Flamingo rascador esquinero para gatos

Artículo No. FLA7029
Puntuación clientes: 4.2 de 5

Flamingo rascador esquinero para gatos

2ª al 30% en todo el pienso seco ¡Combínalo!
Artículo No. FLA7029
Puntuación clientes: 4.2 de 5
Gracias al rascador esquinero para gatos Flamingo tu gato dejará en paz el sofá y además podrá disfrutar de juegos y descanso con el mismo accesorio.
70.95€
Disponibilidad:
  • En Stock
Información de Envío

Detalles

Rascador esquinero para gatos Flamingo.

Sí, que los gatos rasquen para afilar sus uñas en un comportamiento de lo más natural. Pero por muy natural que sea estamos seguros de que no te gusta que lo haga con el sofá o las estanterías de casa. Por eso lo mejor que puedes hacer es buscar un accesorio con el que tu mascota pueda despacharse a gusto como el rascador esquinero para gatos Flamingo.

Aunque es cierto que este no es un rascador cualquiera tu gato contará con tres columnas completamente forradas de sisal para clavar sus uñas hasta que se canse. Es una estructura de tres alturas en la que además tu gato contará con dos plataformas para descansar, un refugio en la parte inferior, un túnel para trepar e incluso un juguete colgante.

¡Lo tiene todo! Este rascador es el rincón de entretenimiento perfecto para tu gato. Literalmente rincón porque esta es una estructura esquinera que podrás ponerla cómodamente en el rincón de tu casa que prefieras. Lo importante es que tu mascota podrá disfrutar de rascar, descansar y jugar como nunca.

 

Características:

  • Para gatos de todas las edades y razas.
  • Forrado de tela de tacto suave.
  • Tres columnas forradas de sisal.
  • Con refugio y plataformas de descanso.
  • Con un juguete colgante.

 

Detalles del producto:

 

Modo de empleo:

Elige el rincón de tu casa en el que prefieras colocarlo y deja que tu gato disfrute.

 

Material:

Madera, cuerda de sisal y tela de peluche.

 

Dimensiones:

38 x 38 x 105 cm

 

 

Tu gato lo tendrá todo en un único accesorio. Con el rascador esquinero para gatos Flamingo podrá rascar, jugar y dormir en el mismo rincón de tu casa en que decidas colocarlo.