Técnicas de relajación para perros

Los perros son conocidos por ser animales juguetones y traviesos, por lo que es casi imposible pensar en ellos cuando se habla de relajación. Sin embargo, hay momentos en los que es necesario ayudar a los canes a relajarse para evitar problemas. La ansiedad, el estrés, los nervios y el miedo son sentimientos que puedan hacer sentir muy mal a estos animales, por lo que es bueno saber cómo calmar a un perro para poder actuar cuando sea necesario.

Prepara a tu mascota para el Día Mundial de la Relajación y ten a la mano técnicas que lo ayuden a calmarse de la mejor manera para asegurar su bienestar.

¿Cómo calmar a un perro con ansiedad?

Si notas que tu mascota está ansiosa, hay diferentes formas que facilitan la relajación para perros.

En caso de que tu perro permita que te acerques, puedes intentar darle caricias y masajes. Esta puede ser una manera de demostrarle que todo está bien y que es seguro tranquilizarse. Debes recordar que, para tu mascota, eres su persona de confianza, así que tú puedes influir en esa serenidad que él necesita.

Si esto no le ayuda, otra forma que suele ser efectiva para calmar a un perro con ansiedad es jugar con él. Intenta darle un juguete que pueda morder para permitirle drenar esa ansiedad o salid a pasear para distraerlo.

¿Cómo calmar a un perro nervioso?

Si no sabes cómo relajar a un perro nervioso, no te preocupes, pues no es tan diferente a lo que harías si notas que tu mascota se encuentra en medio de un episodio de ansiedad.

Intenta acariciarlo para brindarle confianza, pero no lo obligues a recibir tus mimos si no se siente cómodo, pues podrías empeorar sus nervios. Sácalo de la situación que le produce nerviosismo, como por ejemplo, si está en presencia de otro perro más grande o en un ambiente estresante. Si esto no funciona, intenta distraerlo con diferentes juegos o sácalo a pasear para que se enfoque en algo más que en la situación que lo hace sentir mal.

Habla con él usando una voz calmada y pausada, para que tu mascota sienta que todo está bien y no hay razón para estar nervioso.

Es necesario que sepas que estos trucos para la ansiedad y el nerviosismo pueden ser funcionales para situaciones concretas; sin embargo, si tu mascota se encuentra constantemente en un estado ansioso o de nervios, se recomienda intentar otras cosas.

  1. Verifica que tú estés bien. Los perros son animales muy sensibles y pueden captar si estás pasándolo mal. Si tú estás continuamente ansioso o nervioso, tu perro también podrá sentirse igual. Por lo tanto, concéntrate en calmarte para ayudar a tu mascota a hacer lo mismo.
  2. No alces la voz ni tengas a tu mascota en un lugar muy ruidoso o sucio. Así como los humanos, los perros no logran desenvolverse correctamente en ambientes estresantes.
  3. No lo expongas a situaciones que le causan miedo o estrés. Todos los perros son diferentes y reaccionan de forma distinta a ciertas situaciones. Si sabes que tu mascota tiene una reacción negativa a algo de forma frecuente, intenta evitar que pase por eso nuevamente.

Ejercicios de relajación para perros

Adicional a las técnicas mencionadas anteriormente, existen otras formas muy efectivas para ayudar a tu perro a dejar atrás la ansiedad y el nerviosismo, especialmente si estos son problemas constantes. Presta atención y elige los ejercicios más adecuados para tu mascota.

Masajes relajantes

Comienza acariciando a tu mascota como sueles hacerlo para que se sienta cómoda. Cuando tu perro se siente o se acueste, utiliza la yema de tus pulgares para hacer círculos sobre su cuerpo, comenzando por la parte de atrás de sus orejas y la cabeza. Después de eso puedes proceder con el cuello.

Recuerda no ejercer mucha presión, pues esto podría incomodar a tu perro y ponerlo nervioso. Pasa a los hombros, sigue con la espalda y, por último, masajea sus patitas, presionando suavemente las almohadillas para terminar el masaje.

Musicoterapia

Para ayudar a tu perro a calmarse, intenta poner música relajante a un volumen moderado, pues esto es beneficioso para las mascotas.

Además, si tu can tiene un miedo específico a algo (como los truenos, por ejemplo), puedes reproducir los sonidos a un volumen suave para acostumbrar a tu mascota a ellos. Así evitarás que reaccione de mala manera cuando deba lidiar con ellos en la vida real.

Senderismo

Existen muchos deportes para hacer con perros. Si buscas uno tranquilo, una buena idea es, además del paseo común, intentar llevar a tu perro a hacer rutas de senderismo. El cambio de ambiente, la larga caminata y el pasar tiempo contigo puede lograr maravillas.

Doga

Así como lo lees, el yoga con perros se llama doga y tiene resultados increíbles. Esta actividad combina varias técnicas de relajación para perros, pues las mascotas realizarán ejercicios de respiración, recibirán masajes y practicarán posturas junto a sus humanos que harán que sus cuerpos estén más ligeros, flexibles y sanos.

No olvidemos que el bienestar de tu perro es fundamental para que sea un animal sano. En la web de kiwoko y en nuestras tiendas físicas tendrás los mejores productos  para que tu perro pueda relajarse.