¿Los perros sueñan?

Solo si tienes o has tenido un perro como mascota sabrás la conexión familiar que transmiten estos adorables animales. No en vano son considerados los mejores amigos del hombre, pues, pese a las notables diferencias, perros y humanos tienen muchísimos rasgos en común que los hacen adaptarse el uno al otro de una manera perfecta.

La sensibilidad que has sentido por estos consentidos miembros de la familia seguro que te ha hecho cuestionarte muchísimas cosas sobre su comportamiento, conductas, hábitos e instintos. Una de las principales inquietudes de cualquier dueño en relación a su perro y sus actos naturales es saber si los perros pueden soñar y con qué lo hacen.

¿Cómo sueñan los perros?

En algún momento seguro que has visto a algún perro revolverse, hacer gestos o emitir sonidos mientras duerme. Por eso, la primera duda que se te viene a la mente es si los perros sueñan. La respuesta a esta interrogante es que sí, o al menos es lo que puede deducirse. Todas esas señales físicas que percibes en los canes mientras están en sus horas de descanso son indicativo de que los perros, al igual que los humanos, sueñan.

La explicación de este hecho se basa en que, los perros, como todos los mamíferos, pasan por distintas etapas de sueño, necesarias para que su cerebro funcione correctamente. Es bien conocido que la fase REM (o de movimiento ocular rápido, por sus siglas en inglés), que también experimenta el ser humano, es la etapa del descanso en la cual se capta información del exterior y existe una alta actividad cerebral.

Es justo en esta etapa del sueño en la que, supuestamente, todo ser vivo experimenta combinaciones de hechos del pasado y afianza sus aprendizajes, en muchas ocasiones a través de lo que conocemos como sueño. Los perros no escapan de esta experiencia, pues, de acuerdo a algunos estudios, se puede afirmar que los perros sueñan durante esta fase del descanso y que de esa manera refuerzan todas las nuevas experiencias que viven en el día a día. (Aniorte, 2018).

Cómo se ha adelantado, el descanso de los perros no se diferencia demasiado del de las personas. Al igual que los humanos y otros mamíferos, los canes atraviesan fases de sueño que se alternan mientras están en su tiempo de reposo. Algo que sí es cierto es que el descanso de estas mascotas se interrumpe con mayor frecuencia que el de los humanos, razón por la cual los sueños también son más cortos.

Durante los periodos de reposo del perro, que se suelen alternar a lo largo del día y la noche, puedes ver el comportamiento de tu mascota e identificar en qué ocasiones puede estar soñando al notar gestos, movimientos o sonidos particulares, así como su reacción al despertarse. Lo más común es que, a partir de entonces, surja tu interés o curiosidad de saber el contenido de sus sueños y, sobre todo, si tú como dueño estás presente en ellos.

¿Los perros sueñan con sus dueños?

Aunque los perros no hablan y no serás capaz de adivinar con qué cosas sueñan, se puede hacer una aproximación en comparación a lo que sueñan los humanos. Así como el hombre sueña con experiencias individuales, personas conocidas y hasta con sus propias mascotas, se puede deducir que los perros cumplen con patrones similares.

Si notas a tu perro muy agitado durante sus horas de descanso, o lo ves moviendo sus patas, es muy probable que el canino esté recreando una escena en su sueño, ya sea una tarde de parque, un paseo de diversión o jugando en casa. 

Son muchas las situaciones con las que un perro sueña, tan diversas como ocurre con los humanos. En ellas también puede representarse su relación con otros canes con los que coincide en la calle, con la comida y, por supuesto, contigo.

Aun así, tal y como sueñan con cosas placenteras, también pueden experimentar sueños negativos de cosas que les atemorizan.

¿Los perros pueden tener pesadillas?

Los perros atraviesan patrones de sueño muy similares a los de los seres humanos. De hecho, los expertos en el estudio de encefalogramas y del funcionamiento del cerebro de estos animales defienden la idea de que los perros sueñan y, por supuesto, también tienen pesadillas. (San Martín, 2019).

Algunos de los rasgos que te permitirán identificar si tu perro está teniendo una pesadilla son principalmente sus gestos. Si el perro está muy agitado, mueve sus patas muy aceleradamente, emite gruñidos, aullidos o llanto, o incluso ladra, es muy probable que tu mascota no esté disfrutando mucho de la experiencia vivida en el sueño. Lo importante en estos casos es dejar que el perro culmine por sí mismo esta etapa y ayudarlo a relajarse una vez esté despierto.

En nuestras Tiendas Kiwoko y en www.kiwoko.com encontrarás todo lo que necesites para que tu mejor amigo tenga un descanso reparador.