¿Qué pueden comer las chinchillas?

Las chinchillas son roedores herbívoros, por lo que se alimentan únicamente de plantas, verduras y frutas. A diferencia de otros roedores, las chinchillas no son granívoras, es decir, no comen semillas ni granos.

En cautividad, la alimentación de las chinchillas se debe basar en:

  • 5% de verduras y frutas.
  • 75% de heno.
  • 20% de pienso o pellets.

El aparato digestivo de las chinchillas es muy delicado, por lo que cada vez que se le introduzca un nuevo alimento en su dieta, se deberá de hacer poco a poco. El porcentaje de nutrientes que debe de tener la dieta de las chinchillas es:

  • 30% de fibra.
  • 15% de proteína.
  • 32% de hidratos de carbono.
  • 10% de alimento húmedo.
  • 3% de grasas saludables.
  • 4% de azúcar.
  • 6% de minerales.

Por supuesto, no hay que olvidar que necesitan disponer de agua limpia y fresca las 24 horas del día, en una jaula bien limpia y cuidada en la que puedan vivir cómodamente y en la que se sientan a gusto.

Comida para chinchillas

Como hemos mencionado en el punto anterior, el heno es la fuente de alimentación principal de las chinchillas. Este alimento, compuesto principalmente de fibra y de celulosa, ayuda al funcionamiento correcto de su intestino y, además, le sirve para desgastar sus dientes que, como buen roedor, no deja nunca de crecer.

Existen diferentes tipos de heno para chinchillas con los que se le debería de variar la dieta y, si ves que tu chinchilla tiene un poco de déficit de calcio, es ideal dejarle colgado en su jaula una piedra de calcio que vaya lamiendo cuando lo crea oportuno.

El pienso o los pellets son también básicos en la alimentación de las chinchillas. La cantidad de pienso recomendada es de 30 gramos al día, aunque dependerá de las necesidades del animal. Combinando el pienso con el heno se obtendrá una alimentación sana y equilibrada para tu mascota.

Las frutas y las verduras también deben formar parte de la dieta de las chinchillas, ya que le aportan minerales y vitaminas esenciales pero, en este caso, de forma moderada, ya que les puede provocar diarrea o algo más grave, en especial con las frutas. 

¿Qué verduras pueden comer las chinchillas?

Dentro de las verduras que pueden comer las chinchillas está cualquier verdura de hoja verde, en especial las hojas de coliflor, el brócoli, las espinacas, las acelgas, los canónigos, la rúcula, el apio, el repollo, las coles de bruselas y las hojas de la zanahoria.

Estas verduras se deben lavar a conciencia para que estén lo más limpias posibles, además de secarlas bien antes de dárselas de comer a la chinchilla. 

¿Qué frutas comen las chinchillas?

Las chinchillas pueden comer muchos tipos de fruta, aunque la más recomendada es la manzana. ¡Les encanta!

Antes de alimentarle con fruta, hay que estar seguro de que no se cuele ninguna pepita o hueso, pues muchos de ellos contienen cianuro y pueden ser letales para ellas. Hay que tener también cuidado con algunas pieles de frutas, con las bayas y con los cítricos, ya que pueden acidificar mucho su orina.

¿Qué otros alimentos pueden comer las chinchillas?

Otros alimentos que pueden comer las chinchillas son los frutos secos, pero siempre como premio o golosina, nunca como alimento base, y deben ser sin salar y sin tostar. Estos frutos secos pueden ser pipas de girasol, almendras, nueces o avellanas.

Te recordamos que, al darle de comer un alimento nuevo o especial a una chinchilla, se debe de hacer de manera paulatina, poco a poco, para que su cuerpo se vaya acostumbrando y para evitar cualquier indigestión o problema digestivo que le pueda producir el alimento que se le está introduciendo.

¿Qué no deben comer las chinchillas? Alimentos prohibidos

Por contra, existen alimentos terminantemente prohibidos para las chinchillas al ser tóxicos para ellas. 

Al igual que muchos animales, el chocolate está totalmente prohibido para ellas, así como las galletas y el azúcar u otros alimentos procesados destinados al consumo humano.

El maíz también es tóxico para las chinchillas, al igual que sus derivados, y cualquier alimento con alto contenido en proteínas les perjudica más que beneficia. Por último, hay que evitar por completo los alimentos de origen animal, ya que las chinchillas son herbívoras. 

Ahora ya conoces todas las bases de la alimentación de las chinchillas. Si estás pensando en compartir tu vida con una chinchilla, en Kiwoko te recomendamos que la adoptes y no la compres, así estarás salvando dos vidas, la del animal que acabas de adoptar y la del animal que se puede beneficiar del espacio libre que se ha dejado con tu adopción. 

En las tiendas Kiwoko y en kiwoko.com puedes encontrar una amplia selección de juguetes para roedores para que tu chinchilla se divierta mientras se ejercita. ¡Una chinchilla sana es una chinchilla feliz!