Mi cachorro muerde todo

Si tienes un cachorro en casa, puede que esté atravesando esa etapa en la que lo muerden todo: muebles, objetos, tus manos, tus pies, tus zapatos, incluso su cola… No hacen criba de nada, ¿sabes por qué ocurre o cómo puedes evitarlo? En este post lo sabrás, así que atento.

¿Por qué los cachorros muerden todo?

Los cachorros pasan mucho tiempo jugando, mordiendo e investigando objetos. Todas estas actividades normales implican que los cachorros usen la boca y sus pequeños dientecitos afilados como agujas. ¡Es una de sus herramientas principales para explorar el mundo!

De ahí que, cuando juguetean con sus compañeros de camada, suele ser un juego tosco con muchos bocados y mordiscos. Al principio, los cachorros no tienen dientes y no les duele. A medida que les salen los dientes de leche, las mordeduras comienzan a notarse, pero los cachorros a menudo pueden tolerar este juego rudo, ya que tienen la piel muy flexible.

Por consiguiente, cuando van creciendo, la mordedura comienza a doler y los cachorros pueden empezar a chillar cuando reciben un bocado. Esto normalmente tiene el efecto de hacer que el cachorro que muerde retroceda. De hecho, la madre también suele regañar a sus cachorritos cuando se hacen daño.

Finalmente, cuando se separan de la camada y de su madre y llegan a tu casa, lo más normal es que quieran seguir jugando de la misma forma y arrasen con todo lo que encuentran por su camino.

¿Cómo hacer para que tu perro no muerda las cosas?

Cuando los cachorros juegan con la gente, suelen morder e incluso masticar las manos, las extremidades y la ropa. Este tipo de comportamiento puede parecer gracioso cuando tu cachorro tiene siete semanas, pero no es tan entrañable cuando tiene tres o cuatro meses de edad, ¡y mucho menos cuando se hace adulto!

Por eso es importante ayudar a tu cachorro a aprender a controlar su comportamiento. El objetivo es entrenar a tu cachorro para que deje de morder a la gente y los muebles.

Sin embargo, el primer y más importante objetivo es enseñarle que las personas tienen la piel muy sensible para que no las muerda, y no es válido usar los dientes para jugar con los humanos.

Cómo enseñar a un cachorro a no morder

A continuación, te contamos cómo educar a un cachorro para que no muerda jugando ni a ti ni a los muebles:

  1. ¡Que no le falten juguetes!

    Está bien jugar con energía con tu perro y que tu cachorro use sus dientes, pero este tipo de juego debe ser dirigido a objetos apropiados para jugar. Es mejor jugar así desde el principio. Ten a mano una variedad de juguetes resistentes cuando comiences una sesión de juego. Cuando tu cachorro vaya a usar sus dientes dirige su energía con un juguete.

    Otra opción, es rellenar juguetes mordedores con unos trocitos de snacks, así gastará energía en sacar el premio mientras mordisquea el juguete y no la pata de la mesa.

  2. Quéjate

    Otro método eficaz puede ser reaccionar como lo haría otro perro y soltar un aullido agudo del tipo "¡Auh!" cuando tu cachorro utilice sus dientes para morderte. Puedes hacerlo incluso cuando no te duela y tu cachorro solo haya hecho contacto con tu piel. Es importante que cuando pase esto el juego termine, al menos por un corto periodo de tiempo. Cuando se reanude, ten juguetes a mano para ponerlos en la boca de tu cachorro.

  3. Suelta

    Enseñarle a tu cachorro un comando como el de "suelta" puede ser útil y evitar que se meta en la boca o coma cosas que no son apropiadas. Es preferible que se lo enseñes cuando no estés jugando con él; sin embargo, una vez que tu cachorro haya dominado el comando, puedes utilizarlo durante una sesión de juego. ¡No te olvides de recompensar a tu cachorro cuando te obedezca con un premio!

  4. Nunca lo castigues

    Castigar a tu perro siempre es un error y es más probable que fomentes el comportamiento que justo no quieres que tenga. También es posible que reduzca el lazo entre tú y tu perro. Los perros que son castigados, tanto física como verbalmente, son más propensos a tomar represalias con agresividad. ¡Refuerzo positivo! siempre.

  5. Alábalo

    Cuando tu cachorro juegue bien contigo no te olvides de elogiarlo. Esto asegurará que le animes a jugar sin dañar nada.

    Todo estos consejos lo puedes escuchar en el canal de Kiwoko TV, junto con otras recomendaciones para tu cachorro. ¡No te pierdas vídeos como este! ¡Suscríbete!

Cómo evitar que un cachorro muerda

Por todo esto, es casi inevitable que tu cachorro use sus dientes contigo. Esta es su manera de explorar su mundo, divertirse o llamar tu atención. No decaigas entrenando a tu cachorro para que juegue de manera adecuada. Y ten paciencia.

Aunque, si tu cachorro sigue siendo demasiado rudo, busca ayuda de un etólogo.

Como última recomendación, podría interesarte leer este post de adiestramiento sobre 'Consejos para enseñar a tu perro a no morder' si tu amigo ya no es un cachorro.

Recuerda que tienes todo lo necesario en nuestras Tiendas Kiwoko o www.kiwoko.com para que tu cachorro crezca sano y fuerte y sin morderlo todo. Además, si lo prefieres, puedes hacer tu pedido por teléfono.