Cómo montar un tortuguero o acuaterrario

¿Quieres tener como mascotas unas tortugas baby? Lo primero, recuerda que las tortugas no pueden vivir con peces porque se los terminan comiendo, por lo que necesitan un hábitat propio con características específicas.

Por ello, hoy vamos a mostrarte cómo montar un tortuguero con las indicaciones de Marcel en nuestro canal Kiwoko TV. ¡No olvides suscribirte para recibir sus consejos!

Por otra parte, como verás, el montaje de un tortuguero o acuaterrario es mucho más rápido y fácil que el de un nanoacuario de peces, ya que las tortugas no requieren tantos cuidados respecto a la climatización y la estabilidad del agua. Aun así, como cualquier ser vivo, requiere de cuidados y responsabilidad durante toda su vida. ¿Estás decidido? ¡Vamos allá!

¿Qué necesito para montar una tortuguera?

Aquí tienes lo que necesitas para montar tu tortuguero:

  1. Tortuguero con medidas mínimas de 70 x 80 (Para 2 tortugas).
  2. Capacidad de 30 y 35 litros de agua.
  3. Zona de agua y zona seca.
  4. Fácil de limpieza.
  5. Sistema de filtración ampliado (Filtro de cascada o mochila)
  6. Termocalentador para tortugas
  7. Sistema de iluminación (Portalámparas y bombilla 5.0 UVA y UVB)
  8. Acondicionador específico para tortuguero.
  9. Decoración especial para acuaterrarios: Plantas, gravas, rocas, raíces para escalar, etc.
  10. Regleta.
  11. Temporizador.
  12. Un fondo para tapar los cables.

¿Dónde colocar el tortuguero?

Es importante ubicar el tortuguero en una habitación abierta pero que no haya cambios bruscos de temperatura, lejos de radiadores o chorros de aire, y cerca de un enchufe para conectar el sistema de mantenimiento. Y, sobre todo, tener un mueble que soporte bien el peso del acuaterrario.

Montar un tortuguero paso a paso

  1. Recorta el papel decorativo para el fondo y pégalo en el cristal trasero para tapar los cables.
  2. Coloca el termocalentador para acuaterrarios. Estos vienen con una malla protectora para evitar roturas o accidentes.
  3. Pon el filtro interno y externo tipo de cascada.
  4. Añade al fondo la grava diseñada específicamente para tortugas, estas son de mayor tamaño para que no se las puedan comer, y sin ángulos afilados que pudieran dañarlas.
  5. Coloca las plantas, raíces, rocas de forma que cree un paisaje funcional, con zonas secas y de diferente altura para que puedan tapar el termocalentador y el filtro. Es importante que la decoración sea especial para tortugueros, sin productos tóxicos e inocuos para sus habitantes.
  6. Poner la bombilla sin tocar los filamentos, ya que son muy delicados, es recomendable utilizar la servilleta que trae el fabricante para su manipulación.
  7. Coloca la bombilla en la lámpara a unos 20-25 centímetros entre la bombilla y la zona seca.
  8. Procede a instalar el sistema eléctrico, ya que el filtro y el termocalentador deben estar encendido 24/7. Debes programar la iluminación para que esté encendida durante 8 horas al día. Puesto que es beneficioso para el correcto crecimiento y la buena salud de las tortugas.
  9. Llena el tortuguero de agua previamente tratada con el acondicionador y respeta el modo de uso del fabricante. Una vez esto, añade poco a poco el agua hasta la señal de la rampa del acuaterrario. Finalmente, añade un poco de agua al filtro de mochila, para que cuando se encienda empiece a fluir.
  10. Espera 10 minutos antes de introducir a las tortugas para comprobar que todo funciona perfectamente.

El secreto de que tus tortugas estén felices es tener todo siempre muy limpio y desinfectado. Revisa que siempre se encuentren con buena salud y que no haya suciedad en su entorno.

Por último, antes y después de manipular el acuaterrario y a tus tortugas lávate las manos con agua y jabón. Sobre todo, después de tocarlas para prevenir la salmonelosis.

Si necesitas más información relacionada no te pierdas los siguientes artículos:

En nuestras tiendas Kiwoko tendrás todo lo necesario para que tu tortuga esté feliz. Puedes hacer tu pedido en Kiwoko.com y si lo prefieres, vía telefónica.

Etiquetas: