¿Cómo cuidar a un cachorro?

Al fin ha llegado el ansiado momento de darle la bienvenida a tu cachorro, un momento clave en la vida de todo animal lover que está lleno de emociones pero también de dudas, sobre todo si es la primera vez que adoptas uno

En este artículo vamos a intentar resolver algunas de esas dudas y repasar diferentes aspectos sobre lo que tienes que hacer y preparar durante los primeros días de tu cachorro en casa.

Recomendaciones para el cuidado de los cachorros

Has dado el paso. Has asumido la gran responsabilidad de hacerte cargo de un cachorro y te estás comprometiendo a muchos años de cuidados. ¡Enhorabuena! Va a formar parte de tu familia, pasará toda su vida a tu lado y te regalará momentos inolvidables, pero obviamente también va a traer consigo muchas obligaciones y compromisos

¿Estás dispuesto? Si la respuesta es sí, entonces sigue leyendo para saber por dónde empezar para cuidar a un cachorro recién nacido y que crezca sano y feliz.

Cuidados de cachorros recién nacidos

En primer lugar, hay que tener en cuenta que las necesidades de un cachorro recién nacido no son las mismas a la de un cachorro que cuenta con un mes (o más) de vida. Por eso, si lo que vas a adoptar es un cachorro recién nacido, debes prestar atención a las siguientes consideraciones.  

¿El cachorro recién nacido cuenta con la presencia de su madre? Es la primera cuestión que tenemos que resolver, ya que los cachorros necesitan cuidados de forma continua, especialmente en lo relacionado a su alimentación. De modo que si el cachorro no ha sido amamantado por su madre, tú deberás asumir la responsabilidad de este proceso de amamantamiento.

Alimentación

Durante al menos las tres primeras semanas de vida, la alimentación del cachorro tiene que basarse única y exclusivamente en la leche materna. 

El cachorro debería amamantarse de su madre durante este primer periodo, pero de no ser el caso hay que darle un sustitutivo del calostro materno (ya sea materno o de fórmula), que es rico en nutrientes y defensas que el cachorro necesita. 

Por tanto, es el momento de alimentarlo a partir de la leche maternizada para cachorros, que suele administrarse en biberones a través de tomas que tienen lugar cada tres horas durante las primeras tres o cuatro semanas de vida del cachorro.

No olvides que la funcionalidad de su aparato digestivo es reducida, así que es importante no sobrealimentar al cachorro y estimularle para facilitar la micción y defecación tras cada toma.

Descanso

Otra cuestión importante es la relativa a dormir, ya que tras cada toma debes dejar que tu cachorro descanse lo que necesite. A partir de la tercera o la cuarta semana comenzará a explorar todo lo que haya a su alrededor.

Salud y cuidados

Hay que tener en cuenta que, durante estas semanas tan cruciales para su desarrollo, el cachorro está predispuesto a la hipotermia (ya que no regula bien su temperatura) y a la deshidratación, factores a los que deberás prestar especial atención

También dispone de una baja capacidad para regular la glucemia, por lo que hay que alimentarlo con mucha frecuencia. Ten en cuenta que aún tiene un sistema inmune inmaduro, de modo que es vital mantener una buena higiene en el entorno del cachorro. 

¿Cómo cuidar un cachorro de un mes?

En el caso de que el cachorro ya cuente con un mes de vida y que, por tanto, haya superado el primer mes de amamantamiento o ingesta de leche maternizada para satisfacer sus necesidades nutricionales, llega el proceso de destete.  

Alimentación

Lo siguiente que debes hacer para el cuidado de tu cachorro es introducir de forma progresiva los alimentos sólidos en su dieta. Para ello, tienes que hacerle papillas que mezclen un pienso de iniciación para cachorros con leche, que es específico para esta etapa y cuya leche nunca tiene que ser de vaca.

El destete completo finaliza entre la séptima y la octava semana de vida del cachorro, momento en que puede ingerir alimentos sólidos puesto que ya cuenta con dientes de leche con los que puede masticar.

Se recomienda que el primer pienso que des a tu cachorro sea un alimento hecho a base de ingredientes naturales que aporte los nutrientes y la energía que el pequeño animal necesita para crecer. Este tipo de alimento debe poseer un alto contenido de calorías y grasas buenas, y estar libre de conservantes, colorantes y subproductos, evitando así posibles reacciones alérgicas. 

