Alergias en gatos: Tipos, síntomas y tratamiento

Bien sabemos que la alergia en los humanos es una alteración habitual y en otras especies no es la excepción: de hecho, en los gatos es bastante frecuente. Los gatos pueden tener y sufrir distintas alergias que pueden deberse a distintas causas. A pesar de que cada tipo posee síntomas específicos, todas tienen manifestaciones comunes. Por ello, a continuación te daremos toda la información para que sepas reconocerlas.

Alergias en gatos más comunes 

Son distintas las alergias que pueden aparecer en los gatos, sin embargo, las más comunes son:

Dermatitis

Una de las formas de presentación más frecuente de las reacciones alérgicas es a través de trastornos cutáneos. Es importante destacar que la piel de un gato habitualmente es rosa, negra o con pigmentos (dependiendo de su raza), pero no posee ningún tipo de lesión como costras, descamación, masas o zonas inflamadas. En el caso de la dermatitis alérgica, estas pueden estar presentes.

Cabe destacar que las reacciones cutáneas se producen cuando los animales se exponen de forma continua a un determinado alérgeno, es decir, una sustancia, objeto o material que esté causando la reacción. Todo este proceso indica que el sistema inmunitario de tu gato está respondiendo con la liberación de sustancias inflamatorias, que son las causantes de los síntomas característicos de la dermatitis.

Alergia alimentaria

Este tipo de alergia en gatos se caracteriza por el reconocimiento del sistema inmune de algún componente de la alimentación como un cuerpo extraño y, al reconocerlo como tal, necesita ser combatido; por ello, se activan diferentes mecanismos de defensa para mantener en equilibrio el organismo.

Habitualmente, los cuadros de alergia alimentaria son un poco más complicados que la intolerancia al alimento. Para esta última, basta con quitar el alimento de la dieta, mientras que en la alergia se requiere un estudio más detallado para reconocer adecuadamente los alérgenos que participan en la reacción para poder realizar un buen plan de tratamiento.

Alergia ambiental

Los gatos, al igual que los humanos, pueden sufrir distintas alergias causadas por sustancias presentes en el ambiente, como es el caso del polvo en el hogar o el polen. Cabe destacar que la alergia ambiental puede terminar en una dermatitis: todo depende de cómo responda el sistema inmunitario ante el alérgeno.

Síntomas de las alergias en gatos

Los síntomas son variados de acuerdo al tipo de alergia, por ejemplo: en el caso de la dermatitis, el síntoma principal es el picor y cuando acaricies a tu gato notarás o sentirás pequeñas costras, acompañadas de áreas enrojecidas e inflamadas. Esto puede estar presente en cualquier sitio del cuerpo como: abdomen, cara y muslos.

Debido al picor exagerado producido por la dermatitis se resecan en exceso, trayendo como resultado parches de piel sin pelo que han sido arrancados por el propio gato. Además, existe una debilidad en el pelaje debido al proceso inflamatorio en la piel.

Con respecto a la dermatitis alimentaria esta se caracteriza por tener una sintomatología bien compleja, es decir, los síntomas son generales pudiendo afectar distintos sistemas como piel, sistema gastrointestinal, sistema nervioso, etc.

A nivel dermatológico las alergias en gatos de tipo alimentario se caracterizan por afectar el cuello y el rostro de tu gato, por ello es habitual ver escamas, enrojecimiento, inflamación y úlceras en estas zonas. Desde el punto de vista gastrointestinal, lo más frecuente es el vómito y diarrea. En los casos más avanzados también se presentan convulsiones.

Cabe destacar que una gran cantidad de gatos con alergia alimentaria pueden desarrollar alteraciones del comportamiento, especialmente hiperactividad. Todo esto puede llevar a un aumento de agresividad en el gato, por lo que tiende a esconderse y aislarse, mostrándose menos sociable de lo normal.

Tratamiento y recomendaciones para la alergia en gatos

Para comenzar el tratamiento de la alergia en la piel en tu gato es fundamental conocer qué la está produciendo: por ejemplo, si se trata de materiales sintéticos (como los que hay en los bebederos o comederos), lo primero que se debe hacer es retirar cada uno de estos recipientes. En caso de que sea ocasionada por pulgas, el veterinario se encargará de eliminarlas a través de una medicación específica.

En el caso de la alergia en gatos de tipo alimentario, una vez diagnosticada es fundamental establecer una dieta de tipo hipoalergénica, según las necesidades de tu felino. En la mayoría de los casos en las alergias leves el veterinario te indicará algunos piensos hipoalergénicos. Al establecer la alimentación de tu gato es fundamental conocer cada uno de los componentes del mismo.

Si tienes una mascota, en este caso un gato, es importante que tengas en cuenta la medicina preventiva, ya que con esto se obtiene una buena salud. Esto es posible con las visitas continuas al veterinario. Por otro lado, es fundamental una alimentación equilibrada. Si tu gato ingiere piensos, no olvides elegir los de óptima calidad y que garanticen la mejor nutrición para tu mascota.

No olvides que en Kiwoko encontrarás la mejor opción para tu felino: piensos hipoalergénicos de las mejores marcas con los que cuidarás su salud y evitarás las alergias alimentarias.