Cómo tranquilizar a un gato en el coche

Los gatos suelen ser animales de costumbres. Necesitan de un entorno favorable para sentirse cómodos y no padecer episodios de estrés. Es por eso que viajar en coche con un gato a bordo puede llegar a ser un tormento, sobre todo para él. Sin embargo, no es algo imposible. Si llevas a cabo estos pasos, sabrás cómo tranquilizar a un gato en el coche con éxito.

Si sabes cómo cuidarlos, los gatos pueden ser un buen animal de compañía, además de que puede generarse un fuerte vínculo entre ellos y tú. Como cualquier mascota, requiere una serie de cuidados específicos y un tratamiento acorde con su personalidad y carácter. Es por eso que no se cuida a un gato de la misma forma que se cuida a un perro, por ejemplo.

Formas de tranquilizar a tu gato en un viaje

Cuando un gato tiene los ojos muy abiertos, arquea su cuerpo, tiene los bigotes muy tiesos, te bufa o intenta arañarte si te acercas, es porque está estresado o asustado. Los motivos pueden ser muchos. Si lo quieres llevar contigo en un viaje largo, es posible que manifieste alguno de estos síntomas. Por ello, hay que conocer los distintos métodos para tranquilizar a un gato en el coche, ya que se trata de un entorno cerrado al que además no está acostumbrado.

Si tu gato se altera durante el viaje, una de las cosas que puedes hacer es hablarle suavemente y con cariño. Un pequeño masaje de unos pocos minutos puede ser muy efectivo. Cuando quieren afecto humano, buscan el contacto con sus mejillas, su cabeza, su cola o su lomo, por lo que es bueno masajear esas partes de su cuerpo de forma suave con la yema de los dedos. Con unos cinco o diez minutos será suficiente.

Puesto que sacarlo de la jaula puede ser muy arriesgado y hasta peligroso para el conductor, es mejor que esté en un transportín de grandes dimensiones. Si es lo bastante grande, podrás introducir algún juguete que le guste y que lo mantenga entretenido. Los gatos pueden llegar a estresarse a causa del aburrimiento, por lo que un juguete podría ser una buena distracción para él.

La música también puede ser una opción viable para tranquilizar a un gato en el coche. Géneros como el Lo-Fi o la música clásica a bajo volumen pueden resultar de lo más relajantes para los gatos. Y, en especial, están las melodías compuestas por el violonchelista David Teie, debidamente creadas para la tranquilidad de los felinos.

Juguetes dispensadores de comida

La comida es algo que también relaja a los gatos en situaciones de estrés. Si además se combina con un juguete que dispense alimento, el resultado puede ser de absoluta tranquilidad para el felino.

Existen juguetes en los que puedes introducir comida en su interior. Estos disponen de una pequeña válvula por la que va saliendo el alimento en pequeñas cantidades. Mientras el gato juega, de vez en cuando sale un trozo de comida. Y si quiere más, tiene que seguir jugando.

Eso sí, es conveniente no excederse con esa opción. Recuerda que eso corresponde a un modo de distracción para tranquilizar a tu gato en el coche y que no se estrese. Es importante que la cantidad de comida no sobrepase el 10% de su ingesta calórica diaria. Hay que recordar que el gato está en un automóvil en movimiento y que es fácil que se maree y llegue a vomitar.

¿Cómo evitar que un gato se maree en el coche?

El gato es un animal muy sensible, por lo que se dará cuenta de que se encuentra en el interior de un objeto en movimiento. Por ello es indispensable adecuar el interior del coche. El transportín del gato debe situarse en la parte inferior del vehículo, de modo que no pueda acceder a la vista de las ventanas. Si viera el exterior, podría asustarse y se estresaría con mayor facilidad. También es bueno que su cubículo no esté cerca de conductos de ventilación o calefacción.

En cuanto a la alimentación, lo recomendable es darle de comer como mínimo tres horas antes del viaje, para que haga bien la digestión. Si el trayecto que vayas a realizar dura más de dos horas, es preciso hacer una o más paradas. En dichas paradas es bueno acompañar al gato y darle un poco de agua. De esa forma evitarás los mareos.

Evitar que se maree es igual o más importante que tranquilizar a tu gato en el coche.

¿Qué tranquilizante se le puede dar a un gato?

Una forma bastante efectiva para calmar la ansiedad del gato en el auto pueden ser las sustancias tranquilizantes. Por un lado están las feromonas químicas, que son una imitación de las que generan los gatos de forma natural para calmarse y marcar territorio. Para tranquilizar a un gato en el coche, existen las feromonas en spray. Puedes pulverizar el interior del vehículo una hora antes del trayecto. Luego, cuando inicies el viaje, puedes rociar de nuevo la zona donde vayas a colocar el transportín.

Otra alternativa son las Flores de Bach, efectivas para reducir la ansiedad y el estrés en episodios puntuales. Normalmente vienen con gotero, y se pueden aplicar a la comida (recuerda la opción de los juguetes dispensadores de alimento), o las podemos pulverizar mezcladas con agua.

En nuestro canal de YouTube, nuestra compañera Laura te da algunos consejos en formato vídeo de cómo viajar con tu gato en coche ¡Ver ahora!

En Kiwoko encontrarás todos los productos de Feliway, las famosas feromonas felinas en difusor o spray, no solo para tranquilizar a tu gato en el coche, sino también en casa.
Etiquetas:
,