueño puede ofrecer al gato balinés bebé un alimento húmedo, que es más fácil de digerir, hasta que a la sexta semana ya se le podrá introducir el alimento seco, una tipología de comida que mantendrá durante su etapa adulta.

Gato adulto balinés

Al tratarse de un gato activo, su alimentación debe estar compuesta por nutrientes diferentes que le aporten la energía que necesita en su día a día.

Otro punto a tener en cuenta son los huesos finos que forman la constitución física del gato balinés. Por ello, un pienso que fortalezca y mantenga en buen estado las estructuras óseas sería idóneo para esta raza de gato.

En lo referente a paliar los efectos de los trastornos hereditarios que adelantamos anteriormente, también sería conveniente ofrecer a este felino un alimento que favorezca la salud de su tracto urinario, reduciendo así la probabilidad de la formación de piedras o cálculos en la vejiga. 

Por último, dada la cantidad de pelo que pierde este gato, una comida que evite la formación de bolas de pelo o tricobezoares resulta más que indicada para el gato bailnés, especialmente en las épocas de muda correspondientes a la primavera y al otoño. Otra opción es ofrecerle tanto hierba como malta.

¿Qué tener en cuenta para la adopción de un gato balinés? 

Si tras conocer más en profundidad las características de esta peculiar raza de gato te planteas hacerte con un gato balinés en adopción, recuerda que la Responsabilidad Social Corporativa de Kiwoko apuesta por campañas y proyectos que reivindican la tenencia responsable de mascotas.

Por ello, Kiwoko también cuenta con la web de “Adopta” donde puedes encontrar a esta raza de felino en diferentes provincias de España, además de poder introducir en dicha búsqueda parámetros como la edad.

Te recordamos que en nuestras tiendas Kiwoko y en www.kiwoko.com encontrarás todo lo que necesitas para los cuidados de tu gato balinés.