Acuarios, 20 consejos para principiantes

Acuarios, 20 consejos para principiantes
¿Te acabas de comprar tu primer acuario? Te damos la bienvenida a este apasionante mundo. Cada año se une un gran número de principiantes a la acuariofilia, y muchos la dejan tras una breve e infructuosa experiencia debido a unos comienzos inadecuados. Como no queremos que eso suceda, sigue estos consejos y disfruta de una bonita afición durante muchos años, ¡no te arrepentirás!

20 consejos para montar tu primer acuario

Escoger el acuario...

Tamaño: escoge el acuario más grande que puedas permitirte (es más fácil mantenerlo a la larga). Con un acuario grande conseguirás parámetros más estables y más espacio para peces y plantas. Otra de las ventajas de decantarte por un acuario grande es que, de este modo, los peces no se estresan por vivir en un lugar masificado. Te recomendamos un mínimo de 80 litros o bien que calcules 1 cm de pez por litro de agua como regla general.
Ubicación: el mejor lugar para ubicar tu acuario es una zona donde se “haga vida” y se vea a menudo -querrás lucirlo y enterarte rápido de si ha pasado algo en el mismo. Por comodidad, ponlo cerca de algún enchufe y para mantener los parámetros es mejor que esté lejos de corrientes de aire y estufas. Es importante que esté bien iluminado para que las plantas hagan la fotosíntesis y liberen CO2 pero procura que no le dé la luz directa para que los rayos de sol no incidan en la temperatura final del agua. ¡Ojo con el peso del acuario lleno! Asegúrate de que la superficie donde lo pongas sea plana, resistente y estable.
Filtrado: según el tamaño de tu acuario, escoge (de menor a mayor) entre filtro de tipo mochila, interno o externo.
Iluminación: en los acuarios de agua dulce se emplean tubos fluorescentes o LED de 0,4 W/litro de agua y en los de agua salada 0,6 W/litro de agua. Si quieres tener más plantas necesitarás más potencia.

¿Dudas al escoger? Mejor empieza con un KIT de todo en uno que incluya todo lo necesario.

Acuarios Kiwoko

Instalar el acuario...

Arena: una vez que ya tengas los filtros y la iluminación, hay que empezar a ocuparse del fondo del acuario para que quede lo más bonito posible. Coloca la arena, grava o sustrato suavemente en el fondo y el sobrante en la parte de atrás para crear profundidad.
Decoración y plantas: después de la arena, los elementos decorativos y las plantas que añadas además de embellecer servirán para proporcionarles escondites a los peces pero sin llegar a sobrecargar demasiado porque tendrán menos espacio para nadar. Así que en decoración lo justo y necesario.
Agua: para llenar el acuario utiliza solamente agua fría, nunca caliente, ya que contiene demasiados iones tóxicos. Deja que el agua salga del grifo algunos minutos antes de llenar el acuario o bidón, particularmente por la mañana.
Acondicionamiento del agua: presta atención a este paso ya que es vital para que los peces vivan en buenas condiciones. Trata el agua con anticloro y acondicionadores. Haz funcionar el sistema nuevo durante varios días, preferiblemente más de 15 días, realizando los ajustes necesarios en la calefacción, iluminación y filtración antes de introducir los peces.
Niveles: comprueba regularmente el PH, KH, GH, amoniaco, nitritos y nitratos para ver si están en los niveles adecuados.
Cambios de agua: aproximadamente cada 10-15 días se realiza una renovación parcial del agua, un cambio de aproximadamente el 20% del volumen total. Con el tiempo conocerás mejor cuál es el patrón de renovación de agua que mejor funciona en tu acuario.
Mantenimiento: revisar periódicamente el equipamiento y tener provisión de una selección adecuada de remedios y equipamiento de repuesto para responder sin demora a cualquier emergencia.

¿Lo tienes todo preparado? Comprueba que tienes lo necesario.

Accesorios para Acuarios Kiwoko

Introduciendo los peces...

Escoger peces: según las características de los peces podrás necesitar un acuario u otro. Tenlo en cuenta a la hora de escogerlo, así como las incompatibilidades entre diferentes razas y hábitats preferidos de cada uno….
Parásitos y enfermedades: compra peces que estén libres de parásitos, para ello es importante saber si los importadores realizan cuarentenas. Compra solo peces de aspecto sano y activo: muchas veces se solicita verlos comer, sobre todo especies marinas, como muestra de que están bien aclimatados y sanos, pero esto resulta sin embargo peligroso, ya que un pez que coma e inmediatamente sea empaquetado defecará en la bolsa y deteriorará la calidad del agua rápidamente. También es bueno comprar peces al mediodía e introducirlos en el acuario por la tarde, para evitar un periodo largo de exposición estresante a los habitantes ya establecidos.
Transporte a casa: protege al pez del estrés de la temperatura y el viaje, del comercio a casa, llevándolo en un contenedor aislado oscuro, así que cuando te lo entreguen en su bolsita transparente es conveniente que tengas preparada una cajita para que los peces hagan el viaje de la manera más segura y cómoda posible para ellos.
Introducción de los peces: apaga las luces del acuario y haz flotar la bolsa sin que se mezclen las aguas, de esta manera igualarás las temperaturas. Al cabo de unos minutos, desata la bolsa, pero no la pinches, y añade con un vaso de 25cl agua del acuario a la bolsa. Cada 10 minutos añade un vaso hasta que tripliques el volumen de partida. Después, libera al pez cuidadosamente en el tanque, sin introducir el agua de la bolsa al acuario, ya que estará deteriorada por el transporte.
Alimentación de los peces: no alimentes al pez el primer día, es mejor esperar al día siguiente. Es conveniente proporcionar pequeñas cantidades a menudo. Evita la sobrealimentación a cualquier hora ya que todo lo que no coman en 2-3 minutos acabará como sobrante y puede empeorar la calidad del agua.

¿Qué comida es la mejor para mis peces? Encuéntralas todas aquí.

Acuarios Kiwoko
Cantidad de peces: aunque tengas muchas ganas de ver tu acuario lleno de peces, bajo ninguna circunstancia intentes abarrotar un acuario nada más adquirirlo. No compres todos los peces de un acuario de una sola vez. Adquiere un tercio al comienzo y luego ve llenando el recipiente gradualmente durante las siguientes semanas, esto permitirá al sistema de filtración, adaptarse paulatinamente a la creciente población del acuario. En acuarios marinos, tampoco alcances el nivel máximo de peces antes de los seis meses de su puesta en marcha.
Costumbres de los peces: antes de adquirirlo, equipara cuidadosamente los peces con las condiciones del agua. Infórmate sobre las costumbres del pez y su dieta y asegúrate de que puedes proveer adecuadamente sus necesidades. Si no puedes hacerlo, no compres el pez.

Y por último...

No te permitas nunca darte por satisfecho. Es mucho mejor mantener todo controlado gracias a la atención regular que tener que rectificar desajustes graves por culpa de la negligencia y desatención.
Nunca, pero nunca, temas en solicitar ayuda. Quizás seas un experto, pero si no has tenido antes una especie determinada, es poco probable que estés mejor informado sobre la misma que alguien que sí la haya mantenido, especialmente si ha tenido problemas y los ha resuelto.
Ahora que ya te haces una idea de cómo montar tu primer acuario, te animamos a que vengas a nuestras tiendas Kiwoko, donde además de encontrar todo tipo de acuarios y accesorios para peces, podrás disfrutar del asesoramiento personalizado de nuestro equipo de expertos en el sector para las dudas que te surjan sobre la marcha.