Condroprotectores

11 Resultados

Condroprotectores para perros

Nuestros perros pasan la mayor parte de su vida en continuo movimiento, ya que necesitan liberar la energía que acumulan. En ocasiones, esto les conduce a sufrir lesiones articulares y en algunos casos los perros desarrollan enfermedades degenerativas. Por ello, es necesario que nuestros animales cuenten con medicamentos como los condroprotectores, indicados para la recuperación de las lesiones ocasionadas o para prevenir el desarrollo de enfermedades degenerativas de las articulaciones. 

¿Qué son los condroprotectores para perros?

Los condroprotectores son complementos alimenticios elaborados a partir de sustancias naturales que están indicadas para prevenir y tratar las enfermedades articulares en los perros. Están compuestos principalmente de glucosamina, condroitina y ácido hialurónico.

Por lo tanto, la función de los condroprotectores es ayudar a minimizar los síntomas o las molestias que provocan las enfermedades de las articulaciones y de los huesos. Además, se encargan de prevenir que estas enfermedades degenerativas avancen demasiado rápido y empeoren. 

Es importante recordar que los condroprotectores para perros se usan como complemento, no como tratamiento único. También es necesario que los perros lleven a cabo una rutina de ejercicios y unos cuidados específicos para mejorar su calidad de vida.

La alimentación es un factor esencial, ya que es necesario que la comida del perro ayude a mantener su sistema inmune en perfectas condiciones. Además, ya existen piensos que incorporan condroprotectores en su composición para ofrecer apoyo a la salud articular.

También, es necesario que tu perro descanse con unas condiciones óptimas. Para ello, proporciónale una cama adecuada para él, y si observas algún síntoma de molestia articular, lo ideal es que duerma en una cama ortopédica y que esté compuesta con espuma viscoelástica. 

¿Para qué problemas articulares sirven?

Los condroprotectores para perros pueden aliviar o prevenir la artrosis, la artritis, la displasia de cadera, la osteoartritis, la osteoartrosis, los traumatismos, y todo tipo de lesiones. Sin embargo, intervienen factores como el hereditario o el congénito, por lo que los condroprotectores no son decisivos en la disminución de este tipo de enfermedades.

A continuación, te explicamos las dos enfermedades articulares degenerativas más comunes:

  • La artrosis: Esta enfermedad progresiva y degenerativa provoca un dolor muy intenso en los perros. No puede ser curada, pero es posible que sea tratada para aliviar el dolor de tu perro.
  • La artritis: En este caso, las articulaciones de tu perro se inflaman. Las causas pueden ser por alguna infección o traumatismo que el animal haya podido sufrir, o también por alguna enfermedad congénita.

Los condroprotectores pueden ser muy beneficiosos en tipos de lesiones como los traumatismos. Si tu perro ha sufrido alguna caída y las articulaciones se han visto afectadas, estamos hablando de un traumatismo articular. En estos casos, los condroprotectores ayudan a calmar el dolor.

En algunos casos, estos medicamentos son importantes para tratar por ejemplo la displasia de cadera, en la que sus principales síntomas son la cojera y el desplazamiento del peso hacia las patas delanteras. Además, tu perro no querrá levantarse ni moverse apenas.

¿Cuáles son sus ventajas y beneficios en la salud de nuestro perro?

La principal ventaja es que los condroprotectores para perros previenen la descomposición del cartílago, porque cuando el cartílago empieza a descomponerse es el primer paso para que tu perro presente alguna enfermedad articular. 

Estos medicamentos contribuyen a una hidratación y nutrición de los cartílagos óptima, ya que ayudan a la regeneración y retrasan las enfermedades.

Además, disminuyen la inflamación, como en los casos de artritis, y la rigidez de la articulación. Así alivian el dolor y el sufrimiento del perro, garantizándole una mejor calidad de vida.

¿Cuándo dar condroprotectores a los perros?

Es recomendable proporcionar condroprotectores a tu perro cuando:

  • El animal tenga dificultad para tumbarse o levantarse.
  • Si le cuesta subir escaleras.
  • Se encuentra poco activo y no quiere salir a pasear ni jugar.
  • Camina de forma extraña y realiza movimientos que no son habituales.
  • Se sienta molesto ante cualquier roce.
  • Muestra rigidez sobre todo en las patas.
  • No puede estirarse correctamente.

En cualquiera de estos casos acude a una consulta veterinaria, y él será quien valore si tu perro debe comenzar o no un tratamiento con condroprotectores. 

Debes saber que si los perros son ancianos probablemente necesiten ingerir este tipo de medicamentos. Aunque también si son jóvenes y cuentan con una predisposición genética a sufrir enfermedades articulares, pueden necesitar llevar a cabo un tratamiento con condroprotectores. Por último, si tu perro sufre alguna enfermedad crónica y degenerativa de las articulaciones, tu veterinario puede que te recomiende suministrarle algún tipo de condroprotector.

¿Qué tipos podemos encontrar?

Algunos de los condroprotectores para perros más comunes son:

  • Cosequin: Es perfecto para los perros que están en fase de crecimiento y para los que realizan una actividad física elevada. Contiene ácido hialurónico, glucosamina y condroitín sulfato.
  • Condrovet: Ideal para los perros adultos y cachorros que presenten algún problema en las articulaciones. Este tipo está especialmente indicado para perros con problemas de displasia de cadera. 
  • Hyaloral: Para perros de raza pequeña o mediana, incluso para perros de raza muy grande. Es perfecto para que las articulaciones adquieran más resistencia y flexibilidad. 

En Kiwoko encontrarás las mejores marcas de condroprotectores para cuidar la salud articular de tu perro y prevenir que desarrolle alguna enfermedad degenerativa.