Todo lo que debes saber sobre el Agility en perros

¿Te imaginas hacer un deporte que no solo mantiene a tu perro en forma, sino que también fortalece la conexión que hay entre tu y tu mejor amigo peludo? Pues ese deporte tiene un nombre, ¡Y es el agility canino!

Si quieres conocer más sobre el fantástico mundo del agility para perros, ¡Entra en este post y descubre cómo comenzar, sus beneficios, y algunos consejos que te ayudarán a entrenar a tu mejor amigo en esta disciplina tan divertida!

¿Qué es el Agility canino?

El agility canino es un deporte increíblemente divertido y dinámico que involucra a perros y dueños trabajando en equipo para superar un recorrido lleno de obstáculos. Imagina una pista de carreras, pero diseñada específicamente para que tu perro salte, corra a través de túneles, suba rampas y zigzaguee entre postes. ¡Todo mientras sigue tus indicaciones!

Como dato curioso, este deporte comenzó en Inglaterra en 1978, inspirado en las pruebas ecuestres de salto de obstáculos. Desde ese momento, su popularidad ha crecido alrededor del mundo, convirtiéndose en una disciplina competitiva oficial con reglas y regulaciones específicas.

¡Pero recuerda que no tienes que competir para disfrutar del agility! Es una actividad fantástica para cualquier perro y dueño que busquen divertirse y hacer ejercicio juntos.

El objetivo del agility canino es completar el recorrido en el menor tiempo posible, cometiendo el menor número de errores. Los obstáculos más comunes que podemos encontrar son:

  • Saltos: Barras ajustables que los perros tienen que saltar.
  • Túneles: Son tubos a través de los cuales los perros corren.
  • Rampas y A-frames: Estructuras inclinadas que los perros suben y bajan.
  • Postes de slalom: Son una serie de postes que los perros deben esquivar alternadamente.
  • Pasarelas: Caminos elevados y estrechos que los perros cruzan con cuidado.

Por otro lado, es importante saber que además de ser una actividad física muy divertida, el agility es también una prueba de obediencia y comunicación, ya que los perros deben estar atentos a las señales de sus dueños y responder con rapidez y precisión. ¡Es un verdadero trabajo en equipo!

Perro haciendo agility

Beneficios del Agility para perros

Ejercicio físico

El agility para perros es una excelente manera de mantener a tu perro en plena forma. Los recorridos están diseñados para que los perros corran, salten y maniobren a través de diversos obstáculos, lo que ayuda a mantenerlos en forma y saludables. Es una actividad física completa que trabaja diferentes grupos musculares y mejora la resistencia cardiovascular. Además, el agility puede ser especialmente útil para perros con alta energía, ya que proporciona una salida positiva y controlada para su actividad.

Estimulación mental

Por otro lado, el agility canino también es un gran reto mental. Los perros deben aprender a seguir tus señales y a tomar decisiones rápidas en el recorrido, lo que mejora su capacidad cognitiva y los mantiene mentalmente activos.

Fortalecimiento del vínculo entre vosotros

Uno de los mayores beneficios del agility en perros es cómo fortalece el vínculo entre tú y tu perro. Este deporte requiere una comunicación constante y una confianza mutua, creando una conexión aún más fuerte. Trabajar juntos en los entrenamientos y, si te animas, en las competiciones, es una experiencia increíble que fomenta el trabajo en equipo y la comprensión mutua.

¿En que casos el Agility no es bueno?

Aunque el agility es un deporte maravilloso y tiene muchos beneficios, hay en ciertos casos donde no es nada recomendable. Algunas de estas situaciones son:

  • Cuando el perro tiene problemas de salud como la displasia de cadera, la artritis o problemas cardiacos, ya que sus dolencias pueden empeorar.
  • En el caso de los perros senior, ya que éstos pueden tener dificultades para moverse con agilidad, y un mayor riesgo de lesiones en sus huesos y articulaciones.
  • Los perros con ciertas condiciones físicas como el sobrepeso, una condición física baja o perros con el síndrome braquiocefálico.

¿Cuándo empezar con el Agility?

¿Te preguntas cuándo es el mejor momento para empezar con el agility canino? Lo ideal es cuando tu perro es joven, preferiblemente después de los 12 meses de edad.

A esa edad, sus huesos y articulaciones ya están completamente desarrollados. Pero no te preocupes si tu perro es más mayor, con la adaptación adecuada, ¡todos los perros pueden disfrutar del agility!

¿Cuáles son las mejores razas de perro para realizar Agility?

Aunque cualquier perro puede divertirse con el agility, hay algunas razas que parecen nacidas para este deporte:

  • Border Collie: Súper inteligentes y llenos de energía.
  • Pastor Alemán: Versátiles y muy entrenables.
  • Golden Retriever: Amigables y con muchas ganas de aprender.
  • Jack Russell Terrier: Pequeños, rápidos y ágiles.
  • Shetland Sheepdog: Inteligentes y excelentes en maniobras rápidas.
  • Poodle: Extremadamente listos y fáciles de entrenar.

