Me voy de vacaciones, ¿dónde dejo a mi gato?

¡Por fin! ¡Te vas de vacaciones! Pero además de la felicidad que produce ese momento, en ocasiones aflora cierto sentimiento de culpabilidad cuando se trata de dejar solo a tu gato. ¿A ti también te ha pasado?
Todos sabemos que los gatos son animales independientes por naturaleza, pero eso no significa que no te echen de menos cuando te ausentas durante un tiempo. En el post de hoy queremos darte una serie de consejos básicos para que sepas lo que tienes que hacer con tu gato durante este periodo y puedas irte con toda la tranquilidad a disfrutar de unos días fuera.

¿Qué hago con mi gato en vacaciones?

Obviamente, lo primero a tener en cuenta es el periodo de tiempo que vas a estar fuera. ¿Cuántos días te vas de viaje? No es lo mismo irse una semana, que un mes entero. Ser consciente de este aspecto te ayudará a decidir cuál es la mejor opción para tu gato durante tus días de vacaciones. Los gatos son animales que suelen establecer sus rutinas y les cuesta adaptarse a los cambios. Por eso, es importante mantener al animal lo más cómodo posible, sea cual sea la opción elegida.

Dejar a tu gato en casa

Este es el mejor recurso siempre. Como te decíamos, a los gatos no le gustan mucho los cambios, así que un traslado a otro entorno podría provocarle muchos nervios. Por ello, si te vas por un corto periodo de tiempo, siempre es mejor que lo dejes en casa, de esta forma no lo sacas de su espacio habitual, ahorrándole el mal trago que le puede suponer adaptarse a un entorno nuevo. Si vas a dejar a tu gato solo en casa debes tener en cuenta lo siguiente:
  • Encuentra un amigo: incluso los gatos más independientes necesitan algo de contacto diario. Es importante que cuentes con alguien que le visite todos los días. Esta visita diaria mantendrá la vida de tu gato sin altibajos al garantizarle el suministro de comida, agua y la limpieza. Además de todo ello, un poco de interacción social le ayudará a intuir que vas a volver pronto y tú tendrás la confirmación y la tranquilidad de que todo va bien en casa.
  • Déjale alimento: Asegúrate de que tiene la cantidad suficiente de su comida habitual para que dure durante todas tus vacaciones. De la misma forma, reducir los cambios de rutina en la alimentación de tu mascota le ayudará a mantenerse sano y feliz.
  • Mantén a tu gato ocupado: Asegúrate de dejar a su alcance sus juguetes favoritos. Los postes y rascadores son ideales para evitar que arañe los muebles por aburrimiento, los juguetes rociados con catnip son una gran idea para que se interese por ellos y así se mantenga entretenido. Independientemente de esto, pídele a la persona que se vaya a encargar de visitarlo que dedique también unos minutos a jugar con él.
  • Cuida su higiene: Es muy importante asegurarse de que su arenero permanezca fresco y limpio para que él se pueda encontrar los más cómodo posible. La persona que se ocupe de su visita diaria también debe encargarse de la limpieza todos los días y de reponer la arena cuando sea necesario. Si sólo vas a hacer una escapada de fin de semana, y no has pedido a nadie que se ocupe de tu gato, puedes prepararle dos cajas de arena para que así tenga espacio suficiente para hacer sus necesidades.
  • Asegura tu casa: Si vas a dejar a tu compañero felino solo en casa, es importante dedicar unos minutos a comprobar que todas las posibles vías de entrada o salida de tu casa están convenientemente cerradas para que no se pueda escapar.
Rascador Catsion Pole Scratcher
Rascador Catsion Pole Scratcher
Spray Atrayente para gatos Kong
Spray Atrayente para gatos Kong
Juguete Shake Hedgehog
Juguete Shake Hedgehog

Dejar a tu gato en casa de algún conocido

Si por cualquier motivo no puedes contar con la ayuda de alguien que visite a tu gato en casa, lo mejor es llevarlo a casa de algún amigo, familiar o cuidador, al que le gusten los animales y que se pueda ocupar mejor de él en su hogar. Es importante tener en cuenta que el gato puede tardar algún tiempo en adaptarse a ese nuevo entorno y que, si existen otras mascotas en esa casa, el proceso puede ser algo más complicado, pues el felino tiene que acostumbrarse a su presencia.

Dejar a tu gato en una residencia

Si no cuentas con la posibilidad de que algún amigo vaya a tu casa o de dejar tu gato en casa de alguien; siempre puedes recurrir a las guarderías o residencias para gatos. Para elegir la mejor opción, en este caso, es importante tomarse un tiempo para buscar el lugar más adecuado. Puedes pedir consejo y consultar con gente conocida o puedes acudir también a una clínica veterinaria Kivet, donde puede que tengan alguna información o recomendación y donde estarán encantados de ayudarte.
Ahora sólo queda elegir la opción que mejor te conviene a ti y a tu gato y comenzar tu viaje con la tranquilidad de que tu amigo está bien, esperando a que vuelvas de nuevo.
Etiquetas:
, ,