Consejos para viajar con tu gato

Por qué a los gatos les gusta el agua en movimiento
Viajar con tu gato puede suponer un conjunto de requisitos especiales (sobre todo si se pone nervioso). Para que cualquier trayecto termine con éxito tendrás que prepararte y planear todo con anticipación. En este post te damos varios consejos y trucos para que el viaje con tu felino sea más fácil. ¡Toma nota!
Antes del viaje
Como viajar con un minino no es una cosa que se haga todos los días, te damos las pautas para que sepas qué hacer antes de ponerte en marcha. Lo primero de todo es hacer una visita al veterinario. Una vez allí tendrás que:
  • Comprobar que las vacunas están al día.
  • Hacer un chequeo completo para saber si tu mascota está lo suficientemente sana para viajar.
  • Pedir una copia de su historial clínico para llevarla contigo.
  • Preguntar a tu veterinario sobre la medicación que deberías darle en el caso de que se ponga ansioso.
  • Y por último asegurarte de que tenga el microchip.
Ahora toca hacer la lista de cosas que necesitas hacer antes de salir de viaje con un gato:
  • Etiqueta claramente el transportín de tu gato con tu información de contacto.
  • Unos días antes de salir, deja el transportín a la vista del felino, para que no sea completamente nuevo en el día del viaje.
  • Sitúa la cama de tu gato en el trasportín, lo que le ayudará a recibir el mensaje: "este es un lugar seguro".
  • Recorta las uñas de tu gato.
  • Asegúrate de que tu animal lleve un collar y una placa de identificación.
  • Haz su maletita incluyendo: arenero y arena, comedero y bebedero portátil, un mini pack con pienso, latitas, snacks y su juguete favorito.
  • Lleva productos de limpieza por si vomita durante el viaje.
  • Un rascador para que sepa dónde tiene que rascar una vez lleguéis a la habitación de hotel.
Transportín Gulliver
Transportín Gulliver
Transportín Outech
Transportín Outech
Outech bowl de silicona
Outech bowl de silicona
Mientras viajas
A continuación, te damos algunos consejos que debes tener en cuenta durante el viaje con un gato:
  • Si vas a conducir, realiza paradas frecuentes para que tu felino pueda usar la caja de arena.
  • Asegúrate de que se mantenga hidratado.
  • Ponle una toalla o manta que huela a casa para aumentar sus niveles de comodidad mientras viaja.
  • También hay aerosoles de feromonas de gato, como Feliway, para usar en el transportín que puede calmarlo.
  • Se recomienda el uso de los cinturones de seguridad para que que pueda sujetarse el transportín en el asiento trasero. Esto no sólo le proporciona un lugar seguro y cómodo para viajar, sino que además no tienes que preocuparte de que el transportín se deslice por el asiento trasero del coche o caiga en caso de accidente.
Kit de iniciación Feliway: Difusor + Recambio + Spray Travel
Kit Feliway: Difusor + Recambio + Spray Travel
Pack 3 Recambios Feliway Classic
Pack 3 Recambios Feliway Classic
También es interesante que tengas en cuenta algunas situaciones que se pueden dar con tu amigo durante el viaje:
  • Mareo por movimiento. La mayoría de los gatos pueden sufrir mareos. Los síntomas son: babeo, excrementos incontrolados o vómito.
  • Gatitos hiperactivos. Algunos gatos tienen cierta tendencia a excitarse un poco durante los viajes en coche. Pueden salivar, jadear, quejarse, saltar sobre los asientos o intentar aferrarse al techo. Estos no son síntomas de mareo, sino de hiperactividad.
La mejor manera de determinar cómo reaccionará tu mascota en el coche durante un viaje largo es vigilarlo durante la fase de adaptación. Si se vuelve locao cada vez que está en el transportín o ya en el coche, habla con tu veterinario antes de irte para valorar opciones. Si es imposible que se acostumbre, plantéate la posibilidad de que tu gato se quede en casa, con algún familar o en una residencia. Lo más importante es estar preparado para cualquier cosa y aceptar que los primeros viajes pueden tomar más tiempo de lo previsto o pueden no ir tan bien como se esperaba. El resultado final puede ser increíblemente gratificante para ambos, así que ten paciencia y presta atención a las señales que te lanza tu gatito.
¿Quieres contarnos cómo te ha ido a ti viajando con tu gato? ¡Estaremos encantados de leerte en los comentarios!
Etiquetas: