La oruga procesionaria, un peligro para los perros

En primavera y ya, casi en cualquier época del año hay que tener un especial cuidado con los insectos, ya que al igual que las personas tu mascota puede ser sensible a su veneno.

En el post de hoy vamos a dar un repaso a los insectos más comunes y peligrosos para las mascotas ¡Sigue leyendo!

Picadura de la oruga procesionaria

En otras entradas ya hemos hablando sobre los síntomas de la picadura de garrapatas y la pulgas. Así que en el artículo de hoy nos vamos a centrar en la 'la picadura' de la oruga procesionaria y otros insectos como avispas, abejas, arañas...

¿Cuándo aparecen las procesionarias del pino?

Esta oruga es frecuente encontrarlas entre los pinos de un parque, en el campo o el bosque en esta época del año. ¡Y es muy peligrosa para los perros!

Las orugas suelen aparecer en los meses de mayo y junio, aunque con los efectos del cambio climático se pueden adelantar a abril e incluso marzo. Por lo que hay que tener cuidado entre los pinares y los cedros, ya que suele ser estos el tipo de árbol donde anidan; para más tarde bajar en procesión y enterrarse para terminar con su ciclo, y finalmente, convertirse en mariposas.

¿Por qué son tan peligrosas las orugas procesionarias?

En el estado de oruga están recubiertas de pelos muy urticantes que flotan en el aire. Puede provocar irritación en ojos, oídos, nariz, garganta, y a personas o animales sensibles una fuerte reacción alérgica respiratoria. Por lo que realmente no es un picadura (mordida) como tal.

Si ves una procesionaria es mejor que te alejes, si las pisas puedes hacer que todos esos pelos floten hacia arriba y provocarte una reacción alérgica tras inhalarlos. Además, impregnarás la zapatilla de la sustancia urticante llevándola a casa, otro peligro más para tu mascota.

Los perros están muy expuestos ya que suelen olfatearlas o lamerlas, provocándoles una gran reacción alérgica, si esto pasa, hay que acudir al veterinario rápidamente pues su vida podría estar en peligro.

¿Cuáles son los síntomas de que mi perro ha estado en contacto con una procesionaria?

Los efectos son visibles en cuestión de minutos. El perro se sacudirá, e intentará rascarse en la zona irritada, si le ha dado un lametón la lengua se le hinchará.

En resumen, los síntomas son:

  • Babeo.
  • Lengua roja, amoratada o negra.
  • Hocico y labios hinchados.
  • Irritación ocular y picor generalizado.

¿Es necesario ir al veterinario si mi perro ha entrado en contacto con una oruga procesionaria?

Rotundamente, sí y cuanto antes. Ya que, si tu perro ha tenido la oruga dentro de la boca, o ha estado en contacto prolongado con la oruga procesionaria puede producirse necrosis (muerte en el tejido) en partes de la lengua. También puede producirse úlceras en el esófago que pueden provocar el ahogamiento. El margen de tiempo de reacción dependerá de la cantidad de urticante y la sensibilidad del animal a este.

Picadura de avispas, abejas y hormigas

Entre estos insectos, avispas, abejas y hormigas, la más peligrosa es la avispa ya que puede picar varias veces, a diferencia de la abeja que tras la primera picadura el aguijón se desprende provocándole la muerte. Es importante quitar el aguijón rápidamente porque puede bombear veneno incluso separada del cuerpo.

Las hormigas de fuego pueden ser peligrosas, aunque el olfato de los perros la detectan rápidamente es posible que se las coman. Hay que tener cuidado con esto, pues la ingesta de veneno puede provocarle una intoxicación. Así que cuando andes por el campo es prudencial llevarlo con una correa o un arnés.

Picadura de araña, ácaros y mosquitos

Según dónde vivas convivirás con una especie u otra ya que existen más de 30.000 especies de arañas, pero no todas ellas son letales. Las arañas que suelen habitar en casas o pisos no suelen ser peligrosas, más allá de que le puedan ocasionar un leve malestar.

Los ácaros no se ven, pero sí se pueden ver los efectos de su mordida. Ya que produce un picazón intenso, tanto que el animal no puede parar de rascarse provocándose pérdida de pelo en la zona afectada y lesiones en la piel.

Por último, ¿quién no ha pegado ojo alguna vez por un mosquito? La picadura de mosquito en mascotas es igual de molesta que en humanos. Causará hinchazón, enrojecimiento y ronchas, pero poco probable que cause un daño serio a tu amigo, pero sí muy fastidioso.

Aunque si existe un enemigo con apariencia de mosquito, aunque no lo sea. Se trata de los flebotomos, suelen estar en lugares con húmedad y oscuridad, tienen actividad sobre todo por la noche y están cerca de sitios con restos orgánicos, basura, poda, etc.

Hay que tener cuidado con los flebotomos porque transmiten la leishmaniosis. En España por su clima mediterráneo es difícil evitarlo, por lo que hay que utilizar repelentes y antiparasitarios durante todo el año.

¡Prevención!

La prevención es la mejor forma de evitar que nuestras mascotas sufran los efectos de estas picaduras. Antes de elegir cualquier producto antiparasitario ten en cuenta que aspectos como: el tipo de vida, el peso de tu perro... determinarán la frecuencia de aplicación y el método antiparasitario más eficaz.

Lo primero que debes dar es acudir al veterinario, el cual te dará pautas y realizará diferentes revisiones y reconocimientos para controlar que nuestras mascotas están en perfecto estado de salud. 

A partir de ahí te recomendará: desparasitaciones internas, y el uso de collares, pipetas o sprays... según lo que más le convenga a tu mascota.

Si tienes dudas en como aplicarlos, en este vídeo nuestra compañera Laura te enseña a hacerlo.

Recuerda que tanto en nuestras tiendas Kiwoko como en www.kiwoko.com encontrarás un amplio surtido de antiparasitarios. Como dice el refrán ¡más vale prevenir, que curar!