¿Qué hacer antes de su llegada?

Lo primero que deberíamos hacer es convocar una reunión familiar para adaptar las normas de la casa y establecer un plan de educación para el nuevo miembro. De este modo, nos aseguraremos de que el cachorro recibe unas pautas coherentes para no confundirle. Si todos le damos las mismas órdenes y le permitimos las mismas cosas, seguro que aprenderá mucho más deprisa. 

En esa reunión también será necesario establecer un planning para organizar aspectos sobre los cuidados del cachorro, como los paseos diarios, algo que evitará que las salidas a la calle se conviertan en un problema familiar.

Otro punto importante es el de la búsqueda de un veterinario de total confianza. Ya sabes que en nuestras clínicas veterinarias Kivet encontrarás un equipo profesional que velará por la salud de tu perro tanto en las visitas rutinarias como ante cualquier incidencia que se produzca a lo largo de su vida.

Una vez claros y superados estos puntos, es momento de pasar a la siguiente fase:

  • Adaptación de las normas de la casa
  • Establecimiento del calendario de paseos
  • La elección del veterinario

Preparar la casa para darle la bienvenida a tu cachorro

En primer lugar piensa en lo pequeño que es el cachorrito y todos los rincones del hogar a los que puede llegar. Tendrás que echar un vistazo general de toda la casa y asegurarte de que no hay ningún sitio por donde pueda caerse o quedarse atrapado (balcones, ventanas o escaleras).

Si tienes jardín y tu cachorro va a pasar mucho tiempo ahí sin tu supervisión, tendrás que examinar los hoyos o huecos por donde pueda escaparse. 

No te olvides de revisar el tipo de plantas que adornan este espacio para cuidar y proteger a tu cachorro. ¿Hay alguna planta tóxica? Ante cualquier duda, consulta con tu veterinario y evita peligros innecesarios.

Cama

Tu cachorro gastará mucha energía durante sus horas de juego, pero también necesitará un lugar para el descanso donde poder estar tranquilo. Es importante que sienta desde el principio que cuenta con su propio espacio donde retirarse cuando le apetezca.

Prepárale una camita que sea acogedora pero lo suficientemente grande como para que no se le quede pequeña demasiado pronto, al igual que con el transportín.

Juguetes

Al igual que has elegido una zona de la casa para que duerma, también tendrás que buscar un sitio para que juegue. Ya verás que tu cachorro no puede parar quieto y es normal, ya que a través del juego se instruyen y se desarrollan.

Para el cuidado del cachorro tienes que saber que una de sus necesidades físicas es la de morder, así que no les regañes demasiado si intenta hacerlo todo el rato. Para evitar que utilice objetos no diseñados para ese uso, con los que además puede hacerse daño, lo mejor es que tenga mordedores de diferentes texturas como goma, tela, hilo, plástico, etc.

Otra buena forma de mantenerlo activo y educarlo es el juego. Los juguetes preferidos de los cachorros suelen ser las pelotas, irán y vendrán a por ella sin descanso. También les encantan los peluches, lo más seguro es que quiera descuartizarlo, aunque puede que también quiera cuidarlo como si fuera un hermanito.

Higiene y salud de los cachorros

Es muy importante que sigas el calendario de vacunaciones para el cuidado de tu cachorro, y que no le saques a la calle hasta que tenga puestas todas las vacunas necesarias.

Durante este periodo en el que aún no puede salir, el cachorro debe tener una zona para hacer sus necesidades. Durante esta etapa es idóneo el uso de empapadores de adiestramiento para que el cachorro aprenda a hacer sus necesidades en el lugar correcto. Estos empapadores absorben la humedad, reducen el olor y son más higiénicos que los papeles de periódico o telas.

Para mantener a tu cachorro limpio y sano tendrás que marcar en el calendario cuándo le toca el baño. El primero se hará una vez que esté vacunado por completo, que será aproximadamente a partir de los dos o tres meses de edad.

Cuando llegue el momento, báñale con agua templada y con un champú específico para él, y después sécalo muy bien con una toalla. Y recuerda, no lo bañes más de una vez al mes ya que hacerlo en exceso elimina la película protectora de su piel y puede provocarle dermatitis y problemas con el pelo.

