Mi gato se hace pis en mi cama, ¿por qué?

Una de las cosas más desconcertantes que podría sucederle a cualquiera que posea un gato que ya ha sido entrenado para usar su arenero es que el animalito, de la noche a la mañana, decide que nuestra cama es el mejor sitio para hacer pis. Las causas por las que un gato se hace pis en la cama son múltiples y diversas, pero, en todo caso, indican que hay un problema que es preciso solucionar, por el bien del minino y para nuestra tranquilidad.

Introducción

Si un gato que siempre ha usado su arenero para hacer sus necesidades de repente comienza a hacer pis sobre la cama, en el sofá o en otro lugar que no es el habitual, algo nos está diciendo con su extraño comportamiento. No pocas veces hay un problema de salud involucrado, pero también hay muchos otros factores que pueden desencadenar este cambio de conducta en el animal.

Demos una mirada a los principales desencadenantes de esta conducta inapropiada y lo que podemos hacer para que nuestro querido gatete recupere su comportamiento normal (y nuestra cama quede a salvo de “humedades indeseadas”).

Mi gato se hace pis en la cama

Es un problema más común de lo que muchos imaginan, pero no por eso deja de ser molesto y preocupante. Estás dormido y, de la nada, sientes que el colchón está mojado. No sabes bien si se trata de una pesadilla, pero luego te das cuenta de que estás despierto y la humedad está justo ahí. Y tu gato, también. El gato se ha hecho pis en la cama y, por supuesto, te genera incomodidad. La paciencia se agota y debes solucionarlo.

¿Por qué los gatos hacen pis en la cama?

Por problemas de salud

Lo primero que se debe considerar, cuando se presenta este cambio de comportamiento en el minino, es la existencia de un problema de salud en el animal. Infecciones del tracto urogenital, cálculos renales o en la vejiga, la cistitis idiopática felina o, incluso, la presencia de un tumor, generan inflamación, dolor y otras molestias que el gato no puede manejar.

Si la razón es patológica, el gato se hará pis en la cama porque no se puede controlar. O puede que sí controle la micción, pero está tratando de comunicarte que se siente mal y desea que lo ayudes. En cualquier caso, siempre que un gato experimente un cambio de hábitos o de conducta alarmante, como hacerse pis en la cama, lo primero que hay que hacer es llevarlo a la consulta veterinaria y, cuanto antes, mejor.

Por ansiedad

¿Hay un nuevo bebé en casa? ¿Has traído otra mascota para que forme parte del clan? Quizás tienes un trabajo nuevo que te mantiene alejado de casa mucho más de lo normal o con un horario diferente al que tu gato estaba acostumbrado...

Cualquier cambio mayor en la rutina o en las condiciones de vida de nuestro gato, como un cambio de domicilio, la muerte de su dueño o de otra mascota por la que sentía apego, la llegada de un nuevo integrante al grupo familiar, sea éste humano o animal, pueden resultar estresantes para él y ocasionar diferentes problemas como que tu gato se haga pis en la cama.

¿Cambiaste de lugar el arenero? Tu gato no está de acuerdo

Si tu gato siempre ha usado su arenero y tras cambiarlo de sitio decidió hacer pis en tu cama, puede ser que te esté comunicando que no le agrada la nueva ubicación. Puede que ahora la caja se encuentre en una zona muy transitada, o esté junto a un aparato ruidoso como la lavadora. ¿La colocaste muy lejos de donde el gato suele estar?  O quizás el arenero permanezca en el lugar de siempre, pero cambió el entorno…

Cómo evitar que el gato haga pis en tu cama

Conseguir que un gato deje de hacer pis en la cama, en los muebles o en cualquier otro lugar inapropiado, requiere grandes dosis de paciencia y consideración. Si el problema no involucra la intervención del veterinario, pues se ha descartado que sea un problema de salud, sigue estas recomendaciones:

  1. En la medida de lo posible, haz que los hábitos y las condiciones de vida del gato vuelvan a ser los mismos de siempre: devuelve el arenero al lugar donde estaba antes, reconsidera traer a casa esa nueva mascota, usa la arena que él siempre ha utilizado en lugar de esta que es nueva y fragante, pero que a él no le gusta...
  2. Los gatos hacen pis y caca lejos del lugar en donde comen: si tu gato se hace pis en tu cama, cámbiale el significado de “arenero nuevo” a tu cama dándole a tu gato golosinas sobre ella. Así aprenderá a asociar la cama con alimentos y no con el retrete.
  3. Haz que el arenero sea más atractivo para tu gato: cambia la arena que usas ahora por una de consistencia más fina y suave.
  4. Limpia muy bien los lugares donde haya hecho pis. Los gatos vuelven a hacerlo en un lugar que huela a orina.
  5. Haz que tu cama sea poco atractiva para el gato. Mientras el gato vuelve a sus hábitos normales, coloca sobre la cama, en las horas en que no estás usándola, algo que al gato le desagrade: una cortina plástica, periódicos… La idea es colocar un material impermeable, poco acogedor y “ruidoso” por el que el gato no se interese.

En definitiva, intenta comprender a tu gato. El castigo por su actuación es un concepto que los gatos no pueden entender, así que, no solucionará el problema y, de hecho, lo agravaría. Prémialo cada vez que use su arenero, usa el refuerzo positivo. Reeducar a tu gato es un proceso lento, pero posible. Ten en cuenta que, sea lo que sea que esté ocasionando que el gato haga pis en la cama o fuera del arenero, no lo hace por capricho: te está pidiendo atención.

En las tiendas Kiwoko encontrarás los mejores productos para cuidar la salud de tu gato.