Consejos para limpiar tu acuario después de las vacaciones

A la vuelta de las vacaciones, además de deshacer las maletas y suspirar con nostalgia mientras recordamos los hermosos días de playa o montaña. Entre otras cosas, este es el momento perfecto para limpiar el acuario.

¿Por qué es importante limpiar el acuario cuando vuelves de vacaciones? 

Los peces son mascotas autónomas que pueden vivir sin nosotros durante unos días sin problemas, gracias a los dispensadores automáticos de alimentos. Pero su tanque debe limpiarse periódicamente, ya que es más que un simple recipiente de vidrio lleno de agua: un acuario es un ecosistema vivo.

¡Esta vez no será suficiente con limpiar filtro, el aireador y la bomba! Habrá que limpiar en profundidad.  

Pasos a seguir cuando limpias tu acuario después de mucho tiempo 

Vamos a ver paso lo que tienes que hacer para que tu acuario vuelva a lucir como nuevo. 

  1. Apagar los aparatos eléctricos. Es el paso clave en materia de seguridad. De este modo ni tú, ni los habitantes de tu acuario, correréis ningún riesgo durante la limpieza. 
  2. Alojar a los peces en otro recipiente. Para que no se estresen durante el proceso, péscalos con cuidado con la ayuda de una red y cámbialos a otro recipiente. 
  3. Cambiar el agua del acuario. Aprovechando que ya tienes a tus peces en otro depósito, es el momento perfecto para cambiar el agua de tu acuario y así rebajar el número de sustancias tóxicas del tanque. En este paso aprovecha para controlar el pH y los indicadores químicos
  4. Quitar los adornos del acuario. Coge todos los objetos y elementos de decoración y lávalos con agua. Después déjalos secar al aire libre. 
  5. Podar las plantas. Si tienes plantas en tu acuario puede que estas hayan crecido más de la cuenta durante tu ausencia y hasta tengas dificultades para ver a los peces. ¡Pero cuidado con pasarte!
  6. Limpieza los cristales. Ayúdate de una almohadilla para eliminar el moho y las algas del vidrio. 
  7. Aspirar el fondo. Utiliza un aspirador específico para acuarios para limpiar el fondo de la grava. Si fuera necesario puedes aspirar entre un 50% y un 70% del agua dependiendo lo sucia que esté. 
  8. Limpieza del filtro. Ha llegado el momento de echar un vistazo al filtro, si ves que está muy estropeado es mejor que lo reemplaces por uno nuevo. Pero, ¡ojo! nunca lo limpies al 100% porque puedes eliminar las bacterias beneficiosas para la filtración.
  9. Llena el acuario con agua limpia. Repón el agua que hayas sacado con la ayuda de un cazo. Como el agua es del grifo contendrá algo de cloro, para eliminarlo, será bueno que uses un acondicionador del agua. 
  10. Vuelve a poner la decoración. Una vez que tus plantas artificiales, cuevas y objetos están limpias, vuelve a introducirlos en el acuario. 
  11. Enciende de nuevo los aparatos electrónicos. Una vez que hayas conectado el sistema de filtrado, déjalo funcionar durante una hora para regular la temperatura del agua y que los peces no noten muchos cambios. 
  12. Limpia la parte exterior. ¡Ya queda menos! Con un paño húmedo limpia las paredes externas del acuario y después sécalo. 
  13. Vuelve a meter a los peces. Tus pequeños amigos ya pueden volver a casa. ¡Se van a poner muy contentos! 
  14. Control de población. Ahora toca ocuparse de los inquilinos del acuario. Estos días tendrás que mimarlos con unas vitaminas en las comidas.
Filtro para acuario

Filtro para acuario

Acondicionador del agua

Acondicionador del agua

En  este vídeo te contamos los aspectos fundamentales que no puedes pasar por alto con tu acuario a la vuelta de las vacaciones: 

Parece muy laborioso, pero todo es ponerse. Si tienes alguna duda o algo no ha salido como esperabas, siempre puedes venir a nuestras tiendas de animales Kiwoko a pedirnos más información. Si necesitas reemplazar algún elemento de tu acuario entra en www.kiwoko.com y llévatelo sin salir de casa.

Etiquetas:
,