Gato Peterbald: Consejos, cuidados y características

Nombre: Peterbald, Sphynx
Origen: Rusia
Esperanza de vida: 10 - 15 años
Colores: Negro/foca, azul/gris, chocolate, lila, canela, cervato, pelirrojo, blanco
Pelo: Sin pelo
Altura: 30 - 35 cm
Peso: 3 - 5 kg
Temperamento: Extrovertido, calmado, afectuoso
Necesidades: Cuidado de la piel
Perfecto para: Compañía de personas que pasan mucho tiempo en casa, familias con niños y otros animales

Hay muchas personas a las que les encantan los gatos sin pelo. Una de las razas de gato que cumplen con esta característica es la Peterbald

Estamos hablando de una “versión oriental” de uno de los felinos más famosos a nivel mundial, el sphynx. Esta raza no solo destaca por su apariencia, sino que también lo hace por su carácter, que es muy cercano, afectuoso y cariñoso. De este modo, si tienes tiempo suficiente para dedicárselo a un minino, quizá el Peterbald pueda convertirse en tu mejor amigo. 

Origen del gato Peterbald

Los gatos Peterbald provienen de Rusia. En los años noventa se comenzó a cruzar gatos siameses, con gatos orientales de pelo corto y con una variedad de gatos sphynx. Con ello se pretendía obtener un gato similar a los sphynx pero de estilo oriental. Poco después, en 1994, este experimento hizo que aparecieran unos gatos muy curiosos que se caracterizaban por no tener pelo, exactamente tal y como se buscaba. 

Esta nueva raza fue reconocida en 1997 por la TICA y, en el año 2003, por la WCF.

Carácter y comportamiento de la raza Peterbald

El carácter de la raza Peterbald destaca es por ser muy tranquilo y afectuoso. Le encanta pasar mucho tiempo con sus compañeros humanos y recibir multitud de mimos y de cariño. De esta forma, se hace evidente que se trata de un animal que no disfruta precisamente de la soledad. Por ello, está indicado solamente para las personas que pasan mucho tiempo en casa y que pueden prestarle atención de manera constante. 

Teniendo en cuenta su comportamiento, es ideal para que conviva con niños o, incluso, con otros animales. Puede convertirse hasta en un gran amigo de los perros. 

Otra de sus ventajas es que se adapta con mucha facilidad a las diferentes casas o apartamentos. Lo que necesita realmente es un hogar en el que se encuentre tranquilo y cómodo, por lo que no importa tanto el tamaño del espacio en el que resida sino todo lo que recibe en él y cómo le hace sentir. 

Además de lo anterior, podemos añadir que es un animal que presume de un carácter equilibrado y que tiene mucha paciencia. Eso sí, necesita que le enseñes ciertas normas para saber cómo comportarse (como no subirse encima de la mesa, por ejemplo).

Alimentación de un gato Peterbald

La raza Peterbald es carnívora y, por esta razón, es necesario cubrir sus necesidades proteicas, que son altas, de forma diaria. No importa si hablamos de comida húmeda o de pienso; la carne, sin ninguna duda, debe ser su alimento principal

Teniendo en cuenta la composición de la comida húmeda, esta se asemeja más a lo que sería su presa natural, en el caso de que este cazara. El pienso también puede utilizarse, sobre todo para llevar a cabo juegos de búsqueda o para recompensas. Sin embargo, no es adecuado que estos animales tengan acceso a este tipo de alimento a lo largo de todo el día.


Por todo ello, es importante que el pienso o la comida húmeda que se elija para ofrecerle a un gato de la raza Peterbald sea rico en proteínas animales que satisfagan su instinto carnívoro, además de mantenerlo debidamente nutrido.

Hay personas que optan porque sus animales sigan una alimentación cruda biológicamente apropiada (BARF), pero para ello hay que consultar antes con un veterinario, pues no siempre les sienta bien. Te recomendamos que evites la carne de cerdo, por si esta está contaminada con el virus Aujezky.

Salud y cuidados

No todos los gatos presumen de la misma salud ni necesitan el mismo trato. Cada uno cuenta con unas características diferentes y, por lo tanto, debemos cuidarlos según sus necesidades

No es lo mismo un gato de pelo largo, que un felino sin pelo. Cada animal merece ser analizado y tratado de forma individual y el gato Peterbald no iba a ser menos.

Salud de un gato Peterbald

Uno de los cuidados a los que más atención hay que prestar es a la piel del gato Peterbald. Esta es más sensible que la dermis de otras razas al estar más expuesta. Por ello, si tiene acceso al exterior te recomendamos que le apliques, por ejemplo, crema solar para gatos. Por el contrario, en los meses de mayor frío, es importante abrigarlos. 

Asimismo, teniendo en cuenta que son gatos muy cariñosos, es muy importante dedicarles tiempo, acariciándolos, jugando con ellos o simplemente estando a su lado. En el caso de que se queden solos, hay que crear a su alrededor un ambiente agradable en el que se sientan a gusto.

¿Cómo mantener el pelo de los gatitos Peterbald?

Es cierto que antes hemos dicho que la raza Peterbald no tiene pelaje. Sin embargo, estos animales pueden tener una mini capa de pelo no superior a los cinco milímetros de largo

Por ello, mantenerlo en buenas condiciones es especialmente sencillo. La razón es que no necesita cepillados constantes. Lo que sí es importante es mantenerlo siempre limpio a través de toallitas especiales o baños. 

Adopción de un Peterbald

Una vez que conoces las particularidades de esta raza de gato (seguro que ya ha surgido el amor), es posible que te plantees adoptar un Peterbald.

Por ello, Kiwoko pone a tu disposición la web Kiwokoadopta, donde puedes encontrar gatos Peterbald en función de su tamaño y edad en diferentes provincias de España.

En tiendas Kiwoko y en Kiwoko.com podrás encontrar todo lo que necesita tu Peterbald. Si necesitas más consejos sobre esta u otras razas de gato, sigue explorando nuestro blog.