Si tu cachorrito es tan pequeño que todavía no puedes bañarle pero aun así consideras que lo necesita, mejor utiliza un champú para la limpieza en seco.

Y para que su pelo brille y coja fuerza, te aconsejamos también un cepillado para eliminar el pelo muerto. La frecuencia dependerá del tipo de pelo que tenga. Como regla general, para los cachorros de pelo corto es suficiente con un cepillado a la semana, mientras que los de pelo medio y largo necesitarán entre dos y tres cepillados a la semana.

Nuestro consejo: Es bueno comenzar con estas tareas de cepillado y baño desde que es pequeño, así evitarás que te rechiste mucho cuando se haga mayor.

Debes controlar sus uñitas si no quieres terminar con las manos y los tobillos llenos de arañazos. Y también es primordial que le limpies los ojos y las orejas para evitar infecciones.

Si no estás seguro de hacerlo tú mismo, en nuestros centros de Belleza Mimo contamos con un servicio de peluquería donde pueden hacerlo por ti. Tu perro se sentirá seguro y confiado.

Alimentación de los cachorros

¿Qué comen los cachorros?

Un aspecto fundamental para el cuidado del cachorro es su alimentación. Para que tu cachorro coma bien y se desarrolle correctamente necesita un pienso de calidad, teniendo en cuenta la cantidad acorde a su raza, su tamaño y su edad. 

También es fundamental en esta primera etapa la frecuencia con la que comen:

  • Desde el destete hasta que comienzan con la alimentación sólida (normalmente dos meses): 4-6 comidas al día.
  • De los 2 a los 3 meses: 4 comidas al día.
  • De los 4 a los 6 meses: 2-3 comidas al día.
  • A partir de los 6 meses: 2 comidas al día (dependiendo de la raza)

A la hora de elegir el pienso de tu cachorro, fíjate en que contenga ingredientes que fortalezcan sus defensas y faciliten su digestión, además de garantizar la mineralización ósea para que así crezca fuerte y sano.

Además del pienso seco, también tienes la opción de ofrecerle alimento húmedo. Este tipo de comida ayuda a estimular el apetito de tu cachorro. Aparte, es un alimento completo y natural que le encantará a tu mascota.

¿Qué necesitan? Kit de bienvenida

Por último, te ayudamos a hacer la lista de las cosas que necesitas antes de que llegue a casa tu cachorro para que la adaptación a su nuevo hogar sea más fácil y que su cuidado sea el óptimo:

Llegada a casa (básicos):

  • Alimento seco y húmedo
  • Cuna / Colchón
  • Comedero
  • Bebedero
  • Collar
  • Correa
  • Juguete
  • Paños de adiestramiento
  • Transportín

Para su salud:

  • Alimento seco de calidad
  • Alimento húmedo de calidad
  • Snack con L-Carnitina y Omega 3/6
  • Collar antiparasitario

Para su diversión:

  • Juguete (de cuerda, con sonido...)
  • Snack
  • Pelota
  • Juguete dispensador de comida

Para su higiene:

  • Cepillo, carda y peine para el pelo
  • Champú
  • Cortauñas
  • Productos dentales
  • Colonia

Para su adiestramiento:

  • Clicker
  • Correa de adiestramiento
  • Collar de adiestramiento

Si tienes más dudas, nuestra compañera Laura te explica en este video todo lo que tienes que preparar ante la llegada del cachorro a casa:

Además, hemos recopilado todo lo necesario en esta infografía para darle los cuidados oportunos a tu cachorro y para que no te olvides de nada. Puedes descargarte la imagen y compartirla con tus amigos.

Infografía cachorro cuidados y necesidades

La llegada a casa de un cachorro siempre es emocionante. Y como animal lovers que somos, en nuestros centros de adopción de Kiwoko siempre fomentamos la tenencia responsable de mascotas y creemos en la importancia de concienciar a la sociedad de que un animal no es un juguete y que necesita una serie de cuidados básicos.

En este vídeo nuestra compañera Laura te puede ayudar hacer la primera lista de la compra para tu cachorro ¡Ver ahora!

Ya sabes que en nuestras tiendas Kiwoko y en www.kiwoko.com encontrarás el mejor asesoramiento de la mano de profesionales y todos los productos para cuidar a tu nuevo amigo.

Etiquetas: