Transportines

8 Resultados
Flamingo
Precio de oferta desde 26.79€ a 24.11€

Transportines para gatos

Los transportines de gatos resultan un accesorio necesario para desplazar de manera práctica a los gatos, ya sea para visitar al veterinario o para realizar cualquier tipo de trayecto, manteniendo al felino seguro y cómodo en todo momento.

¿Cuál es el mejor transportín para gatos?

Un transportín para tu gato es imprescindible si quieres llevarlo contigo de viaje o si por el contrario es necesario llevarlo al veterinario. Pero ante todo debes tener en cuenta que las mascotas suelen estresarse durante este tipo de trayectos y visitas, por lo que, además de seguro, el transportín debe resultar cómodo para el animal.

Algunos factores que se deben valorar son:

  • Forma: es recomendable que la parte superior del transportín del gato sea desmontable ya que eso puede ayudar a que el felino asocie este accesorio como algo positivo. Esto facilitará por un lado meter y sacar al felino durante los trayectos que se realicen, además de hacer que las visitas al veterinario resulten menos traumáticas. Otra alternativa es que el transportín disponga de una apertura en la parte superior si el techo no se puede desmontar, puesto que es más fácil introducir a un minino en el transportín desde ahí que a través de una apertura lateral.
  • Peso: conviene optar por un transportín robusto pero a la vez ligero que permita manejar este accesorio con facilidad mientras garantiza la estabilidad del gato. Para ello una posible solución es decantarse por un transportín con ruedas. 
  • Material: el transportín debe ser fácil de limpiar de cara a preservar una mejor higiene del accesorio para la salud del gato. Para ello es conveniente escoger uno de plástico o con revestimiento de plástico. De igual forma, la base y las paredes del transportín pueden ir revestidas de un material acolchado para que resulte cómodo al felino. Y otro aspecto a valorar es que el material del transportín ha de ser resistente y contar con cierres a prueba de fugas para mayor seguridad del minino. 
  • Ventilación: es importante que el transportín esté bien ventilado a través de las rejillas de la puerta y ranuras en sus paredes. Así se puede regular la temperatura interior de este accesorio mientras se tiene a la vista al gato para ver cómo está. Hasta se le pueden administrar premios con los que recompensar su buen comportamiento.
  • Dimensiones: un gato puede pesar de 3,5 hasta 10 kilos, por lo que hay que tener en cuenta el tamaño del felino para que una vez que esté dentro del transportín este pueda ponerse de pie, tumbarse y darse la vuelta con facilidad. 

¿Qué tipos de transportines para gatos podemos encontrar?

Una vez que se han tenido en consideración los anteriores factores tratados, puedes encontrar una gran variedad de transportines en función de las preferencias y necesidades de tu gato. 

Así, puedes elegir un bolso transportín de gato para que lleves de forma cercana a tu felino. Este tipo de transportín se caracteriza por ser ligero, resistente y seguro, estando además bien ventilado. Incluye además una tira donde agarrar tanto el collar como el arnés del minino para mayor seguridad del animal. Su asa también puede ajustarse para llevarla corta, larga o incluso cruzada. 

Otra alternativa es un transportín plegable para gatos que ofrece un compartimento de transporte espacioso, acolchado y ventilado donde tu felino puede moverse cómodamente. O bien un transportín de tela para gatos cuyo material, suave y acolchado, brinda el confort que tu minino necesita.

Por el contrario, tal vez necesites un transportín con ruedas para gatos, una especie de mochila trolley o maleta con asa telescópica para que llevar a tu felino no resulte una tarea pesada. Esta clase de transportín dispone de un cinturón que mantiene seguro al felino, además de contar con bolsillos donde guardar la comida, una botella de agua y chuches para el minino, entre otros accesorios.

Y si viajas en coche, entonces necesitas un transportín de gato adaptado para ir en dicho coche, diseñado para introducirlo de forma práctica en los vehículos y para mantener seguro a tu felino al mismo tiempo. 

¿Cómo elegir el mejor transportín para gatos?

Como ya se ha adelantado previamente, la elección de un transportín para tu gato dependerá de una serie de características técnicas como que sea desmontable, ligero al peso y fácil de limpiar, que esté bien ventilado y que, en definitiva, permita al felino estar cómodo.

Para ello tendrás que tener en cuenta el tamaño de tu minino, su comportamiento en espacios cerrados y necesidades de movimiento, y hasta la forma en que llevarás dicho transportín, si colgado o en un vehículo.

De esta manera, te asegurarás de que tu gato vaya seguro y tranquilo en un accesorio que resulta indispensable para los felinos.