¿Cuántos años vive un gato?

¿Te has preguntado alguna vez cuántos años puede vivir un gato? Gracias a los avances veterinarios y a las mejoras en nutrición, hoy en día, los gatos viven más y mejor. Aunque para determinar la esperanza de vida de un gato debemos fijarnos en un factor importante: su tipo de vida. No es lo mismo un gato de interior que un gato que vive en el exterior.

¿Cuántos años vive un gato doméstico?

Al igual que con los humanos, los gatos que llevan un estilo de vida saludable aumentan sus posibilidades de celebrar más cumpleaños.

Los gatos domésticos gozan de sabrosas comidas y de protección ante las desavenencias del tiempo. Su única experiencia con un depredador es probablemente la de un dueño que quiere cepillarle el pelo o cortarle las uñas. Y es que, con una caja de arena limpia, un espacio privado con una cama mullida, cariño y cuidados, la vida se hace más que llevadera. Si el gatito se ha criado en interior es probable que no tenga ningún interés en explorar el exterior, especialmente si dispone de juegos y juguetes que estimulen su mente. ¿Qué más se puede pedir? Sí: ¡Atención veterinaria! Un gato vacunado, protegido de los parásitos, con sus chequeos veterinarios al día, además de estar esterilizado, puede tener una vida media de 12 a 15 años.

¡¡¡El gato más longevo hasta el momento llegó a vivir 32 años!!! ¿Sabías que hay estudios que calculan que los animales domésticos que tienen un Plan de salud veterinario tienen una vida hasta un 25% más larga? ¡Corre a informarte a tu consultorio veterinario más cercano!

¿Cuántos años vive un gato callejero?

Por el contrario, un felino que vive al aire libre, ya sea un gato salvaje o uno que ha sido abandonado por un antiguo dueño está sometido a un gran estrés diario. Sus instintos de supervivencia le mantienen alerta mientras elude a los perros, a los humanos crueles y al tráfico. Caza pájaros o roedores para alimentarse, o encuentra su botín en los cubos de basura. Su refugio para dormir puede terminar siendo cualquier lugar seco, por ejemplo: los bajos de un coche (esto es causa de muerte de muchos). Además del hambre, las gatas se enfrentan al embarazo y sus complicaciones (como cuidar a los gatitos desamparados). Y por si fuera poco, hay que sumarle las enfermedades no tratadas: gusanos, la rabia, el moquillo, etc. No es de extrañar que la vida de un gato callejero (a no ser que encuentre una familia que lo rescate) suene como una sentencia de cárcel: con una vida que puede estar entre 2 y 5 años de media.

En resumen, para conseguir que un gato viva lo máximo posible con la mejor calidad, necesitará: un ambiente hogareño tranquilo, rodeado de gente que lo cuide y lo quiera, una dieta sana y equilibrada, ejercicio diario, un control estricto del calendario de vacunación y visitas periódicas a su veterinario Kivet.

Y si te dan pena esos gatitos callejeros y quieres ayudarles a mejorar su vida, te recordamos que hay cientos de ellos esperando un hogar en nuestros Centros de Adopción. ¡Larga vida a los gatos!

Etiquetas:
,