No todos los héroes tienen capa y antifaz

Hoy con motivo del día de San Antón, protector de los animales, hemos recuperado esta impresionante historia de un perro de raza pitbull. Y es que este santo no se equivocó cuando consideró a los animales como seres extraordinarios. Sigue leyendo y conoce esta historia.

San Antonio Abad, fue un monje que encontró la paz y el amor verdadero en la contemplación de la naturaleza y los animales por lo que decidió bendecirlos durante toda su vida. Al morir muchos pastores y ganaderos lo tomaron como protector y patrón de sus animales hasta el día de hoy. Es por él que muchas iglesias abren sus puertas para bendecir las mascotas de los ciudadanos.

Sasha, la perra entre las llamas

Ocurrió en la ciudad de Stockton, en el estado de California. Nana, la dueña de la casa, estaba dormida cuando Sasha, su mascota, la despertó con fuertes ladridos y golpes a su puerta. Cuando abrió los ojos se dio cuenta de que la casa del vecino estaba siendo devorada por el fuego, y en cuestión de minutos su hogar también iba a prenderse por completo en llamas.

Fue cuando Nana corrió a la habitación de su hija de siete meses para socorrerla del incendio, pero allí ya estaba Sasha arrastrando a la pequeña del pañal para sacarla fuera a un lugar seguro.

Finalmente, la familia junto a su mascota lograron salir. No sufrieron ningún daño y esperaron a que llegaran los bomberos y los servicios de emergencia. Todo quedó en un grandísimo susto con final feliz gracias a la heroicidad de Sasha.

Esta es solo una historia de cientos de relatos donde mascotas se han puesto en peligro por salvar una vida humana. Existen muchos más héroes de cuatro patas de lo que podemos imaginar. ¿Tienes tú en casa una mascota tan valiente ? Visita nuestra página de Facebook o Instagram y cuéntanos tu historia con ella. ¡Estaremos encantados de conocerla!

Etiquetas:
,