Camas refrescantes para perros, ¿cuál elegir?

Llega el calor y nuestro perro sustituye su cama mullida por la dureza del suelo de baldosas para refrescarse. Los perros no tienen glándulas sudoríparas salvo en el hocico y en las almohadillas de las patas, lo que hace que tengan que regular su temperatura por medio del jadeo. 

Para hacerles más llevaderas las altas temperaturas, se les puede cambiar su cama habitual por una cama refrescante para perros, una superficie rellena de gel que se vuelve frío y aliviará a tu animal durante las horas más calurosas del día. 

Este artículo funciona cuando el perro se tumba en ella, rompiendo las moléculas del gel interno y absorbiendo el calor del animal, lo que hace que baje su temperatura entre 5 y 10 grados. Hay que tener en cuenta que, pasadas unas horas, dejará de enfriar mientras esté tumbado el perro, pero volverá a ser funcional al momento de no usarse y pasados 15 minutos. 

También se tiene que evitar colocarlo en una zona donde den directamente los rayos del sol, ya que funcionaría como si nuestra mascota estuviera tumbada en ella, absorbiendo el calor del sol y devolviendo una sensación de frescor que no disfrutaría nadie. 

Para una sensación mayor de frescor, las camas refrescantes para perros se pueden meter unos minutos en el congelador o nevera sin ningún problema, pero por sí solas cumplen su función perfectamente y no es imprescindible enfriarlas. ¡Le encantará a tu mascota!

Tipos de camas refrescantes para perros

Existen diferentes tipos de camas refrigerantes para perros y, aunque prácticamente todas cumplen su función a la perfección, no está de más comentar sus características para que le regales a tu mascota la que creas más conveniente para ella.

Colchonetas refrescantes para perros

La colchoneta refrescante para perro es, como bien indica su nombre, una colchoneta o una especie de alfombra que se coloca en el suelo y que sustituye en los días más calurosos a su cama, ayudándole a refrescarse y a bajar su temperatura corporal. 

Las hay de muchos tamaños para que elijas la que mejor se adapte a tu mascota y sea lo suficientemente grande para que quepa todo su cuerpo. Está hecha, normalmente, de PVC antitranspirante y resistente a los malos olores, por lo que es muy fácil limpiarla, tan solo pasando por encima de ella un trapo húmedo.

Es también plegable para que la puedas guardar cuando empiecen a bajar las temperaturas o transportar si vas a viajar con tu animal. También la puedes usar dentro del coche para ayudar a tu perro a no pasar tanto calor.

Camas frías para perros

A diferencia de las colchonetas refrescantes, las camas frías o elevadas no tienen en su interior gel que se vuelve frío al contacto con él, sino que tienen cuatro patas para elevarlas para que no toquen el suelo.

Están hechas con una tela transpirable y, al estar elevadas del suelo, permiten que circule el aire, ayudando a refrescar a tu perro. Se pueden colocar tanto en interiores como en exteriores, pudiendo instalarlas sin problemas en el jardín. 

Al igual que con la alfombrilla refrescante para perros, tiene varios tamaños para diferentes perros, tanto pequeños como gigantes, así podrás ayudar a tu animal en los meses más calurosos del año independientemente de lo grande que sea.

¿Cómo elegir la mejor cama refrigerante para tu perro?

Si ya estás convencido de comprar una cama refrescante para tu perro, lo único que tienes que tener en cuenta es el tamaño de la alfombrilla y la calidad de sus materiales. Si crees que va a disfrutar más una cama fría para pasar más tiempo fuera, deberás asegurarte que se instala y se coloca de manera correcta, ya que la mayoría de camas se tienen que montar para poder usarlas. 

Independientemente del tipo de cama o alfombrilla refrescante para perros que elijas, tu mascota te agradecerá poder sobrevivir a las altas temperaturas del verano sin afectar a su salud y sin ningún problema.

Si además le quieres ayudar a refrescarse con otros artículos, en este enlace encontrarás una serie de productos perfectos para ayudarle a pasar mejor el calor.

¿Son seguras las camas refrescantes para perros?

En principio, los materiales con los que se fabrican las colchonetas y las camas refrigerantes son 100% seguros para los animales, pero hay que tener cuidado con su gel interior

La calidad de estos artículos va determinada, en casi su totalidad, por la resistencia que ofrece si el perro la muerde, se rompe y se sale el gel de su interior. Los fabricantes afirman que no es un material tóxico ni peligroso para los animales, pero no se sabe si puede afectar a la salud de nuestro animal aunque sea totalmente seguro. Por lo demás, este producto no debería suponer ningún peligro para tu mascota.

Este verano no dejes a tu perro sin una colchoneta refrescante, le harás más llevadera las altas temperaturas y te lo agradecerá. ¡Que no vuelva a pasar un verano sofocante!

Recuerda que tanto en las tiendas Kiwoko como en kiwoko.com podrás encontrar una amplia selección de camas refrescantes para perros. ¡Elige la más adecuada para tu peludo!