Mudanza con gato: ¿cómo sobrevivir?

A los gatos les encanta su territorio y son muy reticentes a los cambios. Solo hay que ver cómo disfrutan moviéndose por todos los rincones de la casa, llegando a subir incluso a los lugares más insospechados. ¿Cómo llevar a cabo entonces una mudanza con gatos, si estás pensando en trasladarte a otra vivienda, para que no suponga un grave inconveniente para el animal?

La mudanza con gatos a una nueva casa hay que plantearla bajo tres aspectos diferenciadores: antes, durante y después de la misma. Porque no solo estarás moviendo a tu gato de su hábitat natural, sino que también deberás prestar atención a su adaptación al nuevo territorio y ponerle las cosas fáciles.

Mudanza con gatos: ¿cómo afrontarla?

Es muy importante que tu gato perciba los preparativos de la mudanza como algo normal. El animal debe mantener su rutina habitual sin que esta nueva situación le altere en absoluto. Para ello, puedes jugar con él algo más de lo acostumbrado o dejar que se divierta con las cajas de la mudanza y lo curiosee todo.

Mantener tú mismo la calma es clave para que tu gato perciba que todo a su alrededor marcha bien. Es por esto que, los días previos a la mudanza, puedes preparar para tu gato una habitación especial en la que se sienta seguro y ajeno al ajetreo de las cajas, el empaquetado, el vaciado del hogar, etc. Se sentirá mucho más tranquilo y relajado.

Por otro lado, deberás dejar para el final el empaquetado de las pertenencias de tu gato. Esto hará que pueda estar mucho más calmado hasta el momento mismo de la mudanza. Una vez lo tengas todo listo, habrá que meter al gato en el transportín de viaje, pero siempre y cuando se muestre tranquilo y nada alterado.

Adaptación del gato tras la mudanza

Una vez pasada esta primera fase de la mudanza con gatos, toca la adaptación a la nueva vivienda. Es muy importante que le prepares un lugar especial para él y le dejes que comience a explorar un poco la nueva casa. No es cuestión de forzarle, sino de tratar de mantener las mismas rutinas que en el hogar anterior.

En este momento, es fundamental prestarle una atención especial a tu mascota. Recuerda que se sentirá inseguro y que todo le parecerá extraño. Es el momento de que juegues con él más de lo habitual, siempre alejado del vaivén y el trasiego de las cajas, el desempaquetado, etc. Su habitación debe ser un oasis de calma en donde disponga de todos sus elementos y pertenencias.

¿Tu gato está estresado por la mudanza?

No obstante, a pesar de todo es probable que tu gato se sienta estresado por la mudanza. Para evitar esta situación, puedes valerte de un difusor de feromonas felinas, que deberás tener enchufado en la habitación de tu gato incluso unas horas antes de su llegada. Si no conoces las feromonas para gatos, aquí te contamos todo sobre qué son y para qué sirven. Su olor también es muy importante para evitar que se estrese. En este sentido, puedes frotar una prenda de ropa por alguna parte de su cuerpo y luego por las esquinas de la casa para que el gato perciba su propio olor por el nuevo hogar y se tranquilice.

Si percibes que tu gato está con ansiedad, deja que vaya explorando la nueva casa poco a poco. Quizás se sienta abrumado, perdido y asustado ante el nuevo hogar. Puedes ir dándole acceso a diferentes habitaciones a medida que pasan los días. Lo que no deberás hacer nunca es permitirle que tenga acceso al exterior. Primero deberá reconocer su nuevo territorio interior, para más tarde pasar ya al exterior.

Consejos

Como hemos visto, los gatos son muy sensibles a los cambios y una mudanza puede afectar bastante a su estado de ánimo. En una situación de este tipo, deberás seguir una serie de consejos para mudarse con gatos:

  • Crear un refugio para el gato: una habitación en la que el animal se sienta seguro, en la que tenga todas sus pertenencias y juguetes y se encuentre ajeno al trasiego de la mudanza; es recomendable que prepares este lugar al menos una o dos semanas antes de la mudanza.
  • Pasar más tiempo de juego con el animal: a pesar de este refugio seguro, tu gato ya habrá percibido que hay una situación diferente en el hogar; es por esto que debes prestarle más atención en estos momentos y jugar más con él para que se sienta tranquilo, con confianza y unido a ti.
  • Total libertad a la hora de explorar la nueva casa: una vez se efectúe la mudanza con gatos a la nueva casa, déjales que exploren la nueva vivienda libremente; puedes distribuir su olor por toda la casa para que sientan que han llegado a un territorio seguro; no obstante, es preferible que exploren totalmente la casa cuando ya esté amueblada y lista.

La mudanza con gatos no es una tarea sencilla. A estos animales les afectan en gran medida los cambios, sobre todo en lo que concierne a un nuevo hábitat. Deberás prestarle especial atención estos días, tanto antes como después de la propia mudanza. Por supuesto, la adaptación al nuevo hogar ha de ser relajada y sin forzar al animal.

En las tiendas Kiwoko y en Kiwoko.com encontrarás todo lo necesario para que este cambio afecte lo menos posible a tu felino, desde las feromonas para gatos, hasta juguetes y productos que te permitirán prestarle esa atención extra que necesita y mantenerle más entreten