¿Por qué me muerde mi gato?

La comunicación no verbal es un aspecto fundamental en todos los animales domésticos. Comprenderla te llevará a brindarles los mejores cuidados. Si tienes gatos en casa, habrás podido observar que suelen tener un comportamiento muy parecido en diferentes ocasiones. Y en más de una ocasión te habrás preguntado: ¿por qué mi gato me muerde?

Muchas de las acciones cotidianas que realizan los gatos tienen una o varias respuestas concretas. Morder, precisamente, es una de ellas. Si tu gato muerde, no lo hace por azar. Es muy probable que detrás de esa actitud haya una motivación que le impulse a ello. A continuación, vamos a tratar de responder a la pregunta de por qué los gatos muerden.

Mi gato me muerde, ¿por qué?

Una de las actitudes más habituales que suelen tener los gatos es morder. Quizás nunca te hayas parado a pensar por qué lo hace, pero en la mayoría de las ocasiones tu gato lo hace impulsado por una motivación. Las razones pueden ser muy diversas:

  • Se siente amenazado.
  • Tiene miedo.
  • Quiere jugar.
  • Te está demostrando cariño.
  • Está cansado de tus caricias.

Actitud defensiva

Para los gatos, morder puede ser una actitud defensiva si se siente amenazado o con miedo. Al mismo tiempo, puede tomar esta actitud si observa que alguien está invadiendo su territorio, ya sea una persona u otro animal. Morder será, por tanto, la acción más recurrente que empleará tu gato si se pone a la defensiva.

Quiere jugar

No obstante, a los gatos también les encanta morder mientras están jugando contigo o con otros gatos. Aunque en un principio se trata de un mordisco cariñoso, hay que tener cuidado cuando los gatos adultos desarrollan sus dientes. Para ellos, tus manos son como una especie de juguete. No obstante, si tu gato está ya cansado de jugar o de tus caricias también es probable que te lo demuestre mordiendo. De hecho, seguramente haya alguna zona del cuerpo que no le gusta que le toques y te lo hará saber con un mordisco.

Te muestra su amor y cariño

También hay casos en los que tu gato se siente muy a gusto contigo y te da pequeños mordiscos en señal de cariño o de amor. Es una de las maneras que tienen de expresar que se sienten encantados con tus caricias, con los juegos o con tu compañía. Pero, como acabamos de decir, en el momento en el que se canse te lo hará saber con un mordisco más intenso.

¿Qué puedo hacer si mi gato muerde mucho?

Los casos anteriores suelen ser los más habituales a la hora de responder por qué mi gato me muerde. Sin embargo, puede ocurrir que el gato muerda mucho y sin motivo aparente. En este tipo de situaciones, es muy importante que sepas controlar las actitudes y el comportamiento del animal para que esto no se repita con frecuencia.

Los juguetes mordedores para gatos

Disponer de un juguete y enseñarle que es a este objeto a quien tiene que morder es fundamental en estos casos. De esta manera, el gato descargará su estrés felino o sus ganas de morder sobre el juguete. Poco a poco se irá acostumbrando de que no es a ti a quien debe morder sino al juguete. A veces los gatos muerden mucho porque no encuentran en casa nada que les distraiga. Se sienten tan aburridos y estresados que, al primer contacto contigo, te morderán. Ten en casa de diversos juguetes y lugares a los que pueda subirse para que se sienta a gusto y distraído.

Educar y corregir su actitud

Una de las medidas que deberás tomar si el gato muerde mucho es corregir su actitud. Educar a tu gato es una tarea imprescindible para una buena convivencia. Si te muerde, no tomes contra él una actitud ni agresiva ni cariñosa. La primera de ellas le asustará y se sentirá amenazado, por lo que volverá a morderte. Y la segunda la tomará como algo positivo, por lo que no cambiará de actitud y te seguirá mordiendo.

Acudir a un especialista

En los casos en los que tu gato se muestre agresivo y no deje de morder, lo más recomendable es acudir al veterinario. Este no solo te dará ciertas pautas para corregir su comportamiento, también analizará su estado de salud para comprobar que esta actitud no viene motivada por ningún problema físico. De hecho, muchos gatos responden al dolor mordiendo.

Por qué mi gato me muerde es una pregunta que tiene diversas respuestas. Si se sienten amenazados, si desean jugar, si no quieren más caricias o pretenden mostrar su amor, el mordisco es una de las actitudes más recurrentes. Sin embargo, si el gato muerde mucho hay que corregir y educar esta actitud. Debes hacerle ver cuáles son los límites para que no repita con frecuencia esa acción.

En el blog encontrarás todos los posts relacionados con el comportamiento de los gatos. Y no te olvides de mimar a tu felino y ofrecerle todo lo que necesita con los productos de Kiwoko. En tu tienda física más cercana podrás verlos y asesorarte para elegir tus favoritos.