¿Cómo cepillar a un gato?

En este post vamos a aprender bien cómo hay que cepillar a un gato. Por norma general, los gatos son animales que se limpian y acicalan de manera continua ellos mismos, pero algunos requieren algo de ayuda adicional, especialmente los de pelo largo.

Cepillar a un gato de forma regular forma parte de su higiene y salud. No sólo así se evitan indeseables nudos y un mal aspecto, sino que también ayuda a que no traguen tantas bolas de pelo al retirar los pelos muertos, así como a encontrar más fácilmente si puede haber algún parásito o insecto perjudicial para su salud entre ellos. 

¿Cómo cepillar a un gato que no se deja?

Lo ideal es ir acostumbrándole desde cachorro pero, si aún así sigue siendo una tarea complicada, puedes usar feromonas para calmarle o, incluso, darle alguna que otra chuche para que asocie el cepillado con un premio y se sienta más tranquilo y relajado. Verás como cada vez es más fácil.

Puedes empezar cepillando por zonas, comenzando por las patas traseras y la cola. Deja pasar 15 minutos con una chuche y continua hacia arriba, evitando así sesiones de cepillado largas que suelen provocar estrés y, por tanto, mal comportamiento.

También puedes acostumbrarle poco a poco utilizando una manopla en lugar de un peine, que es mucho más suave y le proporciona una sensación de masaje.

¿Cuántas veces es necesario cepillar a un gato?

Lo más recomendable es que lo hagas, como mínimo, una vez a la semana pero, en la medida de tus posibilidades, se aconseja que aumentes la frecuencia a dos veces por semana.

¿Es bueno cepillar a los gatos?

Rotundamente sí, es bueno cepillar a los gatos. Y no solo es bueno, sino también necesario y, en muchos casos, obligatorio, como sucede con los gatos de pelo largo. Se trata de una rutina de higiene que debe formar parte de sus cuidados habituales.

El cepillado desenreda el pelaje, arrastra los pelos muertos que se han quedado atrapados a lo largo del cuerpo y puede ayudarte a comprobar si la piel del animal está en buenas condiciones y, con ello, detectar con antelación cualquier enfermedad, infección o parásito.

¿Cómo cepillar el pelo del gato?

Antes de pasar a la acción lo ideal es que examines la piel de tu peludo y la condición de su pelaje para saber si tu gato tiene el pelo sano, sin calvas ni heridas sospechosas.

Cepillar a un gato de pelo corto

Los gatos de pelo corto suelen tener mucha cantidad de sub pelo o lana, por lo que podemos aplicar un deslanador, rastrillo o cepillo tipo furminator y, una vez retirado ese pelo, acabamos con una manopla de goma. El procedimiento se hará siempre a favor del pelo y sin aplicar presión, adecuando nuestros movimientos a los del gato para evitar que este cepillado le genere estrés.

Cepillar a un gato de pelo largo o semilargo

Para este tipo de pelaje, el cepillado se vuelve algo más que un capricho, una necesidad, ya que los gatos domésticos de pelo largo suelen perder pelo durante todas las épocas del año, y especialmente durante la muda. Así que esta acción les ayudará a evitar la formación de bolas de pelo, además de mantener más limpia tu casa. Para peinar a los más coquetos, es necesario empezar por el abdomen y las patas e ir subiendo hasta la cabeza. ¡Hazlo con cuidado! Ya que este tipo de pelaje tiene tendencia a enredarse.

Los gatos de pelo largo o semi largo también generan sub pelo, por lo que hay que combinar ambos cepillados, eliminando la muda y, para terminar, cepillando el pelo largo para evitar nudos. Se hará de la misma manera, a favor del pelo y sin aplicar presión, teniendo especial cuidado en las axilas, orejas y abdomen.

Visita las peluquerías Kiwoko para cepillar el pelo de tu gato

Tu gato por fin se ha acostumbrado a que le cepilles el pelo, pero sigues sin conseguir que quede pulido, brillante y bonito. En las peluquerías de Kiwoko Mundo Belleza puedes dejar a tu gato para que nuestros profesionales le cepillen su pelaje de la forma que necesita, teniendo en cuenta su tipo de pelo y sus características.

Ven a Kiwoko Mundo Belleza y deja a tu minino en las mejores manos para dejarle con un pelaje brillante, lustroso y sano. Además, si necesitas que se le haga algún arreglo en su pelaje, también disponemos de servicios de corte de pelo. Pide cita a través de este enlace y dale a tu mascota los mimos y cuidados que necesita. ¡Saldrá como nuevo!