¿Por qué mi gato se arranca el pelo?

¿Por qué mi gato se arranca el pelo?
Para la mayoría de los gatos, el aseo es lo primero en su lista diaria de cosas por hacer. Pero algunos felinos pueden llevar el tema de limpieza personal demasiado lejos ¡hasta el punto de arrancarse mechones enteros de pelo o lamerse hasta hacerse calvas en algunas zonas! En este post vamos a ver por qué lo hacen.

Razones por los que tu gato se arranca el pelo

Es posible que ni siquiera puedas pillar in fraganti a tu minino en el acto (ya que algunos lo hacen a escondidas). Pero atento a las siguientes señales:
  • Mechones de pelo por el suelo.
  • Principios de alopecia.
  • O un aumento en las bolas de pelo.
Cualquiera de estas pruebas puede ser un signo de alarma. Veamos cuáles pueden ser las causas de que tu gato se arranque el pelo.

Picor

Tu gato puede reaccionar ante la picazón con tirones de pelo y lamerse en exceso. Sin embargo, identificar la causa del picor puede ser un desafío.
  • Picor a causa de los parásitos. La mayoría de los veterinarios comienzan por realizar un examen físico, que incluye la búsqueda de parásitos externos, como pulgas, ácaros o piojos. En los gatos alérgicos a las pulgas, la exposición a la saliva, incluso de una sola picadura de pulga, puede provocar una picazón insoportable. Es relativamente común que al lamerse ingieran pulgas y los excrementos de las pulgas. Así que incluso si no puedes encontrar ninguna evidencia de infestación, tu veterinario puede recomendarte algún producto para el control de parásitos. Si los signos desaparecen, puede ser que los parásitos sean los culpables más probables.
  • Picor a causa de una alergia. Las alergias a los elementos ambientales, como los ácaros del polvo, el polen y el moho, o en otros casos, las alergias a los alimentos pueden provocar también comezón. Consulta con tu veterinario si es conveniente realizar una prueba de alergia.
  • Picor a causa de una infección. Las infecciones bacterianas o micóticas subyacentes en la piel también pueden causar comezón. Tu veterinario puede realizar un estudio de la piel y cultivos, y tratarlos cuando sea necesario.

Dolor

Algunos gatos se pueden lamer demasiado alguna zona porque les duela. Por ejemplo, un gato con cistitis (una inflamación de la vejiga) puede concentrar su atención de aseo en su abdomen. Un gato con una infección de la glándula anal puede arreglarse excesivamente en esa área (debajo de la cola). O un gato artrítico puede lamer el pelo de las áreas alrededor de las articulaciones dolorosas. Y así sucesivamente. Lo más conveniente como siempre, es acudir al veterinario y comentarle tus observaciones.

Comportamiento compulsivo

Con menos frecuencia, los gatos con una afección llamada alopecia psicógena felina pueden arrancarse el pelo y arreglarse en exceso debido a un problema de comportamiento. A menudo, el problema se desencadena por el estrés o la ansiedad provocados por los cambios en el entorno del gato, por ejemplo el nacimiento de un nuevo bebé o incluso el aburrimiento. Es de vital importancia crear un ambiente propicio para el bienestar de los gatos, con areneros limpios y en zonas tranquilas, rascadores estables y atractivos donde puedan rascar y dejar sus olores, y zonas separadas para el descanso, la alimentación, el juego y el arenero. Para estos gatos, el aseo puede ser una forma reconfortante para ayudar a aliviar el estrés. Una vez que se hayan identificado y solucionado los problemas médicos o de comportamiento, es de esperar que tu gato pase menos tiempo aseándose y tenga más tiempo para ese otro pasatiempo favorito de los felinos: dormir la siesta.
Ya sabes que en nuestras clínicas veterinarias Kivet tratarán a tu gatito con todo el mimo y cariño del mundo.