¿Qué necesito para hacer agility?

Ahora que ya sabes más sobre el agility, seguro que estás deseando saber que necesitas para empezar con el agility para perros asique, ¡Toma nota!

  • Túneles: ¡A los perros les encanta correr a través de ellos!
  • Saltos: Barras ajustables para que tu perro salte con estilo.
  • Rampas: Para que suban y bajen como profesionales.
  • Postes de slalom: Perfectos para mejorar su coordinación.

¡No olvides que los clickers para perros son también muy importantes para que aprendan este deporte!

loading
Por otro lado, también necesitarás un espacio amplio, como un jardín grande o un parque, para colocar los obstáculo y permitir que tu perro se mueva libremente.

Los mejores ejercicios de Agility para perros

Si no sabes qué ejercicios empezar a hacer con tu perro para realizar este deporte, o bien se te están acabando las ideas, aquí te damos una serie de ejercicios de agility para que hagas con tu mejor amigo dependiendo su dificultad:

Principiantes

  1. Saltos simples: Comienza con una barra baja para que tu perro la salte. Es un ejercicio básico pero efectivo para que tu perro se acostumbre a los saltos y gane confianza.
  2. Túneles cortos: Introduce túneles rectos y cortos, animando a tu perro con recompensas al final. Este ejercicio ayuda a que tu perro se sienta cómodo pasando por espacios cerrados y oscuros.
  3. Postes de slalom básicos: Coloca unos pocos postes para que tu perro practique zigzaguear. Esto mejorará su coordinación y obediencia mientras sigue tus indicaciones para moverse a través de los postes.

Fáciles

  1. Saltos con variaciones de altura: Ajusta gradualmente la altura de las barras para desafiar a tu perro sin abrumarlo. Este ejercicio es ideal para que tu perro desarrolle fuerza y técnica en los saltos.
  2. Túneles curvos: Añade algunas curvas a los túneles para aumentar la dificultad y ayudar a tu perro a desarrollar su habilidad para maniobrar en espacios más complejos.
  3. Rampas suaves: Introduce rampas con una inclinación leve para preparar a tu perro para obstáculos más desafiantes. Las rampas suaves son perfectas para trabajar la confianza y el equilibrio de tu perro.

Expertos

  1. Circuitos complejos: Crea un recorrido completo que incluya saltos, túneles, rampas y postes de slalom. Aumenta la complejidad y longitud del circuito para poner a prueba la agilidad, resistencia y obediencia de tu perro.
  2. Slalom avanzado: Incrementa el número de postes y la complejidad del recorrido, desafiando a tu perro con maniobras rápidas y precisas. Este ejercicio es excelente para mejorar la velocidad y precisión en los movimientos de tu perro.
  3. Ejercicios de velocidad y precisión: Cronometra el tiempo y premia la precisión y rapidez. Utiliza cronómetros para medir el tiempo que tu perro tarda en completar el recorrido y enfócate en minimizar errores. Estos ejercicios son perfectos para perros con experiencia en agility y pueden ayudar a mejorar sus tiempos de competición.

Otros consejos para el entrenamiento de Agility

¡Estamos seguros que después de leer este artículo ya eres todo un experto en el mundo del Agility! Pero aún así, te dejamos algún que otro consejo adicional que seguro te será de gran ayuda:

Consistencia y paciencia

El entrenamiento de agility requiere consistencia y paciencia. Es importante practicar regularmente y mantener sesiones de entrenamiento cortas y positivas. Los perros aprenden mejor en un ambiente positivo y motivador.

Recompensas y refuerzo positivo

¡No olvides utilizar recompensas como los snacks de adiestramiento para perros y el refuerzo positivo! Los incentivos son excelentes para que tu perro asocie el agility con las experiencias positivas.

loading

Progresión gradual

Introduce los obstáculos de manera gradual. Comienza con ejercicios sencillos y aumenta la dificultad a medida que tu perro gana confianza y habilidad. No apresures el proceso; cada perro aprende a su propio ritmo.

¡Diversión!

Recuerda que al final lo importante es que tanto tu perro como tu disfrutéis durante los entrenamientos. El agility debe ser una experiencia agradable para ambos. Si tu perro parece cansado o desinteresado, toma un descanso y retoma el entrenamiento más tarde.

En conclusión, el agility para perros es una actividad muy emocionante y beneficiosa que puede mejorar la vida de tu perro y fortalecer tu relación con él.

¡Anímate a probar esta maravillosa disciplina y descubre todo lo que agility canino tiene para ofrecer!

Si quieres más consejos sobre entrenamiento y deportes, te recomendamos los siguientes post:

Si tienes alguna duda  nuestros expertos te asesorarán, tanto en tiendas Kiwoko como por vía telefónica. Y si tienes claro lo que necesitas para tu mascota, puedes realizar tu pedido online en Kiwoko.com, por teléfono o en cualquiera de nuestras tiendas. ¡Te esperamos!