Alergia a los perros: causas y síntomas

Siempre hay alguien, ya sea un familiar o amigo, que es alérgico al polen o a los ácaros del polvo, a los frutos secos, o a la verdura o… a los perros. Ese amigo o primo que no puede ir a tu casa a verte porque le da mucha alergia. Te suena, ¿verdad?

¿Pero qué es exactamente tener “alergia a los perros”?  En este post conocerás esta afección que, según los datos de Fundación de Asma y Alergias, tres de cada 10 personas que tiene una alergia también la tendrán a los gatos o a los perros.

En España entre un 15% de la población tiene alergia en los perros. Curiosamente esta alergia no tiene que surgir de repente, puede pasar años hasta que una persona desarrolle alergia al perro de la familia.

¿Qué es y que produce la alergia a los perros?

Por normal general la gente piensa que es al pelo. Pero no es así. La reacción alérgica la desencadena las células muertas de la piel, o sea, la caspa. También son alérgenos la orina y la saliva. Por lo que no se trata de que un perro que tenga más pelo o menos influirá en la reacción, sino es la sustancia que produce y se queda depositada en él.

¿Cuáles son los síntomas de alergia a los perros?

Los síntomas y la intensidad dependerá de la persona y su hipersensibilidad, pero en general son las siguientes:

  • Estornudo repetitivo
  • Cogestión nasal
  • Ojos llorosos o rojos
  • Picazón en el paladar, garganta y ojos
  • Pitido o silbido en los pulmones
  • Falta de aliento
  • Urticaria
  • Asma
  • Tos seca
  • Picor

Estos síntomas no conlleva a la fuerza que tengas alergia a los perros, debes hacerte la prueba pertinente para saber con exactitud cuál es el alérgeno.

¿Existen razas que no dan alergia?

No existen razas hipoalergénicas, sí es cierto que algunas dan menos o más por sus características: tamaño, pelo, etc. Pero todos los perros producen la proteína que produce la alergia.

¿Cómo evitar la reacción alérgica a los perros?

Tanto si vienen invitados a casa, o quizás convivas con alguien que es alérgico a tu mascota, deberás ser más meticuloso con la limpieza. Estos consejos te serán muy útiles según cada circunstancia:

  1. Aspirar mejor que barrer
  2. Ventila y utiliza un purificador de aire
  3. Correcta higiene del entorno de tu perro
  4. Establece lugares prohibidos

1 Aspirar mejor que barrer

Barrer ayudará a contribuir a expandir las células muertas o epitelios de la piel del perro por toda la casa. Así que lo mejor es aspirar bien con una aspiradora de última generación con filtro HEPA. (High Efficiency Particle Arresting, o recogedor de partículas de alta eficiencia).

Recuerda que la caspa se adhiere muy fácilmente en la ropa, mantas, telas, jarapas… por lo que deberás aspirar este tipo de tejidos y colocarlos en armarios cerrados.

Evita también que en casa haya muchos cojines, alfombras, muebles tapizados en casa.

2 Ventila y utiliza un purificador de aire

Ventila diariamente la casa, y como ayuda extra parece ser que gracias a los avances tecnológicos, en la actualidad estos aparatos están siendo efectivos para filtrar el aire de partículas suspendidas en el entorno, entre ellas, los alérgenos de las mascotas. Esto no quiere decir que no haya que limpiar pero es otra ayuda extra muy recomendable.

3 Correcta higiene del entorno de tu perro

Limpia frecuentemente su zona de descanso, camas, mantas, peluches... Es recomendable cepillarlos y bañarlos en otro lugar. Aprovecha las salidas al parque para peinarlo o pregunta por el servicio de peluquería y baño de tu veterinario.

4 Establece lugares prohibidos

Si convives con alguien con alergia deberás adiestrar a tu perro para que no entre en su habitación o no se suba al sofá. Y si vas a invitar a alguien a cenar o a estar en casa, lo mejor será que durante un tiempo no esté presente en el mismo lugar. ¡Ten la casa aireada y limpia antes de que llegue tu invitado!

En este vídeo del canal de Kiwoko TV, Laura te explica todo esto de manera muy gráfica, con la inestimable ayuda de su dálmata. ¡Dale al play!

Si te preocupa los síntomas de la alergia, lo mejor es que acudas a tu médico de cabecera o a un especialista y que sea él quién te dé las pautas a seguir y una solución basada en antihistamínicos o en la vacunación. ¡Junto a estos consejos todo irá mejor!

Etiquetas:
,