Perro Guía: consejos, cuidados y características

Los perros guías o perros lazarillos son el mayor apoyo que puede tener una persona invidente. Gracias a su labor las personas ciegas o de visión reducida pueden tener una vida mucho más fácil e independiente. Es por ello que se manifiesta su reconocimiento en el mes de abril en el Día Internacional del Perro Guía; con la intención de honrar y homenajear a estos ángeles de la guarda y expresar la gratitud por su ayuda incondicional. ¡El post de hoy va dedicado a ellos!

Origen del perro guía

¿Cuál es la historia de los perros lazarillos?

Si acudimos a los orígenes de los perros para ciegos hay que mencionar al autor Johann Wilkekm Kleim que escribió en 1819 el primer libro sobre técnicas de adiestramiento para perros guía. Un libro técnico que, lamentablemente, quedó prácticamente en el olvido durante décadas.

No fue hasta casi 100 años después, tras finalizar la Primera Guerra Mundial, cuando se abrió en Alemania la primera escuela de adiestramiento de perros guía por la tragedia que supuso el número de exsoldados y civiles que quedaron ciegos tras el enfrentamiento bélico. Por lo que se retomó el entrenamiento de perros lazarillos para las víctimas.

En Alemania ya conocían la habilidad mental y psíquica de los pastores alemanes, demostrada ya en combate y grupos de rescate. Fue por este motivo la raza elegida en un principio para desempeñar esta nueva tarea y ayudar a las personas sin visión en su día a día ¡pero pronto se sumarian otros perros para esta increíble labor!

La mejor raza de perros guía

¿Cuál es la mejor raza para ser un perro guía?

Tras mencionar al pastor alemán, el siguiente seria el golden retriever, ya que es otra de las razas predilectas para el adiestramiento por su inteligencia. Su carácter dócil y tranquilo lo ha convertido en uno de los perros preferidos como perros de asistencia.

El labrador retriever es una de las razas que más aman a las personas. Los labradores son muy cariñosos e inteligentes. Además, le gusta el trabajo, así que no es de extrañar que sean elegido para desempeñar las tareas de un perro guía.

Cabe destacar que en esta últimas década los conocimientos etológicos y la convivencia con las mascotas han perfeccionado la forma de entrenar a los perros. Por lo que se está haciendo habitual el ver otras razas de perros e incluso a perros mestizos como perros para ciegos. Esto tiene la intención secundaria de acabar con el problema de la saturación de las perreras, y dar una segunda oportunidad a perros tan inteligentes y cariñosos como los de pura raza.

¿Cómo es la vida de un perro guía?

En España, Fundación ONCE del Perro Guía se encarga de dar los cachorros que nacen en la fundación a una familia de acogida, que se quedará durante un año con el cachorro para ofrecerle todos los cuidados necesarios junto con una correcta socialización.

Después del año, comienza el adiestramiento oficial donde el perro elegido se entrena, como máximo, durante doce meses. En este tiempo aprenderá a cómo comportarse en distintas situaciones, como por ejemplo:

  • En terrazas de cafeterías.
  • Trenes o Autobuses.
  • Entrar en una tienda.
  • Acompañar subir y bajar escaleras.
  • Pasos de cebras.
  • Andar por la calle en línea recta.
  • Recoger las pertenencias del dueño que se le han caído al suelo. (Cartera, llaves, etc).

¿Cómo comportarse cuando hay un perro guía cerca?

A continuación, unas recomendaciones a tener en cuenta cuando tengas a un perro lazarillo a tu lado:

  1. No le des de comer ni le llames cuando están trabajando.
  2. Si quieres acariciarlo pregunta siempre antes al dueño.
  3. Si vas a dar una indicación a la persona invidente, no tires de la correa ni agarres el arnés.
  4. Deja el paso siempre libre para el perro y su dueño. La ley los ampara.
  5. No tengas miedo, son perros muy dóciles y sociables. No son agresivos ni transmiten enfermedades.
  6. Si está cruzando una calle y vas con el coche, no te acerques demasiado podrías asustarlo.
  7. Ofrécele el asiento para que el perro y su dueño puedan estar cómodos en el transporte público.
  8. Permite su entrada a los establecimientos. ¡Están muy bien educados!

¿Cómo cuidar a un perro guía?

Lo principal es seguir con las pautas y recomendación del adiestrador. Es muy importante ser asertivos para no confundir al perro y deje de ser tan eficiente. Hay que tratarlo con alegría pero al la vez con mano firme. Sin titubeos. Y por supuesto con mucho cariño.

Por su trabajo diario, en casa no puede faltar un pienso de alta calidad, una cama cómoda y sus juguetes favoritos. ¡Se lo merecen todo! ¿verdad?

¿A qué edad se jubila un perro guía?

Pasado los dos años el perro ya está listo para ser asignado a un invidente durante un periodo de entre los 11 a 12 años. Tras pasado ese tiempo de servicio el perro se jubila. Puede ser adoptado por el mismo usuario, por otra familia o volverá a la fundación donde le seguirán cuidando.

Es por ello, que Kiwoko quiere dar eco a la posibilidad de adopción de un perro guía. Solo hay que responder a un cuestionario de Fundación ONCE del Perro Guía para garantizar que el perro tenga lo que se merece: atención, amor y cuidado. Igualmente, adoptar un perro senior tiene muchas ventajas. ¡No te arrepentirás!