5 consejos para que tu perro se sienta más seguro en el agua

En Kiwoko somos grandes defensores de que los perros practiquen la natación. ¿Y por qué? Porque la natación para perros es uno de los mejores ejercicios físicos que existen, ya que les refresca en los días más calurosos, reduce el riesgo de aparición de parásitos, ayuda a mantenerlos limpios. Además es muy bueno para la salud, sobre todo para el tratamiento de la displasia, y por regla general se lo pasan ¡muy bien!

La gran mayoría de los perros aprenderán a nadar y disfrutar de este ejercicio. A algunos les llevará más tiempo que a otros. E incluso, hay algunos que por más que lo intenten nunca les gustará el agua. Pero para muchos se convertirá en una de sus actividades favoritas y merece la pena dedicarle un tiempo e ir a una playa canina.

Pero no olvidemos que el fin último debe ser disfrutar y que tu perro se lo pase bien, así que tanto si es la primera vez que llevas a tu perro a nadar como si quieres que gane confianza, sigue leyendo.

¿Cómo hacer que tu perro se sienta seguro en el agua?

Si tu objetivo es conseguir que este verano tu mejor amigo disfrute de un chapuzón refrescante, tienes que tener claras las siguientes premisas:

  • Liderazgo. Si tú no estás preparado para mojarte tampoco esperes que tu perro lo esté. Tu compañero de cuatro patas busca el ejemplo de su amo y si tú huyes de las olas, entenderá que él también debe huir. Así que ponte el bañador y entra con entusiasmo en el agua antes que él.
  • No lo fuerces. No tires, no empujes, no lo arrastres o engañes para que se meta en el agua, este tipo de actitud le puede causar miedos y traumas. Siempre recurre al adiestramiento en positivo.
  • Fácil acceso. Evita entradas accidentales en el agua, ya sean resbaladizas o llenas de piedras o con un desnivel muy pronunciado.

Para que la experiencia la relacione con un juego, no te olvides de llevar un juguete que se pueda mojar y que flote.

Consejos para hacer que tu perro se sienta seguro en el agua

Antes de salir a nadar, lleva a tu mejor amigo un par de veces a aguas poco profundas y juega allí para que aprenda a divertirse chapoteando y salpicando. Una vez que se haya acostumbrado a jugar en el agua ya está preparado para dar el siguiente paso.

Te recomendamos para que la experiencia en el mar o en la piscina con tu perro sea un éxito seguir estas recomendaciones:

  1. Elegir el día apropiado
  2. Localizar un sitio seguro
  3. Ir acompañado de perros que disfruten del agua
  4. Lleva premios
  5. Ponle un chaleco salvavidas

1 Elige un día apropiado

Siempre es mucho más productivo un día en el que apetezca darse un baño que un día gris y frío. Es importante también que no sea un día de temperaturas muy altas ¡Los perros también se queman o pueden sufrir un golpe de calor! Una gran recomendación es llevar algún juguete congelable en la nevera.

2 Localiza un sitio seguro

Agua sin corriente ni oleaje, no excesivamente fría, con pendiente gradual de manera que el animal pueda entrar andando hasta empezar a nadar, con una salida fácil.

Por otra parte, si os estáis bañando en la piscina puedes instalar una rampa que le facilite el acceso y la salida. (Los perros que se sienten atrapados en la piscina son propensos a sentir pánico y no querer volver al agua). ¡No te olvides de secarlo bien antes de llegar a casa!

3 Ve con otros perros que sean amantes del agua

Si ve a sus amigos correr y saltar al agua puede ayudarle como motivación para que no lo vea como un peligro. La experiencia se verá reforzada positivamente. Hay muchos perros que le encanta mojarse como la raza de perros de agua.

4 Lleva premios y juguetes

Para incentivar el buen comportamiento no dudes en llevarle snacks y juguetes.

5 Ponle un chaleco salvavidas

Si notas que le da un poco de recelo el agua, asegúrate de que va a estar a salvo en todo momento y ponle un chaleco que lo mantenga a flote en todo momento.

La mayoría de los perros que no necesitan ayuda, entran corriendo y empiezan a nadar. Algunos necesitan un poco más de paciencia, mientras que otros tardan hasta un año para realmente empezar a sentirse cómodos en el agua. ¡Respeta tu curva de aprendizaje!

Consigue que tu perro disfrute en el agua

Si necesitas más información, tenemos una serie de post que te pueden ayudar a pasarlo en grande este verano:

Nunca te olvides de que la finalidad de esta actividad es que el perro disfrute de las actividades en el agua, si ves que lo pasa realmente mal tendrás que pasar a otras actividades iguales de divertidas.

Ahora solo queda que elijas tu destino: playa, lago o piscinas. Pero antes puedes pasarte por tu tienda Kiwoko más cerca para hacerte con nuestros increíbles artículos de verano. O si lo prefieres puedes hacer tu pedido en kiwoko.com o por vía telefónica.

Etiquetas:
, ,