¿Debo dejar a mi perro dormir en mi cama?

¿Debo dejar a mi perro dormir en mi cama?
¿Eres de los que duermen con su perro en la cama? ¿O más bien de los que regañan a su mascota ante cualquier intento de subir a ella? Como en todo, hay detractores y defensores de esta práctica. En este post vamos a profundizar en los impactos positivos y negativos que supone dormir con animales domésticos.

Ventajas de compartir la cama con tu perro

Si tu mascota está sana, tiene una higiene apropiada y una buena educación no solo no hay problemas, sino que puede tener efectos muy positivos. A continuación, te contamos algunas de las ventajas que puede suponer dormir con tu perro:
  • Refuerzo del lazo afectivo. Compartir un momento tan íntimo como el sueño ayuda a que el vínculo entre tú y tu mascota sea más fuerte.
  • Una ayuda extra para relajarte. La respiración rítmica de un perro puede ayudarte a adormecerte. Además, estar cerca de un perro aumenta tu flujo de oxitocina, una hormona asociada con el afecto y la felicidad.
  • Aumento en la sensación de seguridad personal. Muchas personas se sienten vulnerables en la noche, si te sientes así, la presencia de un perro, independientemente de su tamaño, puede darte una sensación de protección.

Desventajas de compartir la cama con tu perro

La otra cara de la realidad es que dormir acompañados de animales puede traerte algunos problemas a nivel sanitario y conductual. Entre los posibles inconvenientes de compartir lecho con los animales se encuentran los siguientes:
  • Riesgos para la salud. Alergias, asma o neumonitis por hipersensibilidad. Los más susceptibles a este tipo de problemas son los niños pequeños, las mujeres embarazadas y los pacientes inmunodeficientes. Sin embargo, los riesgos de salud en general son muy bajos; casi insignificantes si los animales reciben cuidados veterinarios y mantienen una higiene apropiada.
  • Problemas del sueño. En general, los principales problemas relacionados con la calidad del sueño involucran a las parejas (patadas, ronquidos, etc.) e hijos, pero las mascotas también tienen un papel importante. Suelen ser interrupciones relacionados con la temperatura entre los humanos y las mascotas; así como las diferencias en los ciclos de sueño y vigilia.
  • Problemas de conducta en los animales. Los perros a los que se les permite dormir con sus dueños pueden experimentar un aumento en la agresividad y problemas relacionados con el estrés por separación.
  • Efecto en las relaciones interpersonales. Por último, los animales pueden ser una importante fuente de conflicto y estrés en las relaciones de pareja, llegando a generar problemas de intimidad.
Después de leer toda esta información, ¿hacia dónde se inclina tu balanza? ¿Hacia dejarle subir a los pies de tu cama? ¿A dejarle dormir en tu cuarto? ¿O más bien estás pensando en conseguir una mullida cama para tu perro? ¡Déjanos un comentario contándonos tu experiencia!
Etiquetas:
,