¿Es buena la leche para los gatos?

Si hay una imagen clásica de la televisión es la de un gato que ronronea pidiendo un plato de leche. Lo hemos visto tantas veces que se ha convertido en una creencia popular en los cuidados de un felino. Pero ¿es realmente bueno ofrecer este alimento a un gato? En el post de hoy conocerás la respuesta sobre la leche y los gatos. ¡Atento!

Dar leche a los gatos ¿sí o no?

La única leche que debería tomar un gato es la leche materna. Una vez pasado la fase del destete —al igual que los perros— los gatos van perdiendo lactasa, que es la enzima necesaria para digerir el azúcar presente en la leche. Más allá de esta fase podría presentar alergias o intolerancias.

Leche para gatitos

Ahora bien, si por ejemplo adoptas a un gatito que no ha finalizado el destete, existen en el mercado unas leches diseñadas para gatos huérfanos que necesitan cuidados especiales para poder crecer sanos. Nunca se debe suplir estos productos por leche de vaca pues podría poner en peligro su vida. Esta leche para gatito se debe suministrar por periodo determinado, no dudes en consultar a tu veterinario.

Además, también existe en el mercado leches tratadas baja en lactosa y enriquecidas con vitaminas y aminoácidos para ofrecérsela al gato adulto de más de seis semanas como premio, ya que el sabor de la leche les apasiona.


¿Qué pueden beber los gatos en lugar de leche?

En definitiva, la leche no se considera una bebida, sino un alimento líquido. Por lo que los gatitos deben empezar a beber agua entre la 4º y 6º semana de edad.

Si el gatito sigue junto a su madre aprenderá por imitación a beber agua. Por el contrario si es huérfano y está bajo tus cuidados deberás ofrecerle con paciencia agua poco a poco. Un truco para que empiece a beber es abriéndole un grifo a su lado, la curiosidad lo hará jugar con el caño de agua y terminará lamiendo sus patitas. Contar con un bebedero fuente con agua corriente puede ser una gran idea, puesto que será más apetecible para el gato.

La correcta hidratación en el gato adulto

El agua limpia y fresca es fundamental y suficiente para mantener todas funciones vitales del gato de forma óptima. Normalmente, la cantidad de agua que necesitará un gato adulto es de 60 a 80 ml de agua. Para llegar a esta cantidad es recomendable tener varios bebederos en casa y alejado del arenero.

La comida húmeda también es una buena forma de alimentarlo y mantenerlo hidratado. Ya que los gatos no acostumbran a beber mucha agua.

Por último, te recomendamos leer el siguiente post si lo que necesitas es que tu gato beba más agua.

En tiendas Kiwoko y en Kiwoko.com tendrás todo lo necesario para darle la gran bienvenida a tu gatito. ¡Y si lo prefieres puedes hacer tu pedido por teléfono!

Etiquetas: