Kong

45 Resultados
Kong
5.99€ - 12.29€

Kong

El Kong para perros es uno de los juguetes que más estimula al mejor amigo del hombre. La razón es que expende comida a través del agujero que posee mientras desafía al animal a alcanzarla. De ahí que ofrezca múltiples beneficios tanto para el cuerpo como para la mente del perro, convirtiéndose en uno de los juguetes más socorridos para entretener al animal.

¿Qué es un Kong para perros?

El Kong para perros es un juguete que se caracteriza por estar hecho de un material rígido y altamente resistente a los mordiscos del animal, además de contar con un agujero por el que se puede introducir pienso o comida húmeda. 

De esta forma, el perro utiliza sus patas y su lengua para tratar de alcanzar la comida que contiene el interior del juguete, manteniéndolo entretenido durante largos periodos de tiempo.

Por ello, resulta un juguete útil tanto para canalizar la energía del perro como para estimular su inteligencia, recompensando al animal con el premio que supone obtener finalmente la comida que hay dentro. 

Este tipo de juguete está indicado para perros que pasan horas solos, que se distraen con facilidad y que sufren algún problema de conducta o trastornos como la ansiedad o estrés asociados a la separación del dueño. De cualquier forma, e independientemente de estos casos, siempre se puede recurrir al Kong como una forma de estimular a tu perro a través del juego.

¿Qué tipos de Kong para perros hay?

Para elegir el mejor Kong para tu mascota, primero hay que tener en cuenta las características del perro. 

De esta manera, si tu perro es un cachorro, puedes optar por rellenar el juguete con la pasta Kong Puppy para cachorros, snack indicado para perros con más de ocho semanas de edad que resulta nutritivo y sabroso. Así, puedes habituar desde pequeño a tu perro a utilizar este juguete tan estimulante para su desarrollo.

Otra alternativa es recurrir al llamado “Kong classic”. De un característico color rojo y forma piramidal, este resistente juguete rebota al ser manipulado, atrayendo y estimulando más al animal en su intento por alcanzar la comida que lleva en su interior. 

Existe una versión gigante de este Kong clásico, el Kong Extreme XXL, que puede ser de color negro y que resulta más adecuada para aquellos perros que tienen mucha energía, además de una mandíbula más fuerte. 

Y si por el contrario quieres innovar y ofrecer algo distinto a tu perro, el Kong Squeezz es una pelota de gel termoplástico que, aparte de resistir los mordiscos del animal y botar, emite sonidos para mayor estímulo del animal.

¿Qué podemos poner en un Kong?

La manera de rellenar el interior del Kong para perros depende de las necesidades y las preferencias del animal, ¡además de tu imaginación! 

De ahí, que si es la primera vez que lo utiliza o si se trata de un perro con baja tolerancia a la frustración, lo ideal será rellenarlo con pienso o golosinas, alimentos que mediante unos simples toques son fácilmente extraíbles del interior de este juguete. Así, el perro logrará comprender el funcionamiento del juguete y se acostumbrará a utilizarlo. 

Por el contrario, si lo que buscas es tranquilizar y mantener entretenido al perro mientras estás fuera de casa, se puede rellenar de comida húmeda, que resulta más difícil de alcanzar. De esta forma, tu perro empleará más tiempo manipulando el juguete en un intento por sacar la comida que lleva dentro.

Y si tu perro ya conoce el funcionamiento del juguete, entonces se puede combinar tanto pienso como alimento húmedo para rellenar el interior del Kong, aumentando así el nivel de dificultad y, por ende, estimulando mejor al animal.

¡Las posibilidades son infinitas!